Conflicto de intereses

Los Verdes y la Izquierda europea y el PSOE exigen a Cañete que dimita como comisario europeo

La esposa de Arias Cañete se acogió a la amnistía fiscal

Los supuestos conflictos de intereses de Miguel Arias Cañete tan sólo tienen, para la oposición, una salida: su dimisión inmediata como comisario europeo de Acción por el Clima y Energía. Así lo exigieron este martes tanto los socialistas españoles como los grupos Verde y de la Izquierda europeos, tras la comparecencia a puerta cerrada de Cañete en el Parlamento comunitario para explicar sus vínculos tanto con el caso Acuamed como con el escándalo de los papeles de Panamá, en los que el exministro de Agricultura se ha visto envuelto en los últimos meses.

Cañete compareció este martes ante la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara, en la que se sometió a las preguntas de todos los grupos políticos a puerta cerrada, un tratamiento poco habitual en el Parlamento Europeo. El comisario europeo aseguró nada más terminar su intervención que se siente "plenamente legitimado" para continuar en su cargo, ya que, a su juicio, no ha incurrido "en ningún conflicto de intereses" y ha cumplido "escrupulosamente" el código de conducta. "Mi actuación como comisario es intachable", zanjó Cañete.

Sus argumentos dentro de la sala fueron similares, según atestiguan varios eurodiputados españoles que estuvieron presentes en la reunión y pudieron formular preguntas. La relación de Cañete con Acuamed, su participación al aprobar la amnistía fiscal en España en 2012 de la que posteriormente se beneficiaría su mujer o la participación de ésta en una empresa implicada en los papeles de Panamá protagonizaron las preguntas de los parlamentarios al comisario.

Sus explicaciones convencieron a pocos: el grupo ALDE –los liberales, donde se encuadran UPyD y Ciudadanos– pidieron que Cañete comparezca en la comisión de investigación del Parlamento Europeo sobre los papeles de Panamá, mientras que el grupo GUE/NGL –el de Podemos, IU y EH Bildu– y el de Los Verdes –en el que se emplaza ICV– exigieron directamente la dimisión del comisario. Los socialistas españoles, por su parte, también son partidarios de que Cañete abandone su cargo, si bien la familia socialdemócrata europea únicamente ha planteado que se someta a las preguntas de la comisión de investigación de los papeles de Panamá.

Según fuentes presentes en la reunión, los portavoces de todos los grupos se reunieron tras la comparecencia de Cañete para tratar de acordar un informe y unas recomendaciones a modo de conclusión. No obstante, el PP europeo se ha negado a pactar esta resolución conjunta, según estas fuentes, por lo que finalmente serán los grupos quienes publicarán sus conclusiones por separado, si bien todos ellos –a excepción del PP europeo– negociarán durante la semana un texto común.

El caso Acuamedcaso Acuamed

Y es que, según los eurodiputados consultados por infoLibre, Cañete defendió durante su comparecencia que sus actividades no le generan ningún conflicto de intereses con el cargo que ocupa, algo que no está tan claro para los grupos (exceptuando al PP). Uno de los temas estrella sobre el que se preguntó al comisario fue sobre el caso Acuamed, una trama de corrupción en la que altos cargos de esta empresa pública –dependiente del Ministerio de Agricultura que ocupaba Cañete– habrían favorecido a diferentes constructoras a costa del erario público. Y el comisario, pese a que su nombre se ha vinculado con la trama, negó toda relación e insistió en que él no está siendo investigado.

Así lo explica Iratxe García, jefa de la delegación del PSOE en el Parlamento Europeo, que señala que Cañete argumentó que su nombre no está incurso en ningún procedimiento judicial. La vinculación con este caso, sin embargo, sí existe, y destacan casos concretos como el de la desalinizadora del Bajo Almanzora, en Almería, en la que la empresa FCC arrancó del Ministerio de Agricultura que lideraba Cañete un compromiso de pago de 40 millones de euros, según confirmó la extrabajadora Azahara Peralta Bravo, que fue despedida por oponerse al desembolso, ya que ella consideraba que la cifra correcta era de solo 3,5 millones. Cañete también insistió en que no había mantenido una reunión con la constructora FCC para, posteriormente, aceptar que sí se había encontrado con dirigentes de esta firma.

El comisario, de hecho, ha sido señalado por el exsecretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, y también por la actual directora general de Aguas del Ministerio de Agricultura, Liana Ardiles, como responsable del nombramiento del ex director general de Acuamed, Arcadio Mateo. Tanto Ramos como Ardiles aseguraron al juez Eloy Velasco en el marco de la investigación del caso Acuamed que Mateo "tenía una relación directa con Arias Cañete".

Cañete y el paraíso fiscal de Panamá

Al comisario también le preguntaron sobre la relación de su esposa, Micaela Domecq, con la empresa Rinconada Investments Group S.A., una compañía registrada por el bufete Mossack Fonseca y radicada en Panamá. Domecq, junto a otros 11 miembros de su familia, figuró como apoderada de cuatro cuentas corrientes depositadas en una filial suiza de Deutsche Bank a nombre de esta sociedad, según desveló en su día El Confidencial. Pero Cañete se mostró este martes reacio a asumir responsabilidades por estas actividades y apeló en todo momento a que su mujer y él tienen firmada la separación de bienes, por lo que él no tiene relación con estas actividades.

Así lo confirman los eurodiputados Florent Marcellesi (Equo) y Paloma López (IU), que explican que Cañete, además, argumentó que la sociedad panameña cesó su actividad hace varios años. No obstante, los parlamentarios denuncian que este cese de actividades no implica la liquidación de la empresa, que de hecho sigue en funcionamiento, si bien la familia Domecq la abandonó a comienzos del año 2010, según El Confidencial. Marcellesi, además, critica que la esposa de Cañete es "familiar en primer grado" del comisario, haya o no separación de bienes por medio.

No obstante, tal y como desveló infoLibre en 2014, Cañete y su familia estuvieron utilizando al menos cinco empresas panameñas para hacer negocios desde Panamá desde los años noventa. Cañete estuvo directamente ligado a la gestión de dos de esas sociedades, que a su vez eran propiedad de Havorad BV, otra empresa que hasta 2012 fue la principal accionista de Petrolífera Dúcar SL y Petrologis Canarias SL. El comisario fue socio minoritario de esas dos petroleras hasta 2014, cuando se deshizo de sus acciones precisamente para no incurrir en conflicto de intereses con su nuevo cargo.

Berkeley y la amnistía fiscal

Marcellesi también explica que Cañete fue cuestionado por el dictamen favorable que dio la Comisión Europea a la empresa minera Berkeley para construir la única mina de uranio a cielo abierto de Europa en el municipio de Retortillo (Salamanca). Se da la circunstancia de que Berkeley estaba asesorada por Manuel Lamela, ex alto cargo del Ministerio de Agricultura, cuando sometió el proyecto al dictamen de la UE. El informe, finalmente favorable, fue firmado por el mismo Cañete, que sin embargo este martes aseguró que su intervención se limitó a suscribir ese documento, que había sido elaborado por su equipo.

Pero aún hubo otro conflicto de intereses que interesó a los eurodiputados que interpelaron a Cañete: su decisión de no inhibirse en la reunión del Consejo de Ministros en la que se aprobó la amnistía fiscal a la que posteriormente se acogió su esposa, Micaela Domecq. Según Iratxe García, el comisario se justificó volviendo a recordar que tiene separación de bienes con su esposa y también defendió que no debía inhibirse ya que Domecq utilizó la regularización fiscal extraordinaria después de que ésta se pusiera en marcha, por lo que en el momento de aprobarla no existía ningún conflicto de intereses.

Podemos pide a PSOE y ALDE que apoyen la petición de comparecencia de Cañete ante el Europarlamento

Podemos pide a PSOE y ALDE que apoyen la petición de comparecencia de Cañete ante el Europarlamento

Más sobre este tema
stats