Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

Pobreza

La víctima utilizaba velas para alumbrar su vivienda

Estado en el que quedó la vivienda de Reus donde falleció una anciana de 81 años al incendiarse el colchón de su cama.

infoLibre

Una mujer de 81 años murió en la madrugada del lunes en Reus (Tarragona) tras incendiarse su piso a causa de una vela. Según informa el Periódico, la empresa que le suministraba energía le había cortado la luz hace dos meses, por lo que la anciana utilizaba velas para iluminarse.

Aunque, según publica este mismo periódico, vivía con una nieta mayor de edad, en el momento del incidente se encontraba sola. El fuego de la vela habría incendiado el colchón en el que dormía la víctima. 

Al parecer, la anciana cayó al suelo al intentar escapar de las llamas, pero aún no se sabe si la víctima se quedó dormida con la vela encendida o la utilizó de madrugada para desplazarse por la vivienda y se cayó, tirando la vela que provocó el incendio.

La mujer vivía en una situación tan precaria que recibía una ayuda de la empresa municipal Aigües de Reus que le ayudaba a abonar sus facturas del agua, aunque no recibía ninguna prestación para pagar el suministro eléctrico.

Los Bombers de Barcelona, Badalona y Cornellá denunciaron el pasado año que el 70% de los accidentes relacionados con incendios en viviendas se producían a causa de la pobreza energética. Los trabajadores relataban cómo la gente a la que se le había cortado el suministro de energía utilizaban todo tipo de técnicas rudimentarias y peligrosas para calentarse. Además de las velas, que es uno de los recursos más utilizados por las personas que sufren pobreza energética, los bomberos denunciaban todo tipo de situaciones, desde la quema de periódicos en el suelo al no tener chimenea, hasta una señora mayor que falleció en el incendio que se produjo mientras quemaba sus alpargatas para calentarse. 

El sindicato UGT Bombers se sumó este año a las denuncias del riesgo mortal que supone la pobreza energética. Además de destacar la estrecha relación entre este tipo de pobreza y los incendios, el sindicato hace hincapié en la falta de transparencia e información de las administraciones públicas sobre los accidentes. La rama sindical critica que los análisis recogen la estación del año, la hora, las edades y el sexo de las víctimas, pero a pesar de que han aumentado las víctimas vulnerables, "la administración no pone las herramientas para que los trabajadores puedan identificarlas y relacionarlas en sus informes, imposibilitando la valoración oficial y subjetiva".

Cruz Roja asegura que el 41% de las familias españolas que atiende sufre pobreza energética

Cruz Roja asegura que el 41% de las familias españolas que atiende sufre pobreza energética

De los 14 fallecidos en incendios domésticos en el 2015, los bomberos aseguran desconocer si las víctimas se encontraban en ese momento en riesgo de exclusión. Sin embargo, en 2014 –cuando murieron 10 personas solo en el primer trimestre del año a causa del fuego–  al menos siete puedieron atribuirse de forma directa e indirecta a los efectos de la pobreza en general, y seis de estos a la energética.

Además, las ocupaciones incontroladas y las viviendas precarias consecuencia de la pobreza energética generan riesgos eléctricos a raíz de instalaciones defectuosas, tomas realizadas sin las protecciones necesarias, sobrecargas y electrocuciones.

También destacaron los riesgos de las estufas improvisadas de leña y gas para calentar el hogar: en 2015 aumentaron un 20% las intoxicaciones por CO2 como consecuencia de la mala combustión de calderas sin las revisiones perceptivas o manipuladas en casa. Según el I Congrés Català sobre Pobreza Energética celebrado a principios de noviembre, son 645.000 las personas afectadas por pobreza energética en 2015, 260.000 personas más que dos años antes.

Más sobre este tema
stats