LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

La rentabilidad de Bankia

Mario Martín Lucas

El actual presidente de Bankia compareció ante los medios de comunicación el pasado 14 de abril, en su Bilbao natal, donde hizo unas manifestaciones que rápidamente se convirtieron en titulares de prensa: “Bankia será en 2015 una de las entidades más rentables, si no la más, de España”.

Nada que dudar sobre que ello pueda ser así, pues la profesionalidad, experiencia y buen hacer del señor Goirigolzarri en el negocio bancario es algo más que contrastado, aunque la finalidad de anunciarlo en el marco, y en la forma, que lo ha hecho, más allá de poder estar dirigido a elevar la autoafirmación del equipo que dirige, puede tener alguna derivada en el objetivo de realizar alguna nueva colocación de paquetes de acciones entre inversores institucionales, reduciendo la aún muy importante participación del Estado Español –a través del FROB- en Bankia. 

Bankia gana 244 millones hasta marzo, un 12,8% más

Bankia gana 244 millones hasta marzo, un 12,8% más

Pero el señor Goirigolzarri sabe muy bien, que esa rentabilidad que anuncia, y de la que ya presume, tiene importantes contrapartidas, en primer lugar la de cada uno de los españoles que aportaron 22.400 millones euros de ayudas públicas en esa entidad –lo que supone unos 500 euros por ciudadano- , en segundo lugar la de quienes suscribieron acciones Bankia en su OPV de julio de 2011 por 3.092 millones euros que perdieron, con unas cuentas, presuntamente, no reales –asunto incurso en proceso judicial sobre el cual el banco nacionalizado ha tenido que depositar 800 millones euros de fianza–, en tercer lugar los preferentistas que no han sido atendidos en el proceso de arbitraje, los cuales han tenido que recurrir a reclamaciones judiciales por un valor total de 1.523 millones de euros y en cuarto lugar los 4.500 empleados que han sufrido desvinculaciones laborales con la que era “su casa”, casi 600 de los cuales fueron despidos forzosos, aun existiendo peticiones de salidas voluntarias no atendidas, en un proceso sin transparencia, siendo liquidados en las condiciones de la “reforma laboral” impuesta en España por el PP, a razón de 20 días por año trabajado, un 40% de cuyos importes no han sido pagados, en los casos en los que éstos trabajadores hayan recurrido a los tribunales en defensa de sus intereses, reclamando sus despidos como improcedentes.

Hay demasiadas heridas en relación a Bankia. El señor Goirigolzarri está cumpliendo con tino el encargo que se le hizo desde el Ministerio de Economía, y debe evadirse de quien tenga urgencias en realizar nuevas ventas de paquetes de acciones en el banco nacionalizado, ya que hoy su cotización cerró a 1,28 euros, veintitrés céntimos por debajo del valor al que se realizó la primera colocación de acciones a institucionales, en febrero de 2014 (1,51 euros). El trabajo siempre da resultados y la mejor combinación es con paciencia y prudencia, tal como citó Periandro de Corinto: "En la prosperidad modérate; en la adversidad resígnate y sé siempre prudente".

Mario Martín Lucas es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats