LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Librepensadores

Lo que sea, pero en vena

Pako Martí

Las palabras, las frases, los párrafos desgranan sus intenciones sin mas intermediarios que ellos mismos. Por eso escribo. No necesito sujetos sin o con predicado que fluyan por mis arterias. Hay, existen demasiados personajes de medio pelo, sujetos que no merecen predicado, tóxicos en su mayoría, burdos, sin ningún fuste que aparecen de modo excesivo en los medios barajando teorías que te pueden provocar una sobredosis letal.

Me aburre las pastillitas de 0,5 o 1 g. Los discursos populista que la gente traga sin apenas un sorbo de agua, a pelo. Bucle tras bucle. Todo impostado, falso y miserable.

El buen párrafo te sube sin apenas darte cuenta.

Los gramos de información que desparraman los medios de comunicación son, en muchas ocasiones, paradójicos, adulterados o ad hoc. Se simultanean según la noticia y generalmente ni te sorprenden ni te suben una mierda. Colocarse al pairo, o no querer frontear la tormenta cuando arrecia, es de cobardes. Tras estas reflexiones, están las líneas editoriales. Nada que añadir. Nada que escribir.

Adjetivar la época es una mera cuestión de coherencia. Malos tiempos, difíciles, radicales. No hay héroes, solo supervivientes. Supervivencia en vena, pura, sin adulterar. Existir. Día a día. Soy un afortunado de la palabra. Escribo lo que me da la gana y porque me da la gana. No vivo de esto.

Hay quien teme escribir, quien se autocensura de un modo irracional. Quien teme la repercusión de las estúpidas redes, de los heaters, que no son más que un puñado de peña cabrada en la barra de un ordenador, temiendo el parpadeo del cursor y disparando balas de fogueo desde el anonimato. Que os folle un pez.

Lo que sea, señores, pero en vena.

Me queda poco café en la taza, pocos cigarros aliñados y un par de temas de Adele, a la que escucho machaconamente en mis AirPods, directos al cerebro. Pocas palabras, unas 320 marca el Word. El cielo predice agua y hay poco más que escribir de estos tiempos crueles, donde la vida y la muerte no es más que una cuestión de buena o mala suerte.

De purísima y oro.

Pako Martí es socio de infoLibre

Más sobre este tema
stats