LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

Los estrenos de la semana

‘La habitación’: El infierno en unos metros cuadrados

Escena de la película 'La habitación'.

infoLibre

El mundo de Jack está contenido en una habitación. El cuarto en el que su madre y él están confinados desde que esta fue secuestrada a los 19 años. En ella, la joven trata de crear una vida para su hijo de cinco años, aunque esta tenga siempre los colores del encierro. En La habitación, el director irlandés Lenny Abrahamson, basándose en la novela de Emma Donoghue, se sirve del imaginario de los casos como el del monstruo de Amstetten para reflexionar en torno a las tensiones entre libertad y seguridad.

El drama le ha valido cuatro nominaciones a los Oscar, que se celebran el próximo domingo, incluyendo mejor película y mejor director. La actriz Brie Larson, que da vida a la protectora madre de Jack, es la principal candidata a mejor intérprete femenina en los premios de Hollywood, después de triunfar en esa categoría en los Globos de Oro (otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera) y los Bafta (galardones de la Academia Británica). 

En el otro extremo del espectro cinematográfico, Michel Bay (Armageddon, Pearl harbor, La Roca) retrata en 13 horas: los soldados secretos de Bengasi el ataque al consulado de Estados Unidos en Libia el 11 de septiembre de 2012. Usando todo el músculo de una película de acción, Bay cuestiona la actual política exterior estadounidensesin abandonar por ello el patriotismo y las alabanzas a la fraternidad y el honor del ejército. Los héroes son los exsoldados de la CIA, y los incompetentes son sus superiores, que no les permiten defender la plaza convenientemente. Que estos formaran parte de la administración Obama, que Hillary Clinton fuera entonces responsable de la diplomacia, y que la película se estrenara en plena carrera presidencial no parecen datos que se deban pasar por alto. 

Más estrenos

Brooklyn narra la migración de una familia irlandesa a Estados Unidos en los años cincuenta, tocando de refilón el mito del sueño americano, con un tratamiento más bien clásico y nominada también a los Oscar. Dos películas españolas ponen de relieve dos aspectos totalmente distintos del cine nacional: Tenemos que hablar es una comedia que aspira a buenas cifras de pantalla, protagonizada por Michelle Jenner y Hugo Silva; La decisión de Julia es el relato en blanco y negro de un amor condenado a extinguirse que toma su inspiración de La voz humana de Cocteau. 

Más sobre este tema
stats