PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los fiscales del 'procés' fuerzan una guerra por la amnistía que amenaza con partir en dos la cúpula fiscal

De viva voz

La agonía del gallo

El poeta Javier Alvarado.

Javier Alvarado

La agonía del gallo

  ¿Quién puede reír sobre esta roca fúnebre de los sacrificios de gallos?

Virgilio Piñera

Quédate aquí en la tierra

Y observa la danza sanguinolenta del gallo.

Nuestros niños y mujeres

Aprenderán los rituales

De montería.

Bailarán como animales

Bajo los efectos

De la crianza

Y el cultivo.

Nos esperarán

Como el bosque

A la tormenta

De su amante.

Nuestro será el alcor desesperado de los ciervos

Su congoja por la bala enemiga

Pronunciando ese silbato

(Ese

Forzar

Del

Salto

Hacia la muerte).

No hay ser más desvalido

Ante la caza

Que el propio ciervo

(Su salto contiene la ternura total del paroxismo)

Pero el ciervo no le ganará su lugar al gallo

Criado por nosotros,

Que se demistifica cada día

Supurando cantos

En el coro de sus plumas

En ese silencio oscuro e iluminado

Que trasciende la mocedad de las mañanas.

Mi vida es otro sol

En la superficie continental y también lo es

En el laudatorio de las islas.

En los diversos idiomas

El gallo revela su secreto:

Es un guerrero para anunciar la luz

Esgrimiendo su cresta a la penumbra

Para llevar su continuidad

Sin ser héroe

En la fecundación

De la gallina,

Género madre,

Género lucidez

Del huevo

Áureo, claro, seminal,

Fecundo.

Bárbaro su inútil aletear

Cuando nuestra mano que lo crió

Ejecuta

El rito criminal de su degüello.

*Javier Alvarado (Santiago de Veraguas, Panamá, 1982) es poeta. Su último libro, Javier Alvarado Epopeya de las comarcas (Valparaíso Ediciones, 2017).

Más sobre este tema
stats