Política cultural

Las nuevas ayudas al cine: más “plurales”, menos presupuesto

Fotograma de 'Lost in La Mancha'.

El nuevo sistema de ayudas al cine, llamado a cambiar la cara de la industria, acaba de concluir su primera prueba de laboratorio. El pasado viernes se publicó la resolución con la lista de películas beneficiadas por la subvención del Ministerio de Cultura, de la que se pueden extraer las primeras conclusiones sobre el funcionamiento del nuevo sistema. Las ayudas de 2016 son las primeras en sustituir las ayudas a posteriori —procedimiento que condujo al fraude de taquilla hecho público en noviembre— por un pago por proyecto, que asigna una cantidad a cada película en función de "criterios objetivos" de la producción, y no en base a su funcionamiento comercial. 

"Lo que teníamos antes de este resultado era cara de interrogante", resume Ramón Colom, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE). La resolución llega, de hecho, muy tarde: aunque están pensadas para que los filmes obtengan el 20% de la ayuda antes de ponerse a rodar, a estas alturas del año muchos han avanzado ya en la producción. Ahora, explica Colom, descubren que los resultados son mejores y más "plurales" de lo que podían esperar. Y eso que la resolución, que beneficia a 20 películas en las ayudas generales —las destinadas a filmes de grandes presupuestos— y 41 en las selectivas —pensadas para las independientes, animación y documentales—, da una de cal y otra de arena. 

Primero, las malas noticias. En esta primera convocatoria se recogen ayudas a 61 largometrajes, a los que se destinan 27 millones de euros, aunque aún faltan por asignar 10 millones de euros, que se repartirán en una segunda fase sin fecha todavía. Así, el total superaría el dedicado el año pasado, 34 millones para 75 filmes según la memoria del Ministerio, pero quedaría lejos todavía de los 57 millones para 107 filmes de 2014. "Lo venimos diciendo desde el principio", admite Colom, cuya organización ha estado presente en las negociaciones desde el comienzo, "El problema está en el dinero que hay para las ayudas, que solo nos da para esto. Y porque hay un doble pago, los pagos de las nuevas y el que vamos arrastrando del 2014 [faltan por ingresar ayudas a posteriori]". Su esperanza: que en 2017 se alcancen los 50 millones de euros. 

El papel de las televisiones

Ahora, lo bueno. Las bases establecidas —un mínimo de 1,3 millones de presupuesto y el 35% de la inversión ya garantizada— hacían temer una preminencia de las cadenas de televisión que al final no ha ocurrido, según los productores. Atresmedia y Mediaset están detrás de siete de las 20 películas más beneficiadas, según FAPAE, cuando el año pasado la primera figuraba, por sí sola, en 10 proyectos. De hecho, Colom asegura que las televisiones no están precisamente contentas con este resultado, aunque es imposible saber cuánto dinero recibirán, porque están ocultas dentro de empresas más grandes.

Así, Mediaset participa como coproductora, según datos recopilados por la Federación, en los filmes Marrowbone, Tadeo Jones 2 y Perfectos desconocidos; y Atresmedia está en Toc toc, Las leyes de la termodinámica, El guardián invisible y Abracadabra. Esta última, del director Pablo Berger (Blancanieves), es para Colom un ejemplo de que "la inversión de las televisiones puede ir también a un cine de autor". Las demás, sin embargo, tienen un carácter más comercial: Marrowbone es el debut de Sergo G. Sánchez, guionista de El orfanato y Lo imposible; Toc toc es la versión cinematográfica de un taquillazo teatral; Tadeo Jones 2 es la secuela de una de las películas más rentables del cine español...

"Es un sistema distributivo, no solo hay películas de un género, no solo de entretenimiento", asegura Colom. Entre las beneficiadas, está El hombre que mató a don Quijote, un proyecto sobre el intento de Terry Gilliam de rodar una versión del clásico que ha estado maldito durante añosThe bookshop, de Isabel Coixet; Don't fuck around with love, nuevo proyecto de Carles Marques-Marcet (que se estrenó con el exitoso y pequeñísimo filme 10.000 km); Efecto kosher, producción de Santiago Segura; Thi Mai, un drama de Patricia Ferreira con Aitana Sánchez Gijón...

La clase media del cine

Hay otra diversidad que, sin embargo, el nuevo sistema del Ministerio no atiende. De las 20 películas que reciben ayudas generales, solo dos de ellas están por debajo del millón de euros. La clase media del cine español, que se sitúa entre los 500.000 y los 100.000 euros y que en 2015 eran un 8% de los filmes beneficiados, desaparece en 2016. Eso, a falta de saber cuáles son los presupuestos de los largometrajes incluidos en las ayudas selectivas, un dato que el Ministerio todavía no ha hecho público. Colom da la voz de alarma con respecto a esta tendencia: "Lo que está pasando con las películas medias está pasando en todas las cinematografías cercanas. Desde luego tienen que mantenerse, y lo que hay que ver es si hay que crear algún tipo de ayudas para que se sigan pudiendo hacer".

La resolución de las ayudas selectivas publicada por el Ministerio es una lista de un solo folio —se debe, según la administración, a que no es definitiva— en la que no figura ni el coste total de cada proyecto (por lo que es imposible saber qué porcentaje del mismo sufraga la institución) ni qué productora lo gestiona. A la espera de más datos, Colom asegura que es "una buena señal" que el filme más beneficiado por ellas sea Las furias, dirigida por Miguel del Arco, gran nombre del teatro, y producida por Aquí y allí Films, responsable de Magical Girl, una de las revelaciones de la pasada temporada. 

La segunda fase de la convocatoria, que otorgará otros 10 millones a otras tantas películas —si se cumple el millón de euros de media por proyecto en esta primera fase— permitirá que algunas películas excluidas esta vez prueben suerte de nuevo. Será el caso de El año de la plaga y La estrategia del pequinés, que obtuvieron suficiente puntuación pero que fueron desestimadas porque el presupuesto se había "agotado". Pero también de filmes como Cold love o Barkatu (Perdón), que no presentaron la documentación necesaria. O Historia de un sentimiento y En las estrellas, dos de las cuatro que no llegaron al 35% de inversión garantizada y que esperan lograrlo hasta el 3 de agosto, cuando se cierra la convocatoria. En una de ellas, adelanta Colom, ya se ha mostrado interesada la cadena de televisión online Netflix. 

'Tierra firme': utopías familiares

'Tierra firme': utopías familiares

Más sobre este tema
stats