Patrimonio cultural

El Picasso incautado a Jaime Botín llega al Museo Reina Sofía

Imagen de 'Cabeza de mujer joven' facilitada por la Aduana francesa.

infoLibre

El cuadro de Pablo Picasso incautado a Jaime Botín el pasado 31 de julio en Córcega llegó en la tarde del martes a España y fue trasladado al Museo Reina Sofía de Madrid, donde quedará custodiado por las autoridades españolas, ha informado Europa Press. La policía francesa interceptó la obra Cabeza de mujer joven, valorada en 26,2 millones de euros, cuando iba a ser trasladada a Suiza, pese a que la Audiencia Nacional había prohibido su salida de España.

Fuentes de la Aduana Francesa han precisado que un avión de la Guardia Civil se desplazó el martes a territorio galo con un destacamento de la Guardia Civil a bordo. Con él viajaba un equipo del Ministerio de Cultura que ha supervisado el traslado. La Aduana gala ha explicado en un comunicado que el cuadro se ha devuelto "en el marco de la colaboración penal internacional puesta en marcha por los jueces franceses y españoles". Desde el pasado mes de mayo un equipo de Patrimonio de la Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado se encontraba tras la pista de la citada pintura.

Para el traslado desde el aeropuerto de Torrejón de Ardoz hasta el Reina Sofía se ha establecido un dispositivo de seguridad integrado por agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (los antidisturbios de la Guardia Civil) y una agrupación de Tráfico. Fuentes de la Guardia Civil han asegurado a Europa Press que están en conversaciones con el Ministerio del Cultura para determinar el lugar exacto en el que será alojado el cuadro mientras prosigue la investigación. Es el Tribunal Supremo quien debe decidir sobre el fondo del caso, después de que Botín recurriera la prohibición de la Audiencia Nacional de exportar el lienzo. 

El destino del cuadro

A corto plazo, el cuadro permanecerá en el Reina Sofía, que puede brindar las condiciones necesarias para su correcta conservación. El Ministerio de Cultura, de quien depende la dirección general de Bienes Culturales, no ha querido precisar a este periódico qué ocurrirá con la obra a medio plazo. La Ley de Patrimonio Histórico indica que "pertenecen al Estado los bienes muebles integrantes del Patrimonio Histórico Español que sean exportados sin la autorización requerida".

La Fiscalía investiga si Jaime Botín pudo incurrir en un delito, pero lo hace por medio la fórmula poco frecuente de "expediente gubernativo" y ha evitado abrir "diligencias penales". Exportar bienes del Patrimonio Histórico supone, según la Ley de Patrimono, un delito de contrabando si el valor de la obra supera los 18.000 euros.

El lienzo fue incautado por los agentes de aduanas de la brigada de Calvi (Córcega), quienes se interesaron por la situación del cuadro a raíz de "un intento de exportación a Suiza" desde la oficina de aduanas de Bastia, en esa misma isla francesa. Así, el pasado 31 de julio abordaron el barco que transportaba la pintura, que en ese momento estaba atracado en el puerto deportivo de Calvi.

Una pintura "inexportable"

Ya en 2012, Botín había tratado de sacar de España el lienzo, perteneciente al periodo de Gósol del pintor malagueño (1906), a través de una petición de exportación que se presentó el 5 de diciembre de ese año ante la Secretaría de Estado de Cultura. En ella, Botín autorizaba a la casa de subastas británica Christie's a realizar un traslado desde Madrid con destino a Londres.

Unos días después, la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español, que debe aprobar o no el traslado, denegó el permiso con el argumento de que no existe "una obra semejante en territorio español", que se trata de una de las pocas pinturas de una etapa en la que el autor "se ve claramente influenciado por la plástica del arte ibérico" y en la que su trabajo influyó "decisivamente, no sólo en el cubismo sino también en la evolución posterior de la pintura del siglo XX".

Este mismo organismo encargó a la conservadora jefe de Pintura y Dibujo del periodo 1881-1936 del Museo Reina Sofía un informe en cuyas conclusiones se destacaba la "excepcional importancia" de la pintura, adquirida por Botín en 1977 a la Marlborough Fine Art de Londres.

Con esta valoración, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas dictó una resolución el 19 de diciembre de 2012 en la que denegaba "el permiso de exportación definitiva" del cuadro y pedía a la Comunidad de Madrid que declarara la pintura como Bien de Interés Cultural. La Audiencia Nacional ratificó el pasado mayo esta decisión, aunque la sentencia fue recurrida por Botín y el asunto se encuentra actualmente en el Tribunal Supremo. 

Procesado el banquero Jaime Botín por sacar de España un Picasso incautado en un barco en Córcega

Procesado el banquero Jaime Botín por sacar de España un Picasso incautado en un barco en Córcega

Más sobre este tema
stats