GESTIÓN PÚBLICA

Sólo 10 trabajadores de la Tesorería de la Seguridad Social tienen menos de 29 años

La oficina de la Seguridad Social en Reus (Tarragona).

Sólo 10 de los 11.090 trabajadores de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) tienen menos de 29 años. Pero no es la única cifra que revela el serio problema de envejecimiento que sufre el organismo: el 83% de su plantilla supera los 50 años, según la información de la Secretaría General de Recursos Humanos a la que ha tenido acceso infoLibre. El porcentaje es alarmante porque supera en 22 puntos porcentuales la media de la Administración General del Estado, donde el 61% de los empleados tiene más de medio siglo de edad. En 2009 eran el 42%. La congelación de la oferta de empleo público no sólo ha encogido las plantillas, sino que también las ha envejecido.

En la Tesorería General de la Seguridad Social la nómina se ha reducido en un 17,2% desde 2011, cuando llegó a contar con 13.401 trabajadores. Cada año se jubilan en este organismo una media de 426 empleados. El grupo de edad con mayor presencia son los que tienen entre 55 y 60 años, que representan el 32,8% de la plantilla. Si se les suman los que superan ahora los 60, en la próxima década se jubilarán más de la mitad de los trabajadores, el 54,6%.

En el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la situación no es mucho mejor. Desde 2011 ha perdido un 16% de su plantilla de funcionarios. Actualmente cuenta con 10.533, más 652 laborales. Y el declive no va a parar. Según las previsiones del propio organismo, el número de sus funcionarios se recortará en un 31,6% hasta 2020, cuando sólo tendrá 8.329 empleados públicos de carrera. De media, en el INSS se jubilan 272 personas al año.

Según un informe elaborado por CCOO, la Seguridad Social al completo ha perdido un total de 4.249 empleados desde 2009. Después de años sin oferta de empleo público, el Gobierno aprobó el pasado mes de julio la mayor desde que empezó la crisis, 28.249 plazas. Esa oferta de empleo público para 2017 consiste en 20.280 puestos, distribuidos en una oferta ordinaria de 15.998 plazas y otra extraordinaria para 2017 y 2018 de 4.282 plazas más, de las cuales 546 corresponden a la Seguridad Social. Para promoción interna, el Gobierno ha aprobado otras 7.798 plazas.

Autoservicio telemático

La reducción que sufre la plantilla se produce de forma simultánea a la progresiva implantación de la Administración electrónica. Así, la Seguridad Social incentiva a sus trabajadores para que disminuyan el número de certificados, tarjetas sanitarias europeas y certificados provisionales sustitutorios, por ejemplo. Si los recortan en un 5%, cobrarán más productividad. Otro de sus objetivos es que el 40% de las solicitudes de prestaciones de maternidad y paternidad y el 25% de las jubilaciones se tramiten electrónicamentesolicitudes de prestaciones de maternidad. Al tiempo, según denunció en su día UGT, el 27% de las oficinas de la Seguridad Social están atendidas por sólo dos o tres trabajadores. La CGT, por su parte, denuncia que la falta de plantilla se está traduciendo en retrasos de hasta 15 días en la tramitación de subsidios, maternidades e incapacidades temporales.

La idea de los gestores de la Seguridad Social, de acuerdo con la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, es que los usuarios –a quienes se llama “clientes”– realicen los trámites en los ordenadores de las oficinas, ayudados por un “coach”coach, y de esta forma“potenciar el autoservicio para aquellos procedimientos más sencillos, como la Vida Laboral o estar al corriente de los pagos de la Seguridad Social”.

Así, la atención presencial se ha reducido considerablemente en los últimos años, a tenor de las estadísticas que maneja la propia Seguridad Social. En 2010 fueron atendidos por el personal de las oficinas 10,9 millones de ciudadanos; en 2016, sólo 7,5 millones, un 31,2% menos. Por teléfono, fueron asistidas 6,3 millones de personas en 2013. El año pasado ascendieron a 6,5 millones, un 4% más. No obstante, la atención telefónica ya no la prestan funcionarios, sino que se encuentra privatizada desde agosto de 2015. Lo presta Extel Contact Center, una filial de la multinacional de los recursos humanos Adecco, a cambio de 10,38 millones de euros. Sus teleoperadores no sólo atienden las consultas de los usuarios, sino que también realizan los trámites que les soliciten.

Por lo que respecta a los servicios telemáticos, su uso aún es limitado pero creciente. Las estadísticas de la Seguridad Social establecen un número de solicitudes de registro en su web de 398.725 en 2016, cifra que duplica las de tres años antes. Y avanzan a buen ritmo: sólo en lo que va de año ya se han superado los registros de 2016, con 414.672.

La Seguridad Social pagará 100.000 euros en horas extras a sus funcionarios para desatascar las solicitudes de pensiones

La Seguridad Social pagará 100.000 euros en horas extras a sus funcionarios para desatascar las solicitudes de pensiones

Más sobre este tema
stats