La precariedad del Ibex

El 67% de los empleados de ACS son temporales y el 61% de la plantilla de Inditex trabaja a tiempo parcial

El presidente de ACS, Florentino Pérez.

Las compañías del ÍBEX 35 ganaron 36.400 millones de euros en 2016, un 18% más que el año anterior, pero han elevado sus plantillas apenas un 0,3%. De hecho, sólo una, Inditex, ha aumentado de personal al crecer su actividad; el resto tiene más empleados únicamente porque ha adquirido otras empresas. Ferrovial, que compró ese año Broadspectrum, una firma australiana, también fue la compañía donde más crecieron los gastos de personal, 1.000 millones de euros, un 36,1%.

Sin embargo, el gasto total en personal de las 35 empresas del ÍBEX se redujo en un 0,7% –481,16 millones de euros– en 2016 respecto del ejercicio anterior. Y aún más cayó el gasto medio de personal, un 3,6%. La compañía que más lo recortó fue Telefónica, casi un 21%, seguida de Caixabank –13,4%– y Endesa –11,7%–. Si la atención se pone en el gasto salarial medio, resulta que las mayores compañías españolas sólo subieron sus sueldos un 0,5% en 2016. El gasto de personal –salario, cotizaciones a la Seguridad Social, indemnizaciones por despido, aportaciones a planes de pensiones y retribuciones con acciones– por empleado de las empresas del ÍBEX 25 es de 55.000 euros al año; de esa cifra, 33.000 euros corresponde a los salarios.

Este conjunto de cifras procede de la radiografía que la Fundación Primero de Mayo de CCOO ha hecho del selectivo bursátil español en su informe anual sobre los indicadores de buen gobierno de estas 35 compañías. Para explicar la contención de la partida de personal de estas grandes empresas, además de al número de trabajadores, hay que atender a los cambios en las características de las plantillas. De las 35 empresas del ÍBEX, sólo 18 publican cuántos de sus empleados trabajan a tiempo parcial. En conjunto, los trabajadores por horas representan el 16,57% de su personal, un punto por encima de la media nacional en 2016. Ese año, además, crecieron un 14,2% respecto del anterior, mientras que los trabajadores a tiempo completo sólo aumentaron un 3%.

Pero las cifras se multiplican en algunas compañías. En Inditex, el 61% de su plantilla tiene jornadas a tiempo parcial jornadas a tiempo parcial. La segunda empresa con más empleados con este tipo de contrato es Ferrovial, y cuenta con muchos menos: el 14,8%. Indra alcanza el 14% y Mediaset, el 12,6%. En AENA, Banco Popular y Red Eléctrica, casi toda la plantilla tiene empleos a jornada completa.

A tenor de las cifras reveladas por el informe, algunas de las grandes compañías han aumentado el número de sus trabajadores apostando con verdadero entusiasmo por el empleo a tiempo parcial. Así, Bankinter elevó nada menos que un 777% la nómina de sus empleados por horas en 2016, e Indra un 112,3%, mientras reducía la de trabajadores a tiempo completo un 18,4%. Mediaset la aumentó un 58,4% y Meliá Hotels un 48,7%. También Caixabank y el Banco Santander han optado por las medias jornadas, con un alza, respectivamente, del 26% y el 23,3% –y un descenso del tiemplo completo del 4% en este último caso–. Pero la compañía que más empleados a tiempo parcial contrató en 2016, en números absolutos, fue Inditex: 10.439, casi cinco veces más que Indra –2.539 personas– y el Santander –2.000–.

Por el contrario, la tasa de temporalidad de las 35 grandes el ÍBEX, el 16,7%, está casi 10 puntos por debajo de la media nacional. Excepto en una empresa, la constructora ACS, en la que asciende al 67%, muy por encima del 28% de Meliá Hotels o el 25,6% de Técnicas Reunidas. En Inditex, el 20% de la plantilla tiene un contrato temporal. Por el contrario, no llega ni al 1% el empleo de este tipo en Bankia, Cellnex, Merlin Properties, Red Eléctrica y Banco Popular.

Techo de cristal

En conjunto, las mujeres representaban en 2016 el 48% de las plantillas del ÍBEX, 1,2 puntos porcentuales más que el año precedente. Once de las 35 empresas del índice emplean a más mujeres que hombres: en Inditex las trabajadoras suman el 75,7% y en los supermercados DIA, el 65%. Pero también son mayoría en el Banco Sabadell –56%–, el Santander –55%– y Mapfre –55%–. Por el contrario, en Acerinox apenas equivalen al 11,6%, en Gamesa al 18% y en Cellnex al 20%.

Las grandes del ÍBEX son un claro ejemplo del techo de cristal: pese a que las mujeres equivalen a casi la mitad de sus empleados, sólo el 13% de los altos directivos lo son: 54 de un total de 413. El informe destaca que en seis empresas no hay ni una sola mujer en sus equipos de dirección: Acerinox, Merlin Properties, Gamesa, Telefónica, Iberdrola y Viscofan. En Acciona e Inditex, las compañías con más directivas, sólo tienen a cuatro mujeres cada una en la cúpula ejecutiva. Inditex, además, es la empresa con mayor plantilla femenina: 122.974 trabajadoras. Otro ejemplo: el 54,6% de los empleados de Bankia son mujeres, pero sólo uno de sus cinco altos ejecutivos lo son.

Al pasar a los consejos de administración, resulta que las mujeres representaban sólo el 20% de sus miembros en 2016, después de que ese año se incorporaran siete nuevas consejeras. En cualquier caso, Abertis y Santander cuentan con un 40% de mujeres en sus consejos, mientras que Red Eléctrica e Iberdrola alcanzan el 36% y el 35%. En cambio, Cellnex no tiene ninguna consejera y Técnicas Reunidas nombró a su primera mujer en 2016. Repsol, Técnicas Reunidas, Mediaset, Ferrovial, Bankia, Endesa, Amadeus y Viscofan sólo cuentan con una. Es más, sólo dos de las 89 consejeras del ÍBEX tienen cargos ejecutivos: Ana Patricia Botín en el Santander y Concepción Dancausa en Bankinter. La mayoría, el 31%, son consejeras independientes.

Los mejor pagados y los más 'pobres'

Si el gasto de personal de las compañías del ÍBEX se redujo en 2016, y más aún el gasto por empleado, las retribuciones de sus primeros ejecutivos se elevaron un 9,2% y un 8,6% las de los equipos de dirección. Sin embargo, la remuneración de los consejos de administración se redujo un 3,4%.

De media, los presidentes ejecutivos y consejeros delegados cobraron cuatro millones de euros. Aunque quedaron muy por encima las retribuciones del presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, que se llevó 15,3 millones gracias a un paquete de opciones sobre acciones, o los 9,9 millones de Ana Patricia Botín. Pablo Isla se embolsó 10,4 millones en Inditex e Ignacio Sánchez Galán 9,4 millones en Iberdrola. Los pobres del ÍBEX son los presidentes de las semipúblicas AENA –166.000 euros para José Manuel Vargas–, Bankia –750.000 euros para José Ignacio Goirigolzarri– y Red Eléctrica –750.000 también para el consejero delegado, Juan Francisco Lasala–.

De esta forma, la brecha entre los salarios de las cúpulas del ÍBEX y los que cobran sus trabajadores se ensancha. En 2016, la retribución media de un presidente ejecutivo o consejero delegado equivale a 123 veces el sueldo medio de su plantilla. Y esa distancia aumentó 10 puntos respecto al año anterior. Pero se trata de un promedio. Si se pone la lupa en algunas empresas, la brecha se convierte en abismo. En Inditex, la diferencia entre lo que cobra Pablo Isla y la nómina media de sus empleados es una ratio de 559Pablo Islaratio. En Ferrovial, Rafael del Pino cobra 406 veces el salario medio. En el Banco Santander, la remuneración de Ana Patricia Botín multiplica por 233 el sueldo medio de sus trabajadores. Por el contrario, las empresas menos desiguales son también las semipúblicas AENA –con una ratio de 4,7–, Red Eléctrica –12,1– y Bankia –14,4–.

El desfase entre las máximas retribuciones y los sueldos de las plantillas se entiende mejor si se tiene en cuenta que Inditex tiene el tercer gasto salarial medio más bajo del ÍBEX, 18.500 euros. Sólo en DIA, con 15.000 euros, y en Meliá Hotels, con 18.400, el sueldo medio es peor. La empresa con mejores salarios, por el contrario, es la inmobiliaria Merlin Properties, que paga una media de 283.000 euros a cada uno de sus 132 empleados, la plantilla más pequeña del selectivo. Esta socimi también es una de las empresas con menor desigualdad entre trabajadores y cúpula directiva: su primer ejecutivo cobra 22 veces el sueldo medio; sus consejeros, el triple, y los miembros del equipo directivo, 1,5 veces la retribución promedio.

Repsol, reina del blindaje

En el otro extremo, las cuatro empresas con brechas más amplias, tanto si se consideran los primeros ejecutivos, como los consejeros y la alta dirección, son Inditex, Santander, Ferrovial y Mapfre. Además, de los 759 contratos blindados de que disfrutan los consejeros, ejecutivos y directivos del ÍBEX, 244 pertenecen a Repsol –45 menos que en 2015–. A considerable distancia le siguen los 77 de Grifols y los 62 de BBVA. Cinco empresas dicen no tener ninguno: ACS, AENA, Banco Popular, Bankinter y Mapfre.

Finalmente, el informe de la Fundación Primero de Mayo destaca que cinco empresas del índice pagaron en 2016 dividendos a sus accionistas muy por encima de los beneficios obtenidos. Gamesa distribuyó 1.026,9 millones de euros entre sus accionistas, casi 3,5 veces los beneficios de ese ejercicio. Acerinox, casi el doble de lo que ganó: 124,2 millones de euros. Los 3.647,9 millones de euros en dividendos repartidos por Telefónica multiplican 1,5 veces sus resultados. Ferrovial los superó 1,4 veces y Mediaset los excedió en casi cinco millones de euros.

Los empleados de las 23 tiendas que Amancio Ortega cerrará en Galicia piden a Inditex que los recoloque en iguales condiciones

Los empleados de las 23 tiendas que Amancio Ortega cerrará en Galicia piden a Inditex que los recoloque en iguales condiciones

Más sobre este tema
stats