LOS ABUSOS DE LAS EMPRESAS

Las cuatro grandes eléctricas del IBEX 35 poseen 89 filiales en paraísos fiscales

Oficina de Naturgy en Madrid.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Las grandes empresas del IBEX 35 suelen incorporar en sus informes anuales, desde hace años y forzadas por las obligaciones legales y reputacionales de transparencia, una declaración en la que niegan tener presencia en paraísos fiscales o incluso se comprometen a no crear filiales en esos territorios de baja o nula tributación y opacos para la Hacienda española. Muchas de las mayores compañías precisan que no hacen negocios en los países incluidos en las listas de paraísos fiscales del Gobierno español y de la Unión Europea. Ambas son cortas, distintas y su composición varía con los años, cuando Bruselas y Madrid introducen o suprimen uno u otro territorio en decisiones que tienden a ser polémicas. Ninguna de ellas, además, incluye a los estados miembros de la UE que se consideran seudoparaísos por su laxitud fiscal: Luxemburgo, Irlanda, Países Bajos, Malta y Chipre.

Pese a esas precauciones, las 35 mayores compañías de España mantenían en 2019 un total de 740 filiales en países de baja o nula fiscalidad, según el último informe de la ONG Intermón Oxfam, publicado en noviembre de 2020. Entre ellas se encuentran las cuatro grandes empresas eléctricas, en el centro de la polémica ciudadana y política por los precios de récord que están cobrando en los últimos meses en el recibo de la luz. Precisamente este miércoles marcará un nuevo máximo histórico al alcanzar los 190 euros el megavatio hora (MW/h). De acuerdo con la información que las propias compañías publican en sus informes anuales de 2020, Iberdrola, Naturgy, Endesa y Red Eléctrica poseen al menos 89 filiales en paraísos fiscales o en territorios con bajos impuestos. La mayoría corresponden a Iberdrola, que suma 58. Naturgy tiene 28. Red Eléctrica sólo dos y Endesa una.

En su Informe de Transparencia Fiscal, Iberdrola se prohíbe a sí misma constituir y comprar “sociedades residentes en paraísos fiscales o en territorios o países incluidos en la lista negra de jurisdicciones no cooperadoras”. Con una excepción: que la empresa se vea “obligada a ello por tratarse de una adquisición indirecta como parte de un grupo más amplio adquirido”. También asegura que entre sus “sociedades participadas controladas” no hay ninguna situada en paraísos fiscales de la lista española –que incluye a 32 países– ni en la lista negra de la UE –sólo 12 naciones–.

Pero si crea o adquiere una sociedad en un país de la lista gris de la UE –sólo nueve países– con el que España no tiene convenio para evitar la doble imposición, la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán se obliga a sí misma a aprobar la operación en el consejo de administración. Es un procedimiento que Iberdrola denomina “seguimiento especial” y que también establecen Naturgy y Endesa.

Tales declaraciones y cautelas no son óbice para que Iberdrola posea un total de 47 filiales en Delaware (Estados Unidos), que no figura en ninguna de las listas anteriores, pero que exime de impuestos a las empresas allí registradas si no tienen actividad en el estado, ofrece grandes exenciones fiscales a las que sí la tienen y permite a los propietarios de las sociedades mantener su identidad en secreto. Así se ha convertido en el territorio de bajos impuestos favorito de las compañías del IBEX, adelantando incluso de los Países Bajos, por el número de filiales que han constituido en un pequeño estado del este con más empresas registradas que habitantes.

Iberdrola justifica su abultada presencia en Delaware por “su derecho mercantil y consolidada jurisprudencia” que, añade, proporciona “una gran seguridad jurídica en el ámbito mercantil”. Además, la eléctrica asegura que todas sus filiales en ese estado “tienen su domicilio fiscal y pagan los impuestos en los estados donde se encuentran los centros de actividad del grupo fiscal consolidado del que forman parte”. Niega, por tanto, que esas sociedades le reporten “ventaja fiscal alguna”. Por lo general, explica Intermón Oxfam, existe una sociedad en Delaware con el mismo nombre que otra situada en otro estado, de la que es filial (Atlantic Renewable, Avangrid Renweables, Vineyard Wind, PPM).

De Catar a Bermudas

La eléctrica tiene, además, sociedades en países de la UE con régimen fiscales preferenciales, baja tributación y opacidad: tres en Irlanda, de las cuales una es una financiera –Iberdrola Finance Ireland, DAC–, una en Países Bajos –Iberdrola International BV–, otra en Chipre –Rokas Aeoliki Cyprus, Ltd– y una más en LuxemburgoLuxemburgo –Iberdrola RE, SA–, una aseguradora. Finalmente, cuenta con Iberdrola QSTP LLC en Catar, otro país con fiscalidad laxa que estuvo en la lista negra de la UE hasta marzo de 2019.

En 2020 Iberdrola compró la australiana Infigen Energy, propiedad de dos sociedades radicadas en el paraíso caribeño de las islas Bermudas: Infigen Energy (Bermuda) Limited y BBWP Holdings (Bermuda) Limited, que la eléctrica dice haber liquidado ya. En su listado de filiales aparecen además otras tres sociedades con el mismo nombre, dos situadas en Luxemburgo y una más en Malta, todas ellas ya inactivas.

Finalmente, posee dos sociedades en Bulgaria, cuyo tipo del impuesto sobre beneficios es de sólo el 10%. Una de ellas es una inmobiliaria –Iberdrola Inmobiliaria Real State Investments–. También en Hungría, con el tipo de sociedades más bajo de la UE, un 9% –el de Irlanda es del 12,5%–, cuenta Iberdrola con una filial de renovables. Y en Costa Rica otra más de ingeniería.

A diferencia del resto de las eléctricas, Iberdrola publica los impuestos que paga “país por país”, una información que la UE aprobó antes del verano para las multinacionales que facturen más de 750 millones de euros durante dos años y que aún no es obligatoria. Según sus propios datos, en 2020 la eléctrica de Sánchez Galán pagó 843 millones de euros en impuesto de sociedades por sus negocios en todo el mundo. De esa cantidad, 361 millones corresponden a España, pero no pagó ni un euro en Chipre, Costa Rica, Irlanda, Luxemburgo o Catar, por ejemplo. En Países Bajos, le devolvieron dos millones de euros. El año pasado se apuntó unos beneficios brutos de 5.053 millones de euros. “La constitución de sociedades del grupo Iberdrola obedece a criterios objetivos de negocio y no a estructuras de ingeniería fiscal”, concluye la eléctrica en su informe de transparencia fiscal.

Naturgy, seguros y sociedades de cartera

Naturgy suma 28 filiales en paraísos fiscales, aunque su información fiscal pública es mucho más reducida que la que proporciona Iberdrola. De hecho, sólo publica los beneficios que obtiene y los impuestos que paga en seis países –España, Argentina, Brasil, Chile, México y Panamá–; el resto los agrupa bajo las rúbricas “resto de Latinoamérica” y “resto del mundo”. En su informe anual de 2020 niega tener filiales en los territorios de la lista negra española, como tampoco en 2019. Y cifra en 214 millones de euros el impuesto de sociedades abonado por sus beneficios globales, de los cuales 65 los ha pagado a la hacienda española.

Naturgy posee una aseguradora en Luxemburgo –Natural Re SA–, así como una firma de servicios financieros –Clover Financial and Treasury Services, DAC– y cinco comercializadoras en Irlanda. En Países Bajos cuenta con una sociedad de cartera –Unión Fenosa Gas Infraestructures BV– y una empresa de servicios financieros –Naturgy Finance BV–. En Panamá ha constituido dos sociedades de cartera –Distribuidora Eléctrica de Caribe SA y Generación Eléctrica del Caribe SA– y cinco filiales de distribución eléctrica, ingeniería y servicios. En Puerto Rico son cinco las firmas controladas por Naturgy, de las cuales tres son sociedades de cartera. En Costa Rica posee otras tantas, de generación eléctrica e ingeniería. Finalmente, en Singapur cuenta con una comercializadora de gas, Naturgy LNG Singapore Pte. Ltd. Pero, según sus propios informes, la compañía de Francisco Reynés está presente también en Omán y Taiwán. En 2019, además, hacía mención en su memoria del traslado de dos filiales –Buenergía Gas & Power Ltd y Ecoeléctrica LP– desde las Islas Caimán hasta Puerto Rico y de la liquidación de Gasoducto del Pacífico, también con sede en las mismas islas del Caribe.

Endesa y Red Eléctrica, sólo en Luxemburgo y Países Bajos

Endesa sólo informa de una sociedad en Países Bajos, International Endesa BV (IEBV), que liquidó en 2020. En su informe anual declara que sólo hace inversiones “en o a través de” paraísos fiscales “si existen importantes motivos económicos que lo justifiquen” distintos al de “minorar la carga tributaria”. “Endesa nunca ha utilizado entidades radicadas en paraísos fiscales con la finalidad de ocultar el verdadero titular de rentas, actividades, bienes o derechos”, sostiene. En cambio, “en el pasado” sí que ha tenido “alguna actividad no relevante” en otros países que, sin ser considerados paraísos fiscales por la Agencia Tributaria, “son considerados por determinados observadores externos” como territorios con una tributación más favorable que la española. No cita cuáles.

Endesa ganó 1.788 millones de euros brutos en 2020. Y pagó 229 millones en concepto de impuesto sobre sociedades.

Red Eléctrica Española (REE) dice en su memoria que no desarrolla actividad alguna en los paraísos fiscales de las listas española y europea, pero cuenta con una empresa de reaseguros en Luxemburgo,Luxemburgo Redcor Reaseguros, S.A (REDCOR), y una financiera en Países Bajos, Red Eléctrica de España Finance BV (RBV), constituida en 2003 para hacer emisiones de deuda, que trasladó a España el pasado mes de abril. Un portavoz de REE indica que instalarse en el Gran Ducado es una “práctica habitual” en el ámbito de los reaseguros por la “flexibilidad” que ofrece. La compañía asegura haber pagado 192 millones de euros en impuesto de sociedades en España en 2020, tras obtener unos beneficios de 726 millones.

Las eléctricas municipales que anteponen la gente a los beneficios: "Hemos doblado la contratación"

Las eléctricas municipales que anteponen la gente a los beneficios: "Hemos doblado la contratación"

Más sobre este tema
stats