LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

PRECARIEDAD LABORAL

El desplome de los contratos indefinidos se ceba en las mujeres y los mayores de 45

El TC anula la jubilación a tiempo parcial por “discriminatoria”

Cuando una empresa ofrece un contrato indefinido, no escoge a una mujer para el puesto. Según las estadísticas del Ministerio de Empleo, ha caído un 73,76% el número de contratos indefinidos que las mujeres firmaron en julio respecto al mismo mes de 2012. Entre las que tienen más de 45 años, el desplome alcanza el 86,84%. Entre los hombres, el descenso es sólo del 11%. Para los mayores de 45 años, del 16%.

La discriminación, no obstante, está lejos de ser sólo sexual. Los indefinidos para mayores de 45 años, tanto hombres como mujeres, se han reducido un 76,65% en un año. Madrid es la comunidad autónoma donde más se ha hundido la contratación indefinida en el último año, un 18,47%, mientras que en Navarra se ha disparado un 21%.

En cualquier caso, tener un contrato indefinido en la España de la recesión se está convirtiendo en una rareza. Sólo el 6,39% de los firmados en julio tenía ese carácter, un 58% menos que hace un año. En los registros de los Servicios Públicos de Empleo hay registrados un total de 668.153 contratos indefinidos, mientras que los temporales, los reyes del mercado laboral español, son 7,57 millones.

Pese a que uno de los objetivos proclamados de la reforma laboral es acabar con la dualidad temporal y precario/fijo y protegido, la querencia de las empresas españolas, más aún en plena crisis, por los contratos con fecha de caducidad no conoce freno. Tampoco la figura del contrato de emprendedores, en teoría de carácter indefinido pero con un periodo de prueba de un año que lo convierte en uno temporal disimulado, ha hecho despegar el trabajo fijo.

Perfil profesional

Aun así, el contrato indefinido existe. De hecho, el 18,6% de las ofertas de empleo del portal Infojobs incluye este tipo de puesto, 107.521 de un total de las 577.360 acumuladas desde el mes de enero. El 45% de ellas están destinadas universitarios, principalmente ingenieros técnicos y licenciados en el campo de la informática y las telecomunicaciones. Un perfil en el que coincide la empresa de recursos humanos Adecco. Un 27%, además, se ofrece a estudiantes de Formación Profesional o ciclos formativos. Hace falta experiencia, por supuesto. El 46% de los contratos indefinidos del pasado julio los firmaron trabajadores de 30 a 44 años. También son necesarios los idiomas, puntualiza Carolina Mouné, responsable de Recursos Humanos de Adecco Professional.

Con un contrato indefinido, los sueldos suelen mejorar, aunque la fiebre de la devaluación salarial arrastra a todas las modalidades. Según Infojobs, el 19% de sus ofertas de indefinidos propone sueldos de 24.000 a 30.000 euros brutos anuales. El 18%, entre 18.000 y 24.000 euros. El 15%, de 30.000 a 36.000 euros.

Los complementos de la nómina explican casi la mitad de la brecha salarial entre hombres y mujeres

Los complementos de la nómina explican casi la mitad de la brecha salarial entre hombres y mujeres

Directivos con contrato temporal

Un terreno teóricamente abonado para el contrato permanente, el de los mandos intermedios y directivos, tampoco ha salido ileso de la precarización laboral. De las 8.093 ofertas de directivos que posee Infojobs, el 55% son para indefinidos. También hay un 4% para temporales y un 7% para autónomos. Otro 15% no especifica qué tipo de contrato propone. Y Adecco habla de un nueva modalidad profesional que denomina interim management: directivos con contrato temporal para desarrollar un proyecto concreto. “Existe desde hace tiempo en EEUU y Europa, pero en España no era habitual hasta la crisis”, explica Carolina Mouné.

A su juicio, parte de la caída de los contratos indefinidos se explica por la falta de subvenciones, ahora limitada a colectivos muy concretos –discapacitados, mayores de 52 años, víctimas de violencia doméstica y terrorismo, empresas de menos de 50 trabajadores–. Además, los empresarios, añaden Adecco e Infojobs, prefieren probar primero al trabajador con un contrato temporal y luego, si funciona, ofrecerle uno indefinido. Mouné dice que desde enero han aumentado las conversiones de temporales en fijos –algunas de ellas subvencionadas–, sobre todo entre las mujeres. Según la estadística de Empleo, han crecido en un año un 1,94%, mientras que los contratos indefinidos iniciales se desploman un 69,56%. La responsable de Adecco asegura que la práctica habitual de las empresas es apurar con contratos temporales los dos años que como máximo la ley permite encadenarlos, y sustituir entonces al trabajador por otro también eventual. “Y eso es potencial que se pierde”, concluye.

Más sobre este tema
stats