BANCA

El ERE de Barclays incentiva la salida de trabajadores a partir de los 49 años

El ERE de Barclays incentiva la salida de trabajadores a partir de los 49 años

Barclays ha pactado con los sindicatos las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que reducirá su plantilla en 975 trabajadores tras su compra por CaixabankCaixabank. No se irán con los magníficos emolumentos con los que ha dejado el Santander su ex consejero delegado, Javier Marín, pero con su misma edad podrán optar a generosas indemnizaciones. Serán superiores a las del último ERE del banco británico, en 2013, por lo que incluso han conseguido apaciguar a la plantilla de los servicios centrales de Madrid, que sufrirán el grueso del recorte e intentaron revocar al comité de empresa por su “falta de contundencia”. Fuentes de estos trabajadores han confirmado a infoLibre que desisten en su intención de llevar el acuerdo a los tribunales. “Estamos contentos, las condiciones no son malas”, explican, “si se han conseguido es por la presión que hemos metido a los sindicatos”.

De hecho, el acuerdo obliga a Barclays a aceptar todas las solicitudes de baja voluntaria que formulen sus empleados de Madrid, aun cuando ésta supere el número de excedentes fijado. Del ERE han quedado excluidos los gestores de grandes clientes y los asesores de inversiones, un centenar de trabajadores muy especializados que constituyen uno de los mayores atractivos del banco británico para Caixabank.

UGT y CCOO también se muestran satisfechos por el acuerdo. Han conseguido rebajar en 145 los 1.120 despidos iniciales y, según destacan, con las bajas voluntarias, prejubilaciones y recolocaciones pactadas, se superan los 975 excedentes que la empresa considera irrenunciables. Éste es el cuarto ERE que ha sufrido la plantilla de Barclays desde 2011.

Prejubilaciones desde los 52 años

Así, Barclays cuenta con unos 300 trabajadores con 52 años o más que podrían acogerse a las prejubilaciones. Recibirán una indemnización de entre el 75% y el 90% de su sueldo, con un tope de entre 250.000 y 350.000 euros brutos, dependiendo de su edad. Además, el banco les pagará el convenio especial con la Seguridad Social para seguir cotizando hasta que alcancen la edad ordinaria de jubilación, 63 años.

Además, a partir de los 49 años y hasta los 51 –cumplidos antes del 31 de diciembre de este año– los trabajadores podrán dejar Barclays con una indemnización de 38 días por año, una prima de entre 10.000 y 30.000 euros según la antigüedad, y una prima adicional de 1.000 euros por año. La suma no podrá superar los 250.000 euros. Aparte, cobrarán una prima única de 60.000 euros más. Es decir, podrán llevarse un máximo de 310.000 euros brutos. Deberán acreditar una antigüedad en la empresa de al menos seis años.

No obstante, y para evitar que Barclays tenga que abonar al Tesoro la denominada claúsula Telefónicaclaúsula Telefónica –penalización por despedir a mayores de 50 años–, el acuerdo del ERE incluye a los trabajadores de 50 y 51 años en los colectivos a los que el banco no podrá despedir si las bajas voluntarias no alcanzan la cifra de 975 excedentes.

Mejor que en el ERE de 2013

En el ERE de 2013 las bajas indemnizadas se quedaron en 35 días por año, con un tope de 24 meses, una prima de 2.000 euros por trienio y otra de 20.000 euros. Además, hubo prejubilaciones, pero a partir de los 53 años y con entre el 80% y el 90% del sueldo. Las cifras de este acuerdo son superiores, igualmente, a las compensaciones recibidas por la plantilla del Banco de Valencia, adquirida por Caixabank al FROB en 2012, que se fueron con 30 días por año de servicio.

También ingresarán 38 días por año y las mismas primas los empleados que no cumplan los anteriores requisitos de edad y antigüedad, excepto la prima única de 60.000 euros.

Según calculan los sindicatos, la media de antigüedad en Barclays, tras sufrir tres ERE en los últimos cuatro años, se sitúa en 13 años. La de edad, en 41 años.

Recolocaciones en Caixabank y 14 filiales

La parte más novedosa del acuerdo se refiere a las recolocaciones. Caixabank empleará en su red de oficinas a 265 trabajadores de Barclays, 250 de ellos en Cataluña. Se les pagará una compensación por el traslado de entre 15.000 y 30.000 euros, según la distancia, y conservarán su sueldo de Barclays.

De forma inmediata, el próximo mes de mayo, UGT y CCOO tendrán que sentarse de nuevo a negociar, en este caso con Caixabank directamente un acuerdo laboral de integración de este grupo de empleados procedentes de Barclays. Lo mismo tuvieron que hacer en el caso de Banco de Valencia. El convenio de cajas de ahorro, por el que se rige Caixabank, incluye condiciones superiores a las del convenio de banca, que aplica Barclays.

También serán recolocados, pero en otras empresas del grupo Caixabank o vinculados con él un total de 312 trabajadores. Se trata de InverCaixa, CaixaRenting, CaixaCard, VidaCaixa, SegurCaixa o Servihabitat, hasta 14 filiales. Además de Accenture Outsourcing (18) y Right Management (100). A éstos se les pagarán 22 o 26 días por año de indemnización según la distancia de la vacante a la que se les traslade.

El acuerdo incluye, finalmente, no uno sino dos planes de recolocación. El primero es el que está obligado a contratar cualquier empresa que ejecute un ERE para más de 50 trabajadores, según la reforma laboral. El segundo, un plan de recolocación garantizada que ha firmado Barclays con Randstad. Esta firma de recursos humanos se compromete a encontrar un trabajo de al menos cuatro meses a 150 empleados de Barclays, que además serán indemnizados con 30 días por año hasta un tope de 18 meses por la pérdida de su puesto en el banco.

ERE de primera, ERE de segunda

ERE de primera, ERE de segunda

Más sobre este tema
stats