Vigilancia de la troika

España se convierte durante una semana en el país más vigilado de Europa

EL FMI pide ahora rebajar los salarios para crear empleo

Va a ser una semana intensa. Entre el 23 y el 27 de septiembre van a coincidir en Madrid dos misiones diferentes con un encargo general común: vigilar la marcha de la economía española y, en especial, la situación de los  bancos tras el rescate (41.000 millones) aprobado en 2012 por el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE).

Durante cinco días van a trabajar en paralelo dos delegaciones, según explican fuentes ministeriales. Esa circunstancia convertirá a España, durante unos días al menos, en el país más vigilado de Europa. Van a coincidir, por un lado, los funcionarios de la troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Comisión Europea), que vienen a examinar a los bancos y, por otro, una misión de la Comisión Europea enviada para analizar si España cumple con lo que prometió para conseguir aplazar durante dos años, hasta 2016, la rebaja del déficit público aplazar durante dos añosa un porcentaje por debajo del 3%.

El apelotonamiento de vigilantes (los técnicos del FMI iniciaron los trabajos en la semana del 15) plantea problemas de intendencia. Sólo la misión de la troika, según fuentes bancarias al tanto de su composición, supera la treintena de funcionarios.La misión de Bruselas, enviada en el marco del llamado "procedimiento de déficit excesivo" será más modesta, pero no menos importante.

Déficit excesivo

El procedimiento de déficit excesivo está previsto por el artículo 126 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Ese artículo obliga a los Estados miembros a evitar los déficits excesivos en sus presupuestos nacionales. Si no cumple, puede haber sanciones.

La pasada primavera, Bruselas autorizó a España, Francia, Holanda, Portugal, Polonia y Eslovenia a disponer de plazos adicionales hasta 2014, 2015 ó 2016 para cumplir el objetivo (3%). En el caso de España, la Comisión concedió dos años más, hasta 2016. El país tiene que cumplir unos objetivos de déficit global del 6,5 % del PIB en 2013, del 5,8% en 2014, del 4,2 % en 2015 y del 2,8 % en 2016. El BCE, en uno de sus últimos informes, ha mostrado sus dudas sobre la posibilidad de que España cumpla este año.

La misión de la Comisión Europea viene a supervisar, precisamente, que las reformas prometidas, las que permitieron abrir la mano, se cumplen. La anunciada reforma de las pensiones, recién aprobada, iría en esa línea. El ministro de Economía, Luis de Guindos, aprovechará, señalan las fuentes consultadas, para adelantar la revisión del cuadro macroeconómico en crecimiento y desempleo y "vender" la mejora de las expectativas.

Indicadores

Guindos no lo va a tener fácil. Frente a indicadores como los de los mercados financieros (Bolsa y prima de riesgo), exportaciones y clima económico, que mejoran, hay otros muy negativos. Es el caso del consumo privado, hundido; el consumo público, estancado; el desempleo, escandaloso (26,2%); la inversión, escasa y el flujo de crédito, cegado.

Precisamente esa clave, el crédito y la situación de las entidades nacionalizadas va a centrar los trabajos de la otra delegación de vigilancia, la de la troika. Los hombres del FMi ya empezaron los trabajos en la semana del15 del 22 de septiembre. pero ahora viene lo grande y, especialmente, los días 24, 25 y 26 de septiembre. 

Serán jornadas cruciales para decidir si el sistema financiero español puede aguantar con la ayuda recibida hasta el momento, los 41.000 millones del MEDE, tal y como defiende del Gobierno, o si precisa que se extienda el soporte. El Ejecutivo español no quiere ni oír hablar de esta posibilidad, debatida en la reciente reunión del Eurogrupo,posibilidad, porque extender el programa de ayuda supondría aceptar nuevas condiciones, continuar en el cepo de la vigilancia y probablemente, aceptar nuevas medidas de sacrificio.

Los días más intensos de los examinadores de la troika va a ser los del martes, miércoles y jueves. El martes, rendirán cuentas, si se cumple lo previsto, los responsables del banco malo (Sareb), el FROB y el Tesoro; y el miércoles y el jueves, la mayor parte de las entidades rescatadas, la patronal bancaria AEB y el Ministerio de Economía.

Las primeras conclusiones de los exámenes de la troika se conocerán probablemente, a finales de este mismo mes, aunque el informe definitivo no estará listo hasta el mes de noviembre.

Bruselas enfría el optimismo del Gobierno y advierte de que la crisis seguirá en 2014

Bruselas enfría el optimismo del Gobierno y advierte de que la crisis seguirá en 2014

Más sobre este tema
stats