Madrid en datos, datos y datos

Madrid, la comunidad con mejores cifras de deuda y déficit, relega las ayudas directas a promesas de campaña

La presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso.

La Comunidad de Madrid registró en 2020 una caída de su producto interior bruto (PIB) del 10,3 %, por debajo de la media nacional, que fue del 11%. En el último trimestre del año creció un 4,4% respecto al anterior. Aun así, el PIB madrileño continúa un 4,6% por debajo del que tenía al acabar 2019, según los datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid. El batacazo del covid-19 y el confinamiento total se tradujeron en un desplome del 26,4% en el segundo trimestre de 2020 en tasa interanual, que no obstante ha ido recuperándose con un salto del 25,5% en el tercer trimestre –aun así, un 8,1% por debajo del de 2019– y el mencionado 4,4% con que ha cerrado 2020.

Por sectores, la agricultura perdió un 3% en 2020 respecto al año anterior, un 6,5% la industria, un 14% la construcción y un 10,2% los servicios. Y de ellos, los servicios de distribución y hostelería sufrieron el mayor golpe, una caída del 22,2%.

Las caídas del PIB son consecuencia de un descenso del consumo de los hogares que alcanzó el 15,4% el año pasado, y de un recorte en la inversión en vivienda que fue incluso superior, de un 18,2%.

CASI DÉFICIT CERO

En enero de este año, el déficit público de Madrid alcanzaba los 117 millones de euros, un 0,05% de su PIB, lo que le sirvió al consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty para presumir de unas “cuentas saneadas” que permiten a la Comunidad “bajar los impuestos, costear unos servicios públicos de la máxima calidad y hacer frente a una catástrofe como la covid-19, sin meterse en deudas”. La media de déficit de las comunidades autónomas el año pasado fue del 0,2%. Pero nueve de las 17 terminaron incluso con superávit, el triple que en 2019, antes de la pandemia. Según las cifras del Ministerio de Hacienda, Andalucía (0,14% del PIB), Aragón (0,17%), Asturias (1%), Baleares (0,23%), Canarias (0,55%), Cantabria (0,51%), Castilla-La Mancha (0,41%), Castilla y León (0,04%) y La Rioja (1,07%) terminaron el año de la pandemia con menos gastos que ingresos.

Para 2021, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé que Madrid tenga un déficit del 0,3%, pese a que carece de información sobre los Presupuestos regionales: Madrid no ha aprobado el proyecto de cuentas ni sus líneas fundamentales para 2021. Para el conjunto de las comunidades autónomas, la AIReF prevé un déficit superior, un 0,8% del PIB.

LA SEGUNDA MENOR DEUDA PÚBLICA

La deuda de la Comunidad de Madrid se sitúa en 34.604 millones, el 15,99% de su PIB, según el Ministerio de Hacienda. Así, la deuda de la región se sitúa como la segunda más baja, tras Canarias –15,09%–. La media de las comunidades es muy superior, el 27,1% del PIB. La AIReF prevé que este ejercicio la deuda baje al 15,1% del PIB, un descenso de ocho décimas pero que aún la dejaría 1,1 puntos por encima de la que registró en 2019, un 13,94%. El motivo del aumento, dice la autoridad independiente, es el “deterioro fiscal de las cuentas en 2019, 2020 y 2021”.

El IPC en Madrid subió este último mes de marzo un 1%, sólo tres décimas por debajo del índice nacional. Todo un rebote tras dos años de decaimiento de la inflación. La Comunidad había terminado 2020 con una inflación negativa de -0,4%, por debajo del promedio nacional, que fue sólo de una décima positiva. El repunte del IPC este último mes ha sido causado por el encarecimiento de los combustibles y la electricidad, aunque también empujó el 4,3% en que subieron los precios del vestido y el calzado.

MÚSCULO MERCANTIL

El efecto capitalidad se muestra fácilmente observando el número de empresas con domicilio social en Madrid. Según el INE, en la Comunidad madrileña se crearon en 2020 un total de 17.964 sociedades mercantiles, el 22,7% de las nacionales. Le sigue Cataluña, con 15.020. Como resultado de la pandemia, la creación de empresas ha sufrido un considerable retroceso. El año pasado se constituyeron 3.820 menos que en 2019, un 17,5% de recorte. Prácticamente el mismo porcentaje de reducción que en Cataluña, un 17,2%. En cambio, en Madrid se disolvieron en 2020 un total de 6.715 empresas, el 33,1% de las que dejaron de existir en España. En 2019, la disolución de sociedades fue mayor en todo el país, afectó a 23.310 empresas, pero las 7.004 que se destruyeron en Madrid representaron el 30% del volumen nacional, tres puntos menos que un año después.

AYUDAS A EMPRESAS

La Comunidad de Madrid acaba de anunciar, en plena campaña electoral, su primera gran convocatoria de ayudas directas a empresas para paliar los efectos de la pandemia. Serán 220 millones de euros, que deberían ayudar a unas 75.000 empresas, sobre todo pymes y empresas familiares, cuya facturación se haya recortado más de un 30%. La cuantía será de entre 3.000 y 200.000 euros. El Gobierno autonómico cita como posibles receptores a peluquerías, academias, talleres, ferreterías, tiendas de muebles, librerías y tiendas de souvenirs.

Hasta el momento, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso se había limitado a dedicar 30 millones de euros para pymes como parte del llamado Plan Madrid ReFuerza y otros 42 millones para autónomos como parte del Programa Impulsa. El grueso de las ayudas ha tomado la forma de avales a las empresas para que éstas pidieran préstamos. Así, a través de la sociedad de garantía recíproca Avalmadrid, ha puesto en marcha tres líneas de avales, una de 44 millones para la hostelería, otra de cuatro millones para restaurantes y tablaos flamencos, y una tercera de 40 millones más para el sector audiovisual y de las artes escénicas.

Según los datos publicados por la propia Avalmadrid, en 2020 formalizó 2.228 nuevos avales, un 61% más que en 2019, por un importe de 112,6 millones de euros. Con motivo de la pandemia, la sociedad de garantías puso en marcha el denominado Plan Confianza, que supuso el 57% de las operaciones realizadas el año pasado.

La AIReF mejora los niveles de déficit en los próximos dos años previstos por el Gobierno, pero los empeora de cara a 2024

La AIReF mejora los niveles de déficit en los próximos dos años previstos por el Gobierno, pero los empeora de cara a 2024

Más sobre este tema
stats