PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ayuso pone al PP a los pies de Milei en plena crisis diplomática con Argentina

INVESTIGACIÓN | AVALMADRID

El préstamo del 'caso Ayuso' triplicaba el importe medio de las operaciones concedidas por Avalmadrid en 2011

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una rueda de prensa la semana pasada.

El 2 de marzo de 2011 Avalmadrid aprueba la concesión de un aval por importe de 400.000 euros a la empresa MC Infortécnica SL, cuya propiedad se repartían los padres de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con otros tres matrimonios. Con el aval, Caja España otorgó un préstamo de esa cuantía a la sociedad, que se dedicaba al suministro de instrumental médico. Debía devolverlo en 36 meses, a partir del 15 de diciembre de ese  mismo año.

No lo hizo, pero Avalmadrid tampoco se esmeró mucho en intentar recuperar el dinero, como ha publicado infoLibre. Nunca ejecutó los bienes personales de los cuatro matrimonios socios. Por el contrario, permitió que éstos los hicieran desaparecer. En concreto, Díaz Ayuso aceptó la donación que sus padres le hicieron de un piso en el centro de Madrid que se había usado para garantizar el préstamo: un delito de alzamiento de bienes.

Avalmadrid concede avales financieros y técnicos a pymes y autónomos de la Comunidad de Madrid. El de MC Infortécnica SL era de los primeros, aquéllos en los que una entidad financiera aporta el dinero para un préstamo. Los segundos son los necesarios para presentarse a concursos públicos u obtener subvenciones, por ejemplo. En 2011, año en el que se aprobó el aval a la empresa de los padres de Ayuso, la sociedad de garantía recíproca madrileña formalizó un total de 1.786 avales, de los cuales 920 eran financieros, según el informe anual de ese ejercicio. El importe medio de estos últimos fue de 132.000 euros. Para los técnicos, la cuantía media fue inferior, 52.000.

Es decir, el préstamo concedido a MC Infortécnica SL triplica el aval medio formalizado ese año. Es más, sólo el 8,27% de los avales vivos por entonces –todos los de otros ejercicios que permanecían sin cancelar, sumados a los firmados en 2011– superaba los 300.000 euros: 597 de un volumen total de 7.212.

En 2018, el último año del que existen cifras, Avalmadrid cerró 1.672 avales, un 6,4% menos que en 2011, de los que fueron financieros 944, una cifra similar a la de siete ejercicios atrás. Pero su importe medio ha encogido notablemente, hasta situarse en sólo 58.000 euros, menos de la mitad que en 2011. Para los avales técnicos también se redujo la cuantía media: 29.900 euros. De forma que las operaciones por encima de los 300.000 euros sólo representan ahora el 3,9% de los avales vivos a 31 de diciembre de 2018.

Medidos por su importe, si en 2011, los avales superiores a 300.000 euros equivalían al 54,5% de la cuantía concedida, siete años más tarde sólo representan el 29,8%. En ese plazo de tiempo, la cartera de avales por importe ha disminuido la nada despreciable cifra un 42,3%, pero aún más lo ha hecho el volumen de las operaciones por encima de los 300.000 euros, un 68,5%.

Cambio de política de riesgos en 2014

Uno de los motivos de esta reducción del montante avalado por operación estriba en el cambio de la política de riesgos a que se vio abocada Avalmadrid tras la inspección a que la sometió el Banco de España en 2012.

El organismo supervisor exigió a la sociedad de garantías madrileña que mejorara sus procedimientos e implantara una nueva política de control de riesgo, unos requerimientos que Avalmadrid tardó casi dos años en aplicar, como subraya el Banco de España en el expediente que le abrió en 2018. Sólo a partir de 2014 limitó a un millón de euros el importe máximo que podía conceder por operación. Pero en 2011 aún el 1,7% de los avales superaban esa cantidad y suponían nada menos que el 30,6% de los riesgos en vigor a esa fecha, según el informe que los inspectores del Banco de España redactaron entonces.

De ellos, además, una buena parte, que sumaba 78,4 millones de euros, carecían del preceptivo reaval. El concedido a la empresa de los padres de Ayuso sí fue refianzado, por Cersa –una sociedad pública que otorga el respaldo del Estado a los riesgos asumidos por las 18 sociedades de garantía recíproca españolas– y por la Comunidad de Madrid.

Como Cersa sólo ofrece una cobertura parcial, Avalmadrid la completa con el convenio de refianzamiento que firmó en octubre de 2011 con el Gobierno regional  y que le permite reavalar hasta un 75% de sus operaciones.

Así, entre Cersa y la Comunidad madrileña, el reaval concedido a Avalmadrid para cubrir un posible impago del préstamo de MC Infortécnica ascendió a 308.154 euros, según los datos de Avalmadrid conocidos por infoLibre. De esa cantidad, 206.123 euros corresponden a Cersa y los 102.030 euros restantes, a la Comunidad de Madrid. Es decir, una parte significativa del préstamo que dejaron impagado los padres de Ayuso puede terminar pagándola el Gobierno que ahora preside Ayuso.

La Comunidad de Madrid nombra a Isaac Martín como presidente de Avalmadrid, en el ojo del huracán por el 'caso Ayuso'

La Comunidad de Madrid nombra a Isaac Martín como presidente de Avalmadrid, en el ojo del huracán por el 'caso Ayuso'

A 30 de junio de 2019, la deuda viva que la empresa de los padres de Ayuso mantiene con Avalmadrid era de 270.000 euros.

[Puedes consultar aquí todas las informaciones desveladas por infoLibre sobre el caso Ayuso]

 

Más sobre este tema
stats