LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El día a día de la ley trans y el 'sólo sí es sí' tras un año: ni fraude en los registros ni rebajas de penas diarias

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Sindicatos y patronal se sientan el jueves a negociar los salarios de los próximos dos años

Ignacio Ferndández Toxo, Cándido Méndez y Joan Rosell

El próximo jueves se sientan los sindicatos y la patronal para renovar el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) que ha marcado el freno salarial en España desde 2012 y que expira este mes de diciembre. Los secretarios de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, y UGT, Toni Ferrer, así como el director de Relaciones Laborales de la CEOE, Jordi García Viña, abrirán las negociaciones después de unos meses en el que han sido los economistas de las tres partes quienes han trabajado sobre estadísticas y cifras.

Aunque las tareas de estos técnicos llevan retraso y todavía no han terminado, sindicatos y patronal intentarán el jueves organizar la agenda de las negociaciones que, además de las subidas salariales de los próximos dos años, deberán incluir la negociación colectiva –afectada por los cambios introducidos en la reforma laboral y por la crisis– y la formación –también en fase de cambio tras la polémica por la gestión de sus fondos y los cambios introducidos por el Gobierno–.

Los sindicatos pretenden que las conversaciones se centren en “recuperar el poder adquisitivo” de los salariossalarios. “No vamos a poner una cifra, sino que preferimos pactar una fórmula”, explica el número dos de CCOO, Ramón Górriz. “Primero”, continúa, “recuperar el poder adquistivo; después, en cada sector, aumentar los salarios en función de la productividad”. Y, según destaca, en la mayoría de los sectores ha crecido la productividad durante la crisis. Para el responsable de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, subir los sueldos es la única manera de estimular la demanda interna para a su vez recuperar de verdad la economía.

Los sindicatos también intentarán conseguir de la patronal un acuerdo que potencie los convenios sectoriales. La reforma laboral ha otorgado a los convenios de empresa prioridad de aplicación en materias fundamentales. Ferrer asegura que hay sectores patronales que comparten con ellos la necesidad de que los sectoriales recuperen el cuerpo perdido la reforma de 2012 y que esto se puede conseguir “sin cambiar la ley”. Y pese a que el Tribunal Constitucional acaba de avalar este punto en su último fallo. Górriz cree que la práctica de sindicatos y patronal durante estos dos últimos años tras la reforma, pacífica y sin problemas, tanto en relación con la ultraactividad –la prórroga automática de los convenios, que el Gobierno ha limitado a un año–, las comisiones paritarias y los mecanismos de solución de conflictos, como con la prioridad de los convenios, supone un buen marco general para el acuerdo.

Aunque la CEOE ha sido muy cauta respecto a la posibilidad de aumentar salarios en el próximo ANC, también ha manifestado, en boca de su presidente, Juan Rosell, su disposición a subirlos en los sectores donde “vuelva a haber actividad y beneficio”.

Sindicatos y patronal discuten subidas salariales superiores al 1% para 2015

Sindicatos y patronal discuten subidas salariales superiores al 1% para este año

Negociación tripartita

También deberían comenzar en próximas fechas las negociaciones de sindicatos y patronal con el Gobierno. Los sindicatos, aseguran Ferrer y Górriz, han llamado al Ministerio de Empleo en busca de una fecha para sentarse a hablar. Ya lo están haciendo, de hecho, sobre las ayudas que el Ejecutivo ha prometido para los parados de larga duración y con más dificultades de regreso al mercado laboral. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció ayer que estas medidas serán “una de las primeras actuaciones que lleve a cabo el Gobierno en el mes de septiembre”. Górriz la apremia, por su parte, a que estén listas las ayudas para las 740.000 familias que carecen de ingresos el mismo 1 de octubre. También reclama un aumento de hasta 10 puntos en la cobertura de la prestación por desempleo, que no ha dejado de caer mes a mes durante la crisis: sólo 1,8 millones de parados de los 5,6 millones computados en la Encuesta de Población Activa (EPA), cobran ayudas, según los cálculos de la Fundación Primero de Mayo, de CCOO.

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) será otro de los asuntos que abordará la negociación de los agentes sociales y el Gobierno. También el SMI debería recuperar el poder adquisitivo perdido, tras haber sido congelado por el Ejecutivo los dos últimos años, exigen UGT y CCOO. “No tienen argumentos para volver a congelarlo otra vez”, destaca Toni Ferrer. El estímulo de la demanda interna para cimentar la recuperación que proclama el Gobierno, abunda, debería pesar en sus análisis antes de decidir qué hacen con el SMI en diciembre.

Más sobre este tema
stats