LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma laboral logra reducir la temporalidad sin dañar el empleo en el año de la guerra y la inflación

PRECARIEDAD LABORAL

Tres mil empleados han dejado El Corte Inglés en dos años por las condiciones laborales

3.000 empleados han dejado El Corte Inglés en dos años por el deterioro de las condiciones laborales

Tres mil trabajadores han abandonado El Corte Inglés en los dos últimos años acogiéndose al derecho que les concede la ley para rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días por año de servicio si se sienten perjudicados por los cambios en sus condiciones laborales decididos por la empresa.

Y es lo que ha ocurrido en el líder de los grandes almacenes con las modificaciones de horario, jornada, salarios y comisiones de venta que ha aplicado durante la crisis. La cifra fue facilitada por la propia empresa durante la vista oral del juicio que se siguió el pasado 29 de abril en la Audiencia Nacional, tras presentar CCOO una demanda por conflicto colectivo contra la última modificación: una rebaja de las comisiones de venta que el sindicato calcula ascenderá a 2.000 euros anuales por trabajador.

Sólo con el anterior cambio, en 2013, que significó una ampliación de los días de trabajo anuales, se fueron de El Corte Inglés casi un millar de trabajadores. Pero no han sido éstas las únicas modificaciones sustanciales de condiciones laborales, al amparo del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, que ha aplicado la empresa de Isidoro Álvarez. El representante de CCOO en El Corte Inglés, Rafael Peinado, habla de hasta ocho cambios en los últimos cuatro años. En septiembre de 2012 ya se ejecutó una primera alteración del sistema de incentivos de los vendedores. Antes, en septiembre de 2009, se amplió la jornada de la plantilla. Firmaron el finiquito voluntariamente otro millar de empleados. Los sindicatos no han dudado en calificar las salidas de “ERE barato y encubierto”. El Corte Inglés cuenta con una plantilla de 60.000 empleados.

Una portavoz de El Corte Inglés no confirmó el dato de bajas voluntarias que manejan los sindicatos, pero se negó a dar otra cifra según los cálculos de la propia empresa.

Este tipo de medidas deben negociarse previamente con el comité. Y siempre han salido adelante con el apoyo de los sindicatos sectoriales Fetico y Fasga, y el rechazo de CCOO y UGT. Excepto la más reciente sobre las comisiones de venta, que ha respaldado también el sindicato que dirige Cándido Méndez.

También en Fnac hay abandonos

En cualquier caso, las mismas tensiones están afectando no sólo a El Corte Inglés, sino a todo el sector de la distribución comercial. El convenio colectivo que Fetico y Fasga firmaron el año pasado ha dejado a los trabajadores del sector sin pluses por trabajar domingos y festivos, también ha aumentado en 28 horas su jornada anual y congelado los sueldos hasta 2016. Su calendario de trabajo ha pasado de anual a trimestral; es decir, se les puede cambiar el horario cada tres meses. Y el personal de base estará hasta cinco años cobrando el salario inicial de 13.000 euros brutos. Antes promocionaba a partir del primer año.

Además, la liberalización de los horarios comerciales, implantada en junio de 2012 en Madrid, se ha traducido en un aumento de los festivos y domingos laborables para los vendedores de las grandes superficies. La plantilla de El Corte Inglés, por ejemplo, tiene la obligación de trabajar el 40% de los domingos y festivos del año. Los empleados de la cadena Fnac sólo disfrutan de cinco fines de semana libres al año.

En resumen, a estos trabajadores se les ha hecho mucho más difícil conciliar su vida familiar con la laboral mientras sus sueldos menguan. Y abandonan. En Fnac, que ha sufrido dos modificaciones de condiciones laborales en un año, acaban de pedir la baja voluntaria un centenar de trabajadores, de una plantilla de 2.000 personas. Según explica Ángeles Rodríguez, dirigente de la Federación de Comercio y Hostelería de CCOO, sólo del centro que la cadena tiene en Murcia se ha marchado el 25% de la plantilla. En el barcelonés de El Triangle firmaron el finiquito 15 trabajadores, entre ellos un jefe de departamento y cinco mandos intermedios, explicó el representante de la CGT, Ferrán Moltó, con motivo de la huelga que este sindicato convocó el pasado 23 de abril.

A los sindicatos no les resultan extrañas estas rescisiones de contrato voluntarias, pese a los altos niveles de paro. Denuncian que la plantilla está “precarizada”, “asfixiada” por jornadas de trabajo “extenuantes” y muy desmotivada. El 60% de los trabajadores tienen contratos a tiempo parcial, por lo que sus sueldos rondan los 500 euros al mes.

En los tribunales

Como en El Corte Inglés, CCOO ha demandado a la Fnac en la Audiencia Nacional – junto con UGT– por su más reciente batería de medidas: la supresión del seguro médico colectivo y el recorte de las comisiones de venta, así como la reducción de un 50% en los bonus de los jefes. Después se les ha unido también la CGT. A diferencia de lo ocurrido en los grandes almacenes, en la Fnac el periodo de consultas para hacer esos cambios en las condiciones laborales terminó sin acuerdo con el comité. Pero ha comenzado a aplicarse igualmente. Eso sí, la empresa ha accedido a pagar el 50% de los 27 euros que abona por cada trabajador a Asisa por el seguro médico. Es decir, prorroga una medida ya adoptada un año atrás en otro proceso de modificación de condiciones laborales que incluía, además, un ERE temporal.

Sí coinciden ambas empresas, en cambio, en otro detalle: tanto El Corte Inglés como Fnac siguen teniendo beneficios pese a la caída de las ventas inducida por la crisis económica. La cadena de tiendas culturales ganó cuatro millones de euros en España en 2012 –los resultados de 2013 aún no se conocen– y El Corte Inglés, 171,5 millones.

Ampliaciones de jornada, flexibilización de horarios y recortes salariales similares han adoptado también en los dos últimos años otros grandes del sector, como Alcampo, Carrefour e Ikea. Todos ellos terminaron en los tribunales. El Supremo dio la razón a los sindicatos el pasado abril porque Carrefour aumentó el número de domingos laborables sin haber consultado antes con el comité de empresa. Alcampo e Ikea perdieron los pleitos en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El Corte Inglés, por el contrario, ha ganado hasta ahora todas las demandas que le han puesto los sindicatos en la Audiencia Nacional por culpa del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

El Corte Inglés busca ahora la ayuda del pequeño comercio para hacer frente a Amazon

El Corte Inglés busca ahora la ayuda del pequeño comercio para hacer frente a Amazon

Más sobre este tema
stats