LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ninguna de las grandes ciudades cumple la normativa sobre contaminación aérea pese a su impacto en la salud

NUEVAS MEDIDAS FISCALES

Los productos de higiene menstrual serán de primera necesidad: el Gobierno reduce su IVA al 4%

La ministra de Igualdad, Irene Montero

Reducir el IVA de los productos de higiene femenina para plantar cara a la pobreza menstrual. La promesa lleva años sobre la mesa, pero este jueves por fin sale adelante. El paquete de medidas fiscales acordado por el Gobierno y anunciado este jueves contempla una rebaja del tipo impositivo del 10% al 4% para todos aquellos artículos de cuidado menstrual. Las mujeres no tendrán que volver a asumir el coste de tampones, compresas o copas menstruales como si no se trataran de productos de primera necesidad. 

La medida ha sido especialmente abanderada por Unidas Podemos, pero fue quedando atrás en el listado de prioridades confeccionado por el Gobierno: fue excluida de los presupuestos y tampoco encontró su encaje en leyes clave. La última, la reforma de la ley del aborto. La bajada del IVA de los productos de salud menstrual fue de hecho señalada por el Ministerio de Igualdad como una de las grandes ausencias de la ley. La cartera de Irene Montero tenía la ambición no ya de eliminar el gravamen de estos artículos, sino al menos de reducirlo. La negociación entre los socios de coalición trató de encontrar encaje para este propósito en la reforma, pero el Ministerio de Hacienda finalmente cerró la puerta a hacerlo. La titular de la cartera, María Jesús Montero, alegó entonces que la nueva ley no era el lugar idóneo para plantear una rebaja fiscal, aunque sí se mostró abierta a negociar la rebaja en los Presupuestos Generales del Estado. Según explicó la ministra de Igualdad en su día, la medida tendría un coste de 30 millones de euros para las arcas públicas.

Cumplido el compromiso, los morados aplauden lo que consideran una victoria propia. En una entrevista con TVE, la ministra de Igualdad aseguró sentirse "muy orgullosa de haber convencido al socio" y tildó la medida, en sus redes sociales, de "justicia fiscal y feminista" porque "combatir la pobreza menstrual es un deber para proteger la salud de todas las mujeres". Yolanda Díaz, por su parte, publicó: "Por fin, rebajaremos el IVA del 10% al 4% para los productos de higiene femenina. Son productos esenciales y no lujos". Contrasta con la tibieza de María Jesús Montero, que en la rueda de prensa para anunciar el acuerdo presupuestario no mencionó la medida hasta que fue preguntada por los medios de comunicación presentes. El Gobierno también reducirá el IVA de preservativos al 4%.

La esperada medida ha tenido que recorrer un largo camino hasta hoy. "Reduciremos el tipo de gravamen de IVA de los servicios veterinarios y de los productos de higiene femenina", señalaba el Gobierno en su acuerdo de coalición. Aquel compromiso cayó en el olvido. Pero el propósito viene incluso de más lejos: en el año 2016, el propio Partido Socialista registró una proposición no de ley solicitando esta bajada impositiva. Una iniciativa que cosechó el visto bueno de todos los grupos parlamentarios, excepto Ciudadanos y el Partido Popular, el primero mediante su abstención y el segundo con su voto en contra.

A día de hoy, países como Irlanda, Escocia y Reino Unido han optado por la supresión de este impuesto, pero otros países de nuestro entorno, como Portugal, Francia y Alemania, tienen un tipo reducido para este tipo de artículos. Fuera de las fronteras europeas, Kenia fue pionero en 2004, eliminando los impuestos a los productos de higiene menstrual, una medida que ha ido echando raíces en otros territorios, desde Canadá a Colombia. Otra curiosidad: desde 2018, ninguna mujer canaria paga impuestos por tampones, compresas y copas menstruales.

Pobreza menstrual

La asociación Period España define la pobreza menstrual como la carencia de los "recursos económicos necesarios para poder hacer frente a los gastos derivados de menstruar", un fenómeno específico que forma parte, como es evidente, de la pobreza económica. "En España, dos de cada diez mujeres han sufrido pobreza menstrual", señala la organización, ya que un "21% de las mujeres viven en condiciones de pobreza y en estos momentos tenemos a tres millones de mujeres en edad fértil y menstruando". Maneja cifras similares un estudio promovido por el Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Idiap Jordi Gol, según el cual un 22% de las mujeres encuestadas han visto limitada su posibilidad de acceder a productos menstruales en algún momento de su vida, por razones económicas. Hasta un 40% no ha podido costearse en algún momento un producto de su elección.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que, al cabo de toda su vida fértil, una mujer puede llegar a gastar más de 2.000 euros en tampones, compresas o copas menstruales, entre otros bienes.

El Gobierno creará un impuesto para ricos y aplicará rebajas en el IRPF a rentas bajas

El Gobierno creará un impuesto para ricos y aplicará rebajas en el IRPF a rentas bajas

Más sobre este tema
stats