LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

Tratado de Libre Comercio

El informe sobre el TTIP sale adelante con el apoyo del PP europeo, socialistas y liberales

El informe sobre el TTIP sale adelante con el apoyo de PP, socialistas y liberales

El Parlamento Europeo ya tiene posición sobre el TTIP. La Eurocámara aprobó este miércoles el informe que plantea las líneas maestras que, a juicio de los eurodiputados, debe seguir la Comisión Europea en el resto de las negociaciones con los EEUU sobre el polémico acuerdo, un documento que fue votado favorablemente por populares, socialistas y liberales y que se muestra ambiguo en puntos tan controvertidos como el tribunal de arbitraje entre inversores y empresas, conocido por ISDS –sus siglas en inglés–.

La gran coalición que forman populares, socialdemócratas y liberales en el Europarlamento hizo valer de nuevo su mayoría en la votación, ya que el informe fue apoyado por 436 de los 751 eurodiputados: 241 votaron en contra y 32 se abstuvieron. En cualquier caso, el documento aprobado este miércoles no es el texto completo del TTIP, sino que tan sólo representa la posición de la Eurocámara –la única institución europea elegida por los ciudadanos– acerca de ciertos puntos del tratado, si bien la Comisión Europea no está obligada en ningún caso a seguir el criterio de los eurodiputados.

El debate y la votación venían precedidos de la polémica. Inicialmente, estaba previsto que se llevasen a cabo el pasado 10 de junio, pero el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, los pospuso argumentando que las más de 200 enmiendas presentadas al documento requerían más tiempo para ser debatidas. Era fundamentalmente una la que preocupaba: la relativa al ISDS, que tras ser acordada por populares, socialdemócratas y liberales, causó polémica por su tibieza y provocó división entre los eurodiputados, por lo que posteriormente los socialistas trataron de endurecerla.

Los dos grupos mayoritarios en el Parlamento Europeo llegaron a un acuerdo hace unos días sobre el controvertido mecanismo y por ello el ponente del informe, el socialdemócrata alemán Bernd Lange, presentó una nueva enmienda en la que se propone sustituir el ISDS "por un nuevo sistema para resolver las diferencias entre los inversores y los Estados que esté sujeto a los principios y el control democráticos, en el que los posibles asuntos sean tratados de forma transparente por jueces profesionales, independientes y designados públicamente en audiencias públicas, y que incluya un mecanismo de apelación".

La enmienda, que fue incluida con 447 votos a favor y 229 en contra, no excluye la existencia de un tribunal específico para estas disputas, y además no especifica si este será público o privado. No obstante, en la votación del informe final hubo división entre los socialdemócratas, ya que diputados del Partido Laborista británico y de los partidos socialistas belga, austriaco y francés votaron en contra. El PSOE español, por contra, apoyó el informe, tras afirmar hace unas semanas que su línea roja era el rechazo al tribunal de arbitraje, que la enmienda finalmente aprobada pretende sustituir por otro órgano que incluya jueces profesionales en lugar de abogados, como se preveía en un principio.

Polémica en la votación

Dos eurodiputadas del PSOE se abstienen en la votación sobre el tribunal de arbitraje en el TTIP

Dos eurodiputadas del PSOE se abstienen en la votación sobre el tribunal de arbitraje en el TTIP

Ésta es la redacción que finalmente aparecerá en el informe aprobado. Pero la aprobación de la enmienda no estuvo exenta de polémica, ya que de entre las 9 que se habían presentado al respecto, fue la única que se votó. La decisión fue tomada por Martin Schulz, que argumentó que de las dos correciones presentadas fuera de plazo –la pactada por socialistas y populares y otra de Los Verdes, que no fue sometida a votación– la que finalmente se aprobó tenía "más oportunidades de conseguir un compromiso amplio".

Fuentes del Parlamento Europeo explican que el proceder habitual es que, al aprobarse una enmienda sobre un tema, el resto automáticamente no se voten. No obstante, la decisión de Schulz causó una fuerte polémica en la sesión plenaria, ya que el portavoz de Los Verdes, Yannick Jadot, aseguró que el presidente de la Eurocámara no estaba respetando el reglamento y le acusó de alterar el orden de las votaciones según su "discreción". "El artículo 174.2 dice claramente que si dos o más enmiendas que se autoexcluyen se aplican a la misma parte del texto, la más alejada del texto inicial tiene prioridad y tiene que ser sometida a votación en primer lugar".

“Si se aprueba el informe sobre el TTIP, es gracias a las manipulaciones" de Schulz, aseguró Florent Marcellesi, asistente del eurodiputado de Compromís Jordi Sebastià y que a partir de septiembre de 2016 le sustituirá en el Parlamento Europeo como eurodiputado de Equo. Marcellesi acusó al presidente de la Eurocámara de "actuar de forma totalmente despótica al servicio de la Gran Coalición”, y se declaró "indignado" por su postura. "Hace un mes aplazó el debate sobre TTIP para ganar tiempo y ahora evita que se voten las enmiendas más problemáticas sobre el ISDS para la Gran Coalición. Hoy su honestidad y legitimidad están que más nunca en entredicho”, afirmó.

Más sobre este tema
stats