Kiev se queda parcialmente sin agua y electricidad ante un nuevo ataque de las fuerzas rusas

Imagen de archivo de un edificio en la capital ucraniana, Kiev.

Las autoridades ucranianas han alertado este lunes a primera hora de que Kiev, la capital del país, se ha quedado parcialmente sin suministro eléctrico y agua potable ante una serie de bombardeos llevados a cabo por las fuerzas rusas contra instalaciones e infraestructuras de "vital" importancia en todo el país, según informa EuropaPress.

El alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, ha confirmado las informaciones y ha señalado que "el 80% de los consumidores no tiene agua potable en la capital" como resultado de los ataques del Ejército ruso, tal y como ha informado a través de su canal de Telegram.

"Los especialistas están trabajando para restaurar el suministro lo antes posible. Actualmente el daño ha provocado que la mayoría no tenga agua potable. Por si acaso, por favor guardad agua siempre que sea posible", ha aseverado.

Así, ha explicado que los sistemas de defensa antiaérea de Kiev ya han sido activados y ha instado a la población a "no entrar en pánico" y protegerse en refugios y lugares seguros. "Estad atentos a las informaciones de las autoridades", ha dicho.

Aunque los sistemas de defensa aérea han logrado interceptar decenas de misiles rusos, las autoridades han alertado de que hay víctimas en la región, donde "continúa la amenaza", según ha recogido la agencia de noticias Ukrinform.

En este sentido, han explicado que los servicios de emergencia ya se han trasladado hasta las zonas más afectadas en un intento por restaurar el suministro eléctrico después de que unas 350.000 viviendas hayan sufrido un apagón y han alertado de que los residentes podrían enfrentarse a un "largo periodo de tiempo" sin luz.

Los bombardeos contra Kiev se enmarcan en la última ola de ataques "masivos" llevados a cabo por las tropas rusas contra las principales ciudades. Las autoridades ucranianas han alertado de que se han registrado explosiones en varios puntos del país, incluida la región de Zaporiyia. En total, 18 instalaciones se han visto golpeadas en una decena de regiones, la mayoría de ellas energéticas.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han cifrado en 44 los misiles interceptados y destruidos, si bien estiman que se han lanzado más de medio centenar en un ataque "simultáneo" contra suelo ucraniano. "Las consecuencias podrían haber sido mucho peores", ha lamentado el primer ministro, Denis Shmihal, según ha recogido la agencia de noticias UNIAN.

Los diez días que cambiaron el signo de la guerra en Ucrania

Los diez días que cambiaron el signo de la guerra en Ucrania

Más sobre este tema
stats