LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

Libertad de prensa

La Policía turca sospecha que los restos del periodista Yamal Jashogi fueron incinerados en el consulado

Una fotografía en memoria del periodista asesinado, Jamal Jashogi

infoLibre

La Policía turca cree que los restos del periodista Yamal Jashogi, asesinado a principios de octubre en el interior del consulado saudí en Estambul, fueron incinerados, a pesar de que Arabia Saudí únicamente ha confirmado por ahora el desmembramiento del cuerpo, informa Europa Press.

Jashogi murió a manos de funcionarios saudíes, como ha reconocido Riad tras difundir varias versiones previas sobre la desaparición del periodista. Pese a las sospechas turcas, Arabia Saudí ha descartado cualquier implicación del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

Un informe policial recogido este jueves por la agencia de noticias oficial Anatolia plantea que el consulado tenía dos pozos y un horno con capacidad para llegar a los mil grados, lo que permitiría no solo quemar las partes del cuerpo de Jashogi sino también destruir cualquier traza de ADN.

La ONU responsabiliza al príncipe Bin Salman del asesinato de Jashogi

La ONU responsabiliza al príncipe Bin Salman del asesinato de Jashogi

La información recabada durante las investigaciones apuntan a esta posible quema, después de que los rastreos llevados a cabo en los últimos meses en el interior del consulado, en la residencia del cónsul y otros lugares de Estambul no hayan dado ningún resultado en cuanto al posible destino del cadáver.

La Policía turca también sospecha que la prometida de Jashogi, Hatice Cengiz, podría haber sido asesinada en caso de haber entrado en el consulado junto al periodista. Jashogi acudió a la sede diplomática con cita previa precisamente en busca de unos papeles que necesitaba para contraer matrimonio.

 

Más sobre este tema
stats