francia

Gadafi financió la campaña de Sarkozy

Amenazan de muerte al juez que ha imputado a Nicolas Sarkozy

Entre Nicolás Sarkozy y Muamar Gadafi siempre había un hombre, el mismo, alguien que le hablaba a uno y a otro alternativamente. Se trata de Moftá Missuri, el intérprete personal del "guía" de la revolución Libia. Este diplomático libio, con rango de embajador, desvela en la noche del jueves en el programa Complément d'enquête (en el canal France 2), que supo por Gadafi que Libia había entregado “una veintena de millones de dólares” a Nicolás Sarkozy para la campaña de 2007.

En esta entrevista, Moftá Missuri también confirma la autenticidad del documento oficial libio que publicó Mediapart el 28 de abril de 2012. Según este escrito, de 10 de diciembre de 2006, el régimen libio había decidido “apoyar la campaña electoral” de Nicolás Sarkozy para las presidenciales de 2007 con unos "50 millones de euros”. Tras este principio de acuerdo, finalmente se pagaron alrededor de un tercio de dicha suma.

La carta de diciembre de 2006, firmada por Mussa Koussa, antiguo jefe de los servicios de información exterior de Libia, estaba dirigida a Bachir Saleh, director del gabinete de Gadafi y presidente de uno de los fondos soberanos del régimen, el Lybian African Portfolio (LAP).

Poco después de su publicación, Bachir Saleh sería extraditado desde París, donde vivía protegido por las autoridades, con la complicidad de la Dirección Central de Información Interior (DCRI, por sus siglas en francés).

A preguntas de los periodistas de France 2, el pasado 15 de junio, en un hotel de Trípoli, Moftá Missuri habló del documento hecho público por Mediapart: “Es el documento del proyecto de acuerdo, de apoyo o de respaldo financiero, a la campaña presidencial del presidente Sarkozy”. y añade: “Es un documento auténtico”.

Moftá Missuri permaneció al lado de Gadafi hasta la caída del régimen. Fue testigo de las advertencias especiales dirigidas a Francia por parte de los mandatarios libios tras conocerse la financiación de la que se había beneficiado Nicolás Sarkozy. Muamar Gadafi evocaba un “secreto grave” y su hijo, Saif al-Isla había hablado abiertamente de la campaña presidencial de 2007.

“Gadafi me dijo de palabra que Libia había entregado una veintena de millones de dólares”, asegura el intérprete. “Habitualmente, en Libia, en la Presidencia, cuando se entregaba dinero a alguien no se le hacía una transferencia bancaria, ni se extendía un cheque, se daba el dinero en metálico, en maletines”.

Mediapart ha hablado con Tristan Waleckx, uno de los periodistas del programa Complément d'enquête, quien da más detalles de la conversación mantenida con el intérprete diplomático. “Missuri es tajante a la hora de reconocer la autenticidad del documento”, afirma. “Le planteamos la pregunta 15 veces. Fue prudente con respecto al pago efectivo del dinero porque dice que no llegó a ver los maletines. Sin embargo, en lo que se refiere a la autenticidad del documento no expresa la más mínima duda. Se trata de su presentación, de su formulación, de la letra y de las firmas”.

El falso desmentido de 'Le Figaro'  

El periodista de France 2 puntualiza además que Moftá Missuri rechaza haber “desmentido” las revelaciones de Mediapart tal y como publicó en su día el diario Le Figaro. “Missuri nos dijo que Le Figaro había sacado de contexto sus palabras”Le Figaro, explica Tristan Waleckx. “Es un hombre muy prudente; dijo que personalmente no había visto los maletines y eso es lo que pudo haber dado pie a un desmentido formal. Mantiene que lo que hizo Le Figaro fue adulterar sus palabras, sacar de contexto sus afirmaciones”.

El testimonio de Moftah Missouri llega cuando el caso está en manos de la justicia. Así, mientras en 2012 se abrió una investigación preliminar por la querella interpuesta por Nicolás Sarkozy a Mediapart por “falsedad”, el 19 de abril se abrió una investigación judicial por la supuesta financiación ilícita de la campaña del expresidente por parte del régimen libio, por los delitos de “corrupción activa y pasiva”, “tráfico de influencias” “falsificación y uso de documentos falsos”, “malversación de fondos públicos”, “blanqueo, complicidad y encubrimiento de estos delitos”.

El registro del domicilio de Claude Guéant [jefe de gabinete de Sarkozy en la época] llevado a cabo el 27 de febrero vuelto a poner el asunto de plena actualidad. Según el semanal L'Express, se encontraron “notas manuscritas con el membrete del Ministerio del Interior” relacionadas con informes libios. Esta documentación se suma a los importantes documentos hallados en poder del intermediario Ziad Takieddine, encarcelado el mes de pasado, y a los numerosos escritos dirigidos a Guéant, que probaban ya entonces la existencia de preparativos para una financiación secreta, con un trasfondo: la venta de armas al régimen de Gadafi.

Con excepción de Bachir Saleh que se marchó a África y de Mussa Koussa, refugiado semiclandestino en Catar, los principales nombres en todo este asunto están en manos del nuevo Gobierno libio: Saif al-Islam Gadafi, el exprimer ministro Baghdadi al-Mahmoudi y Abadía Senoussi, el ex jefe de los servicios especiaes libios.

Antes de su extradición a Libia en 2012, procedente de Túnez, Baghdadi al-Mahmudi, había declarado ante el tribunal de Apelación de este país que él mismo supervisó “en calidad de primer ministro, el informe sobre la financiación libia de la campaña de Sarkozy”. “Se transfirieron fondos a Suiza y Nicolás Sarkozy se mostró agradecido por la ayuda libia recibida y no dejó de hacérselo saber a varios intermediarios”, precisó.

François Hollande, preguntado a este respecto en rueda de prensa en el Elíseo, el 18 de julio de 2012, dijo “lamentar” la extradición de Baghdadi al-Mahmudi y añadió que “seguro que podría haberse obtenido más información de gran utilidad para conocer determinados movimientos”.

En Libia también se habla de todo este asunto. En septiembre, una periodista del semanal Le Point preguntaba al entonces presidente libio (quien presentó su renuncia a finales de mayo), Mohammed Youssef el-Megarief, sobre la eventual financiación de Gadafi a Nicolás Sarkozy. Megarief respondíó: “No me parece descabellado”.

Un antiguo responsable de los servicios secretos exteriores del Consejo nacional de transición (CNT) libio, Rami el-Obeidi, declaró al Daily Telegraph y a Mediapart que la muerte de Gadafi, en las horas siguientes al linchamiento público del 20 de octubre de 2011, en Syrte había estado relacionada con "la amenaza de la revelación de la financiación de la campaña de Sarkozy en 2006-2007”. Según él, Muamar Gadadi habría sido ejecutado por un agente francés.

El programa se emite el jueves 20, a las 22:15, en la cadena France 2.'Claude Guéant: le préfet était presque parfait', un reportaje de Romain Verkey, Tristan Waleckx, Philippe Maire y Frédérique Prigent.

Traducción: Mariola Moreno

'Caso Sarkozy': la corrupción de un clan político francés con dinero de una dictadura extranjera

'Caso Sarkozy': la corrupción de un clan político francés con dinero de una dictadura extranjera

Más sobre este tema
stats