LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma laboral logra reducir la temporalidad sin dañar el empleo en el año de la guerra y la inflación

Medios comunicación

Mediapart supera los 130.000 socios y ya factura más de 11 millones anuales

Edwy Plenel, cofundador y presidente de Mediapart.

Edwy Plenel (Mediapart)

Este jueves 9 de marzo, Mediapart presentaba en rueda de prensa –celebrada en la sede del diario digital, socio editorial de infoLibre– su cuenta de resultados. La convocatoria, a la que asistieron una treintena de periodistas y que fue retransmitida en directo a través de Facebook, supone un ejercicio de transparencia excepcional en el mundo de los medios de comunicación. También infoLibre acaba de hacer lo mismo estos días: el ultimo año registró un crecimiento del 31% en el número de socios, que por primera vez son su principal fuente de ingresos.

Mediapart presentaba también el jueves su ya tradicional libro rojo 2008-2017: Neuf ans d’indépendance (2008-2017: nueve años de independencia), donde se recoge toda la información relativa a la marcha del diario, sus resultados e innovaciones.

Las líneas que siguen se corresponden con la introducción de dicho libro, así como algunos gráficos que resumen las principales cifras y la presentación –por vez primera– de un balance judicial de Mediapart. Asimismo y para celebrar el noveno aniversario del diario digital, coincidiendo con la campaña de las presidenciales francesas, Mediapart lanza una oferta especial de suscripción, válida hasta el 31 de marzo (3 meses de acceso al precio de 11 euros).

Nada sucederá como estaba previsto

#RienNeSePasseraCommePrevu (#NadaSucederáComoEstabaPrevisto): en forma de hashtag, ése fue el lema de Mediapart de 2016, con la mirada puesta en la campaña de las presidenciales de 2017. Cuando la mayoría de los analistas profesionales, acostumbrados a hacer vaticinios a partir de sus prejuicios, se preparaban para revivir un escenario ya conocido, en el que François Hollande y Nicolas Sarkozy se disputarían la Presidencia, con Marine Le Pen al acecho, nosotros apostamos con antelación por lo inédito y lo imprevisto.

Este pronóstico, confirmado tras la hecatombe política de las primarias y el efecto devastador de los casos judiciales en marcha, así como con la catástrofe electoral de EEUU, se basaba en una percepción documentada de la crisis profunda que sacude a nuestras sociedades, tanto democrática como ecológica, social como cultural etc. Pero también tenía su origen en nuestra experiencia colectiva como periódico que, desde su lanzamiento en 2008, ha ido a contracorriente de las certezas inmutables.

Mediapart, distinguido en el otoño de 2016 con el trofeo “Titre de la décennie” (Título de la década), en el salón de la Prensa del futuro, no sólo ha llevado la contraria a los analistas que no creían en el modelo económico de pago de la prensa digital. También ha desmentido a los que cuestionaban la tradición de un periodismo de calidad con la excusa de la revolución digital, que sólo apostaban por los formatos cortos y los contenidos efímeros, la inmediatez y el flujo, el zapping y el ruido, el comentario y el entretenimiento.

Mediapart ha apostado por lo contrario: por un periodismo en profundidad y enriquecido, utilizando las potencialidades de lo digital para fortalecer y defender el mejor de nuestros valores profesionales. Así las cosas, el éxito económico de Mediapart, consolidado por sus resultados de 2016 –sexto año consecutivo de beneficios, con un crecimiento del volumen de negocios de un 10%, un aumento del 10% en el número de abonados y un resultado neto del 15% de la cifra de negocios– es ante todo el de su modelo editorial cuyos contenidos no han dejado de enriquecerse.

Periodismo, más periodismo y nada más que periodismo: no hay más secretos que esta obsesión, al servicio del derecho a saber de los ciudadanos, donde se construye una relación de confianza con un público exigente y participante, crítico y plural. Supone no pretender escribir nunca la historia con antelación, sino más bien al contrario: permanecer atentos a lo inesperado que conlleva este acto cuyo aparición altera nuestras costumbres y nuestra comodidad, nuestras certezas y nuestros prejuicios.

Las cifras

En 2016, Mediapart superó los 130.000 abonados (individuales o colectivos), entre los cuales, más de 126.000, son socios individuales de pago. El crecimiento regular y constante de Mediapart ha generado una cifra de negocios al alza, del +9,4%, superando los 11 millones de euros y un beneficio neto de casi 1,9 millones de euros, por encima del 16% de la cifra de negocios.

Desde el 31 de diciembre de 2016, gracias a estos buenos resultados, el capital de Mediapart ha evolucionado en aras a reforzar nuestra independencia, con la compra de una parte de las acciones de uno de nuestros accionistas históricos, Ecofinance. Ahora, el eje de nuestra independencia (que forman fundadores, trabajadores, sociedad de amigos y amigos individuales) controla el 62% del capital. Puesto que este cambio en el accionariado se produjo a comienzos de 2017, no aparece reflejado en el folleto de nuestros resultados de 2016.

Mediapart, ante la Justicia

Mediapart debe acudir regularmente ante la Justicia para defender su trabajo. Lo hacemos como manda la ley republicana del 29 de julio de 1881, al amparo de la cual nace la libertad de prensa en Francia y que protege el derecho a la información. Defenderse ante los tribunales es también el precio de la independencia, a sabiendas de que, por supuesto, no estamos por encima de la ley. Esta defensa jurídica de Mediapart supone anualmente, la cifra varía según los años, en torno a 150.000 euros.

Además de la veracidad de los hechos que ofrecemos, basada en la presentación de pruebas (que aportamos siempre que es posible), la redacción de Mediapart hace frente a actuaciones judiciales que ponen en el punto de mira su trabajo con “buena fe”, principio que responde a cuatro aspectos de conjunto: la legitimidad del objetivo perseguido (que las informaciones reveladas sean de interés público); la rigurosidad de la investigación (que existan elementos que sostengan el trabajo periodístico llevado a cabo), que implica el respeto a la réplica (que se pida una reacción de los cuestionados o de sus defensores); la moderación y la prudencia en la expresión (que el artículo no se deba a una venganza polémica), y la ausencia de animosidad personal (que el periodista no arregle sus cuentas personales o privadas).

Nuestra defensa está en manos de Jean-Pierre Mignard y Emmanuel Tordjman, del bufete Lysias. Son nuestros abogados desde el lanzamiento de Mediapart, en marzo de 2008. Según estimaciones de mediados de febrero de 2017, el bufete ha llevado 97 causas relacionadas con Mediapart y con el director de la publicación (hay que tener presente que cada causa puede dividirse en varios procedimientos judiciales, incluyendo al o los periodistas autores de los artículos en cuestión).

A día de hoy, sólo hemos recibido tres condenas firmes por difamación: una por un error material rectificado; una segunda porque el plazo de rectificación fue insuficiente; una tercera por haber alterado las palabras de una entrevista. El artículo más antiguo al que se refieren estas condenas data de 2010. También hemos sido condenados por la no publicación de un derecho de réplica en el plazo legal fijado, pero la sentencia está recurrida ante el Tribunal de Casación.

Mediapart ha recibido 69 sentencias absolutorias (por desestimación, sobreseimiento, absolución, nulidad o improcedencia de las causas). De esos casos, un número nada desdeñable se corresponde a procedimientos iniciados más con fines publicitarios que legales: se retiraron 28 denuncias o los denunciantes renunciaron posteriormente a emprender acciones.

Mediapart debe defenderse todavía de 25 causas pendientes de sentencia firme. Entre ellas, algunos casos ya los hemos ganado, pero han sido recurridos. Sucede así con el caso Bettencourt, juzgado en Burdeos y recurrido por la fiscal de la República. Este mismo caso Bettencourt nos ha llevado a dirigirnos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por la censura de nuestras revelaciones, en el verano de 2010. ___________

Traducción: Mariola Moreno

 

   

 

 

Aquí puedes repasar íntegra la entrevista a Macron en Mediapart

Aquí puedes repasar íntegra la entrevista a Macron en Mediapart

Más sobre este tema
stats