RTVE

Sin acuerdo en RTVE

6.400 trabajadores de RTVE deciden este miércoles su futuro

Sin acuerdo en RTVE. La frase resume la situación laboral de la Radio y Televisión Pública, tras dos jornadas de encuentros entre la dirección y los representantes de los trabajadores, en los que estos últimos no lograron pactar una propuesta unitaria y alternativa, tras el rechazo en las urnas al preacuerdo para renovar el convenio colectivo. Un desacuerdo sindical ante el que la dirección ha esgrimido la aplicación del Convenio de Producción Audivisual, que recortaría los salarios aún más que lo negociado hasta ahora.

Ante esta situación, el presidente de la Corporación, Leopoldo González Echenique, ha declarado que "la solución es el convenio que hemos estado negociando durante un año", y no ha descartado la posibilidad de que el referéndum pudiera repetirse. Para Echenique "hemos llegado a un acuerdo con puntos y comas, con todo lujo de detalles, con tres de los cuatro sindicatos que tienen representación en el comité de empresa, que representan a más del 70% de la afiliación de la casa. Creo que no se ha medido bien el alcance de la respuesta dada en el referendum. Aquí ha habido alguien que se ha pasado de la raya, ha salido el resultado negativo por 29 votos, que es un 0,6% del total, y estamos en este abismo". El presidente, que hacía estas declaraciones al término de la asamblea de televisiones privadas, ha insistido en que "creo que la solución pasa por volver a votar ese acuerdo. Si no, es retrotraernos cinco meses y no tenemos tiempo".

Esta postura no está lejos de la apoyada por UGT, el Sindicato Independiente, y USO, que impulsaron el sí al preacuerdo pactado que suponía para la corporación un ahorro de 28,5 millones de euros al año, a cambio de la permanencia en el empleo durante dos años de sus 6.400 trabajadores. La discrepancia de CCOO se basa en que esos recortes sean admitidos como temporales y revisables, a lo que añadían el que afectaran menos a los que menos ganan, fueran transparentes, y mantuvieran la producción propia. El primer punto era admitido, en principio, por los otros tres sindicatos, pero la postura no ha podido ser unitaria al discrepar en cuanto a las escalas profesionales y reparto de cargas entre el personal.

Al margen de cuál sea la salida definitiva, acecha también la posibilidad de un ERE, que podría afectar a más de mil empleados. Esa sería la postura del Ministerio de Hacienda, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), principal accionista de RTVE, alarmada por las pérdidas de este y anteriores ejercicios; la postura a favor de volver al acuerdo inicial sin despidos está apoyada por la vicepresidente del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, madrina política del actual presidente de la corporación.

En los próximos días los sindicatos realizarán asambleas informativas para conocer la opinión de los trabajadores, y desde la empresa se tiene previsto dirigir correos individuales a toda la plantilla, para informar de los cambios que supondría la aplicación del Convenio de Producción Audiovisual; esta información, sumada a las palabras del Director General Corporativo el pasado jueves, es la que algunos representantes sindicales definen como "la táctica del miedo", en el sentido de que se pretende, con la amenaza de mayores recortes, obtener más votos positivos en un inmediato referéndum, que tendría que realizarse antes del 1 de diciembre; en esa fecha, la dirección aplicará, inevitablemente, la normativa de Producción Audiovisual.

El lunes se decide el futuro de RTVE

El lunes se decide el futuro de RTVE

Más sobre este tema
stats