PORTADA DE MAÑANA
Ver
La Comunidad de Madrid aloja gratis a una asociación ariete contra Sánchez que preside un diputado de Ayuso

RTVE

El presidente de RTVE justifica el hundimiento de la audiencia en nuevas cadenas y fusiones anteriores a la llegada de Rajoy

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, reconoce que los recortes de alrededor de 200 millones de euros anuales, realizados por el gobierno del PP a los presupuestos de la Corporación desde 2012, lastran su capacidad operativa y repercuten en las continuas bajadas de audiencia.

Lo hace en respuesta a una pregunta por escrito del diputado por Compromís Ignasi Candela, en la que señala como responsables de la caída la aparición de nuevas cadenas y posteriores fusiones que, sin embargo, tuvieron lugar en los años anteriores a la llegada del PP al gobierno. No obstante, Sánchez reconoce que, desde 2012 hasta el día de hoy, La 1 de TVE ha pasado de ser líder a tercera, tras Tele 5 y Antena 3, y ha perdido, prácticamente, uno de cada tres espectadores.

Candela cita en su escrito los informes de La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la SEPI, muy negativos sobre el presente y futuro de RTVE, antes de preguntar al presidente de la Corporación "¿Cuáles son las razones por las que RTVE obtiene unos índices de audiencia bajo mínimos y uno resultados económicos deficientes, según los informes?". En su respuesta, Sánchez habla de una subida de tres décimas, hasta el 10,1 de cuota de pantalla, en los últimos meses, pero aporta datos y gráficos que revelan como, a la llegada del PP, La 1 ha pasado del 14,5 a la cifra actual. En aquel momento, Tele 5 era segunda a pocas décimas y Antena 3 tercera a tres puntos de la pública. Sin embargo, hoy lidera la principal cadena de Mediaset, con un 14,4, seguida por de Atresmedia con un 12,8, mientras la pública se queda en el 10,1 antes citado.

El máximo responsable de RTVE intenta justificar la caída continuada por la presencia de nuevos canales como Cuatro y La Sexta —que se produjo en 2005, siete años antes— y las posteriores fusiones con Tele 5, en 2009, y Antena 3, en 2011. También hace referencia a la transición a la televisión digital, con la adición de nuevos canales aunque de audiencias menores. Pero Sánchez no explica por qué todo lo anterior afecta gravemente a la cadena pública y, sin embargo, no produce un efecto similar en la principales televisiones comerciales.

La razón principal quizás se encuentra en el punto seis de su explicación, cuando afirma que "la reducción de doscientos millones de euros anuales supone un duro ajuste del presupuesto, que afecta a la rejilla de programación" y añade "si analizamos la evolución de la competitividad por operadores, encontramos un punto de inflexión en 2012 en los rendimientos del grupo RTVE y, especialmente, en La 1, que en gran medida guarda relación con el ajuste presupuestario al que fueron sometidas las administraciones públicas y la Corporación RTVE".

Sánchez se extiende después en justificar la menor competitividad de La 1 por "su mandato de servicio público", que impide "formatos con mayor posibilidad de captar audiencias como ocurre con otras cadenas generalistas", así como "programas basados principalmente en ofrecer calidad e interés cultural y formativo". Afirmaciones que se compadecen mal con la presencia en hora estelar de espacios como el de Cárdenas, concursos para niños que se extienden hasta la madrugada o la actual deriva de los Informativos hacia contenidos de sucesos y noticias banales.

'Reinas' y los redactores de economía

A tan solo dos semanas de que el pleno del Congreso vote los cambios en el sistema de elección de la cúpula de RTVE, que volverá a exigir una mayoría de dos tercios además de otros elementos correctores que impidan el bloqueo por una sola formación política, el sistema de control parlamentario se limita a las esporádicas sesiones de la Comisión Mixta Congreso-Senado y a las preguntas por escrito que realizan los parlamentarios al presidente de RTVE. Sesiones y preguntas están sometidas a una rígida normativa que, de facto, deja siempre la última palabra al interpelado e impide a diputados y senadores replicar sus afirmaciones. De este modo, el control resulta poco operativo al impedir demandas de aclaraciones o rectificación de posibles inexactitudes. El formato de preguntas por escrito permite, además, al presidente de RTVE dilatar las respuestas hasta que el paso del tiempo prive de actualidad los hechos denunciados.

Nuevos ejemplos de lo anterior se han producido en los últimos días con sendas preguntas formuladas por la oposición. En la primera de ellas, el diputado de Compromís Joan Baldoví inquiría sobre los motivos por los que la cadena pública había contratado la serie Reinas a una “supuesta empresa pantalla”Reinas, en referencia a la productora Indiana Pictures, con un administrador único y solo dos empleados, pero detrás de la cual estaría José Luis Moreno. Este productor es dueño de las empresas Kulteperalia y Alba Adriática, acusadas de deber al fisco más de tres millones de euros. El propio Moreno anunció en YouTube que había llegado a un acuerdo con TVE para emitir Reinas, que se estrenó en enero pasado. "Estamos haciendo una de las producciones más grandes de todos los tiempos, en la que intervienen Estados Unidos, Reino Unido y España. Nosotros hemos hecho la adaptación de la historia de María Estuardo e Isabel I".

El presidente de RTVE asegura en su respuesta que el procedimiento de contratación por TVE de la serie “cumplió la legislación vigente y las instrucciones de contratación de la corporación". "Indiana Pictures presentó a RTVE sendos certificados de encontrarse al corriente de sus obligaciones con la Hacienda Pública y la Seguridad Social”, argumentó. “Asimismo, el administrador de la empresa firmante suscribió una declaración responsable indicando que la misma no pertenece a ningún grupo de sociedades en los términos que establece el Código de Comercio vigente”. Afirmaciones en clara contradicción con las declaraciones de Moreno, que el diputado interpelante no ha podido poner de relieve.

Otro caso significativo se ha producido con la diputada del PSOE Lidia Guinart, que preguntaba por las razones por las que “los seis redactores de plantilla de la sección de Economía de los informativos de TVE están solo encargados de temas menores, mientras otros redactores contratados externos se encargan, por decisión de la jefa del área, la señora Cecilia Gómez, de los temas más relevantes”.

En su respuesta, Sánchez dice que “en el área de Economía todos los redactores elaboran noticias y reportajes para los servicios informativos, no hay temas menores y no hay contratados externos. Hay dos redactores con contrato interino como recoge el convenio colectivo. Los telediarios están elaborados por profesionales independientes y no hay diferenciación de funciones entre los redactores. Los periodistas de los servicios informativos redactan y montan sus noticias siguiendo criterios exclusivamente periodísticos y de servicio público”. Y añade que, en el caso concreto del área de Economía, “no se produce ningún tipo de discriminación. Sus redactores trabajan con objetividad, imparcialidad y neutralidad y se respeta, como se ha hecho siempre, la independencia de los profesionales de la información".

Frente a las palabras del presidente de RTVE conviene recordar como seis de los ocho miembros de ese área entregaban el pasado noviembre al director de los Servicio Informativos de TVE una carta para denunciar que su jefa, Cecilia Gómez Salcedo, "no les permite abordar los temas claves y sensibles como el paro, el juicio por la tarjetas black , los Presupuestos Generales, o las previsiones macroeconómicas del Gobierno". Tampoco en esta ocasión la diputada ha podido señalar las contradicciones entre lo dicho por Sánchez y los afectados.

El Defensor del Espectador de RTVE recomienda delantales con la palabra 'capitana' en 'MasterChef'

El Defensor del Espectador de RTVE recomienda delantales con la palabra 'capitana' en 'MasterChef'

Más sobre este tema
stats