X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

La hora de la sensatez

Publicada 27/10/2017 a las 20:47 Actualizada 28/10/2017 a las 21:22    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 141

Quienes tuvieron en sus manos evitar el precipicio ya han demostrado que no podían o no querían o no sabían dar marcha atrás. Ni Cataluña es hoy más independiente que ayer ni España más fuerte. Al contrario. La DUI necesitaba la amenaza de un 155 para autolegitimarse y la intervención de la autonomía catalana precisaba una DUI para justificarse. Perdemos todos, y da verdadera grima observar aplausos festivos en el Senado y celebraciones exultantes en el Parlament. ¿Son conscientes de la fractura social, cívica, familiar y política provocada? Este viernes 27 de octubre quedará marcado como uno de los días más tristes de la historia democrática española, y como fecha señalada de un fracaso político colectivo.

Me niego a escribir hoy para reiterar machaconamente el listado de responsabilidades individuales que nos han traído a este agujero negro. (Lo que uno piensa y argumenta sobre el origen y desarrollo de un absoluto disparate puede leerse pinchando en este Buzón de voz). La historia colocará en un lugar muy, muy oscuro, a quienes este viernes ejecutaron en el Parlament el enésimo paso de un procés que ha saltado por encima de leyes y normas para imponer de forma sectaria y antidemocrática sus creencias y su modelo de país a otra mitad de la sociedad catalana que no las comparte. El derecho a saber es previo al derecho a decidir, del mismo modo que, como sostiene el profesor Emilio Lledó, “sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión se degrada porque sólo sirve para decir tonterías”. O para algo peor. Estas semanas negras transcurridas desde el 6 de septiembre (cuando se perpetró en el Parlament aquel pisoteo a los derechos de las minorías) han servido para que el principio de realidad desmonte algunos de los mitos del independentismo: que la República Catalana sería aceptada por Europa y por la comunidad internacional, que empresas y bancos jamás se irían de Cataluña, que España no tendría más remedio que negociar la relación entre “los dos Estados”…

“Los embustes, las falsedades, las medias verdades, pueden hechizar en el corto plazo a la gente de bien, pero la realidad ignorada o manipulada siempre acaba preparando su venganza”. Totalmente de acuerdo con esta proclama de Mariano Rajoy en el Senado, con la sugerencia añadida de que debería aplicársela a sí mismo, y no sólo a los independentistas. El déficit de credibilidad de los actores protagonistas de este drama tiene mucho que ver con su incapacidad para resolverlo.

Tenemos derecho a saber con detalle por qué el jueves Puigdemont estuvo dispuesto durante unas horas a convocar elecciones anticipadas y a renunciar a la DUI y por qué cambió de opinión. Cuando el (todavía) president de la Generalitat dice que no se le dieron garantías suficientes de que no se aplicaría el 155 y decide trasladar la responsabilidad al Parlament, es importante saber si exigió la “suspensión de los efectos del 155” (como él había hecho antes con la declaración de independencia) o si además ponía otras condiciones como la libertad inmediata de los Jordis, el compromiso de que la Fiscalía General no actuaría contra dirigentes soberanistas y la retirada de policías y guardias civiles enviados como refuerzos a Cataluña. Íñigo Urkullu y Miquel Iceta tienen parte de la respuesta a esa duda razonable, porque protagonizaron hasta última hora los principales esfuerzos para convencer a Puigdemont, presionado absolutamente por sus propias filas y sus socios, que no tardaron un cuarto de hora en acusarlo de “traidor” ante el amago de convocar elecciones. Todo indica que se produjo una combinación de factores, trenzados por la profunda desconfianza entre Gobierno y Govern, pero basta observar la gestualidad de hielo entre Puigdemont y Junqueras durante toda la jornada del viernes para concluir que el bloque independentista sale muy fracturado de un procés que quizás se lleve por delante a todos sus protagonistas, salvo que se reconviertan en mártires con la inestimable ayuda del 155.

En ese punto estamos. El 27 de octubre es ya el peor día de nuestro reciente pasado, pero lo que importa es evitar que lleguen días peores. “En el conflicto catalán han sobrado ignorancia y pasión”, dice con tristeza Emilio Lledó (que hace muchos años renunció a la cátedra que había ganado en Madrid porque sus alumnos catalanes recogieron firmas para pedirle que siguiera en Barcelona). Ha habido también en este conflicto más épica que inteligencia, más testosterona  que argumentos, más electoralismo que generosidad.

Ha llegado la hora de exigir sensatez incluso a quienes han demostrado que no es su fuerte. Es hora de que la sociedad civil reaccione ante la trampa de quienes adjudican a conceptos como Cataluña, el Estado, la democracia, la bandera, el autogobierno o la autodeterminación rasgos que ocultan una cruda realidad: detrás de cada uno de ellos hay personas. El Estado no sufre, ni la democracia llora. La gente sí. Hay familias rotas en Cataluña, compañeros de trabajo que no se dirigen la palabra, vecinos que no se saludan… ciudadanos que viven con miedo.

Es hora de exigir a los políticos independentistas que no inflamen las calles, que no se escuden en la multitud para esquivar sus propias responsabilidades. Es hora de reclamar a Rajoy que no use el 155 para alimentar aún más la frustración en Cataluña. Disolver de inmediato el Parlament y convocar elecciones para el 21 de diciembre lanza el mensaje de que pretende devolver con urgencia las instituciones catalanas a los representantes de la ciudadanía. Pone (inteligentemente)  fecha de salida a la entrada en el barrizal. Falta saber cómo administrará un posible boicot del independentismo, o de sus corrientes más insurrectas, a unas elecciones “impuestas” por el Estado, y falta saber qué hará Rajoy si los resultados de esas elecciones dibujan un Parlament similar al actual. ¿Estará entonces dispuesto a abrir el diálogo para una imprescindible y profunda reforma constitucional a la que siempre se ha negado?

Es hora de exigirnos a los medios y a los periodistas responsabilidad y templanza, para demostrar que una democracia sólida debe poder confiar en una prensa capaz de diferenciarse del ruido, las provocaciones y los fakes que incendian las redes con rumores intencionados e insultos sectarios. Es la hora de la gente sensata y no de quienes jamás dudan, ni siquiera cuando se lanzan al precipicio.

“Al que le duela España, que se tome una aspirina”, decía otro gran filósofo, José Luis López Aranguren, cuando ya en 1983 sugería también a Cataluña que hiciera “su propia autocrítica”, que repensara su “ser nacional” para buscar “una nueva forma de existencia colectiva”, capaz de integrar “a todos los catalanes, los de nacimiento y los de nacionalización”. Han pasado 34 años y algo hemos hecho muy mal, catalanes y españoles, para desembocar en una DUI y un 155, en una rebelión (esperemos que siga siendo pacífica) y en la “extinción” por decreto de los órganos de autogobierno.

P.D. Es hora de abrir una reflexión serena pero urgente ante la evidencia de que es factible pactar en cuestión de días el desarrollo del complejísimo artículo 155 de la Constitución, pero no ha habido forma (o ganas) en cuarenta años de desarrollar el 35, sobre el derecho al trabajo, o el 47, sobre el derecho a una vivienda digna.  
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



20 Comentarios
  • jositochema jositochema 31/10/17 11:35

    Hola, Benjamin.
    Como siempre totalmente de acuerdo con casi la totalidad del artículo, pero discrepo en algunas cuestiones importantres. Una es que el govern no ha utilizado a las masas ni las ha lanzado hacia ninguna parte, la sociedad no es tan tonta como para dejarse llevar, en todos los sitios. Otra es que me da grima ver por escrito desde hace tiempo, que puede ser un tema de nacidos y no nacidos en Cataluña, que hay que resolver. Creo sinceramente que eso ya está resuelto. Por todo lo expuesto, y dándote la razón de nuevo, debemos pensar si las elecciones, serán la solución a el problema catalan en su conjunto.
    Hemos muchos catalanes y españoles que pensamos que la solución es un referendum.
    Gracias y hasta pronto.
    Chema

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vaaserqueno vaaserqueno 30/10/17 10:53

    Gracias por la sensatez. Nos hace mucha falta

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    4

  • Agu47 Agu47 29/10/17 18:43

    Hace días escribí " hay alguien interesado en reparar los lazos rotos entre catalanes nacionalistas y el resto de canales,  y los odios creados entre catalanes y el resto de españoles" 
    He tenido una ocurrencia: debería crearse una secretaria en el gobierno español y otra en el govern catalán para restablecer simpatías,  por ejemplo desde el govern catalan se podrían mandar notas a toda la prensa diciendo  "el CEO en su último barómetro ha comprobado que el 72% de los catalanes son hinchas del Real Madrid"
    Desde el gobierno español se podría mandar una nota a toda la prensa diciendo: "el CIS en su última encuesta ha comprobado que el 90 % de los españoles creen que los catalanes son los europeos más laboriosos"
    Estas tonterías crean un clima de simpatía entre ambas comunidades durante años crearían vínculos más duraderos. En fin una fantasía 

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    3

  • Txorigorri Txorigorri 29/10/17 12:17

    Parece que ha calado hondo en el sentir de la sociedad española “el pisoteo al derecho de las minorías” que se ha venido produciendo en el Parlament de Cataluña los últimos meses por parte del sector independentista –y no seré yo quien lo defienda-, pero parece que hemos olvidado pronto el mismo derecho que tenía la oposición al gobierno del PP cuando éste tenía mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados la pasada legislatura y dos de cada tres leyes se aprobaron con los únicos votos del PP (en algunos casos también colaboraron CIU y PNV). Se considera antidemocrático, por silenciar a la oposición, el procedimiento de lectura única utilizado por el Parlament el 6 de septiembre en el que se aprobó la tramitación de proposición de ley para convocar el referéndum del 1 de octubre, pero echamos “pelillos a la mar” cuando PP y PSOE se pusieron de acuerdo para tramitar por el mismo procedimiento el artículo 135 de la Constitución, la reforma del Código Penal, o la ley por la que abdicaba el anterior Rey. ¿Y el posicionamiento del Tribunal Constitucional al respecto?, pues cuando IU planteó un recurso de amparo a raíz de la tramitación, por la vía urgente, del artículo 135 de la CE el TC lo rechazó y amparó la fórmula, sin embargo, en el caso catalán lo declaró ilegal.
    Se podrá argumentar que la gravedad de los acuerdos aprobados en el Parlament es inconmensurablemente mayor y distan mucho de los aprobados en el Congreso o en el Senado, ¿pero para quién?. A algunos nos la refanfinfla si Cataluña es independiente o no porque consideramos que el quid de la cuestión no estriba en quién nos gobierna, sino en cómo nos gobiernan, y este último condicionante no lo determina ni el secesionismo ni el unionismo por sí mismo.
    Cuando se afirma con rotundidad que no hay democracia sin Ley debiéramos preguntarnos en beneficio de quién se aprueban las leyes ¿De la comunidad en general? ¿Estamos seguros?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    33

    • Luis Fernando Luis Fernando 29/10/17 12:56

      El art 135 CE, exactamente igual que el art 13CE, de cuya reforma ya nadie se acuerda, fueron reformados conforme al cauce del art. 167 CE.
      Por el contrario, las dos leyes aprobadas por el Parlament en sus sesiones de los días 6 y 7 de septiembre, asestaron un golpe frontal a la soberanía nacional e integridad territorial de la vigente CE.
      Esa es la diferencia.
      Rspetar las leyes vigentes, también para reformarlas, es fundamental en democracia.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      11

      8

      • Txorigorri Txorigorri 29/10/17 14:06

        Yo no digo que el Artículo 135 de la CE fuera aprobado ilegalmente, lo que digo es que fue aprobado sin respeto al derecho de las minoría a poder expresarse, igual que lo fue la ley del Parlament que dió paso al referéndum, es decir, aprobación amparándose en el artículo 150 del Reglamento del Congreso de los Diputados que permite la tramitación directa y en lectura única.
        Respecto a lo que es legal o ilegal, permítame que recurra a los clásicos. Estos, para entender cualquier cambio o suceso que se producía en la sociedad, recurrían al término "cui prodes" (a quien beneficia), y esa es la pregunta que nos deberíamos hacer cada vez que se aprueba una ley antes de darla por legítima.

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        8

  • jucies jucies 29/10/17 11:31

    A mi me parece que los catalanes saben muy bien, muy bien, que no se pueden fiar de ESTE partido popular que, como TODO el mundo sabe, es el partido mas corrompido, ladrón y mentiroso de TODA Europa. También saben muy bien, muy bien y por experiencia que no está claro la independencia del poder judicial en España... TODO el mundo sabe, aunque puede que no lo quiera decir, que esto es así. También saben por experiencia el sesgo descarado que da mucha vergüenza incluso a no pocos de los "españoles" de los medios de casi la totalidad los medios de comunicación controlados y financiados por el poder... y no digamos nada de la "cagada" del rey... etc., etc., etc.,... ante TODO esto ellos lo tienen claro, y creo que cada vez mas gente lo tiene mas claro...y por eso quieren marxar.

    Responder

    Denunciar comentario

    16

    33

  • Azalea Azalea 29/10/17 11:09

    De acuerdo contigo en todo, jesus y , dede luego que hace falta una prensa seria ...gracias !! y un saludo afectuoso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    17

    • esfera esfera 29/10/17 17:39

      Je,je,je..... gracias y un saludo afectuoso.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Luis Fernando Luis Fernando 29/10/17 12:58

      La prensa seria existe. Este medio es todo un ejemplo de información veraz.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      9

  • Inguru Inguru 29/10/17 10:55

    Tú lo has dicho bien Jesús, no hay ni forma, ni ganas de poner fin a un conflicto sin aprovechar para humillar y satisfacer a los que piden retroceder al franquismo, sin esconderse! Me recuerda al recorte de los derechos laborales por la crisis! O a los recortes de sanidad, de educación,de derechos sociales......joder!!!!! Quién no quiere independizarse de ese partido que gobierna un país que menosprecia a Catalunya en estadios de fútbol en televisiones públicas, en los diarios todos los días? Sé, que es el sentimiento el que habla, pero créeme Jesús que cuesta mucho no independizarse de esa parte de España que me hiere cada día. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    19

    • PepeE PepeE 29/10/17 18:34

      Anda hombre, ahora resulta que convergencia o IR son la referencia de gente honrada y progresista, hay que ver que estulticia. Que el PP es lo que es lo vemos todos, pero lo que son los independentistas como Convergencia o como se llame ahora y otros no se quiere ver. Ya está bien de confundir el gobierno actual con el Estado. Lo que nos faltaba una Cataluña independiente gobernada por convergencia y IR y si acaso apoyados por los alegres y combativos muchachos de la llamada CUP

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

    • mrosa mrosa 29/10/17 11:59

      Los peores recortes de la crisis los hizo en Cataluña su propio gobierno, que no era del PP. En cuanto al menosprecio del que hablas, ¿seguro que no puedes recordar manifestaciones públicas de independentistas en las que se menosprecia al resto de los españoles? Porque hay muchas y hay que tener memoria de pez o ser muy cínico para no recordar ninguna. El apego a la verdad y la capacidad de análisis político de la situación y de autocrítica es la misma entre los independentistas que en el PP y sus seguidores: cero patatero. Así nos va, y me temo que así nos va a seguir yendo.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      18

  • Mayor Al Mayor Al 29/10/17 10:05

    Gracias, no quiero opinar, seguiré pensando y atento a los acontecimientos. Hay que saber esperar. En este asunto soy espectador. Saludos a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 29/10/17 09:34

    El grave problema en el que nos han metido a todos, hoy por hoy no lo pueden solventar los políticos que lo han creado (PP-P$O€-C's-PdCAT-ERC-CUP-JxSI), ya que una vez que una persona se inscribe en cualquier partido político, y no digo ya si tiene un cargo, el grado de cinismo y negación de la realidad al que pueden llegar no tiene límite. Se debería buscar personalidades del ámbito social, profesional y cultural, para reunir una terna en la que puedan hablar "sin las limitaciones que impone un partido político", y puedan avanzar en alguna dirección, ya que, insisto, TODOS hacen gala de un cinismo y una falta de autocrítica vergonzosa. Ahora "nadie es culpable de haber llegado hasta donde hemos llegado", el PP "ha hecho todo lo posible por el diálogo y se ha visto obligado a cumplir con la ley", el P$O€ "ha apoyado el 155 por su compromiso con la Constitución.....la cual piden reformar, pero no se fían de que el PP vaya a hacerlo", en C's "preparados con la gasolina para apagar el incendio", el PdCAT-ERC-CUP-JxSI, modifican por la cara las leyes del Parlament (al que tanto dicen respetar, para ajustarlas a su interés, como el PP) y como excusa se muestran conformes con una votación (la del 1-O) que no admitirían ni para renovar la junta de propietarios de donde viven, pero como hubo porrazos en algún colegio (ya son mártires de la causa...), les sirve de "aval y mandato del pueblo de Catalunya"............y de éstos tenemos que esperar un "rasgo de sensatez", la llevamos clara.
    De éste desastre lo único que queda, cada vez más claro, es que la figura del rey es totalmente prescindible, ya que a pesar de su "alta preparación" (para no sé qué), ni se le ha visto ni se le espera en un problema de ámbito nacional, así que vaya preparando el discurso de navidad, que ahí si que lo borda....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    3

    14

    • Haiku Haiku 29/10/17 10:17

      Algo parecido pensaba anoche mientras veía el programa de la Sexta Noche. Cuando tuvo lugar el debate político, llegué a la conclusión que nadie diría nada que no se saliera del argumentario y consignas intrapartido. Un debate vacío que reniega de la finalidad. Tiempo perdido con los partidos, incluido Podemos aunque me duela. Sin embargo, el debate entre periodistas y economistas mucho más fructífero y real. Una exposición más cercana a las distintas realidades, que nos aproxima mucho más al otro, o nos distancia...pero más real. Escuchar a los partidos es tiempo perdido y escuchar las realidades de cada territorio me interesa mucho más. Es triste pensar que nuestros representantes podrían ser sustituidos por megáfonos como el del "ha llegado a su ciudad el camión del tapicero...."

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      3

      15

      • Damas Damas 29/10/17 10:39

        Haiku, por lo que dices, anoche compartimos: programa de televisión, enfoque de lo mostrado y la imagen de vuelta sobre lo que vimos, es decir lo que pensamos sobre ello: lo mismo acerca de los partidos. Un abrazo

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        12

        • Haiku Haiku 29/10/17 11:35

          Otro para ti Damas. Algo bueno que tiene todo esto es que ahora tenemos muchos más datos para opinar y posicionarnos, aunque a tan alto coste. Ahora entiendo mejor aquello de "he visto cosas que vosotros no creeríais....todos esos momentos NO se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia". Un abrazo más, de los sinceros.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          7

          • TOTOFREDO TOTOFREDO 30/10/17 17:47

            Blade Runner I.........

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • antona antona 29/10/17 08:56

    Muchas gracias Jesús Maraña por devolvernos la sensatez en medio de tanta impostura. No puedo estar más de acuerdo con todos los aspectos que analiza el artículo. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    7



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.