X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Telepolítica

Así ganaron las elecciones Puigdemont y Arrimadas

Publicada 23/12/2017 a las 06:00 Actualizada 22/12/2017 a las 22:31    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 61

Acertar las quinielas en lunes siempre ha sido sencillo. Después de todas las elecciones, muchos analistas llegan a la conclusión de que ha sucedido lo que esperaban. En las catalanas, ni siquiera después de ver los resultados se entiende bien la quiniela. Esta campaña es un paradigma de la revolución que están viviendo en todo el mundo los procesos electorales.

Estos últimos comicios tienen que ver más de lo que podemos imaginar con lo acaecido en algunos de los procesos más recientes en el Brexit, en Francia, en Italia o en Estados Unidos. La revolución digital ha estallado y ha transformado nuestra vida y la forma de interconectarnos con nuestro entorno. La comunicación política ha modificado de forma radical su esencia.

Tras la reinstauración de la democracia en España, vivimos profundas transformaciones. La más significativa fue la irrupción de los medios audiovisuales, particularmente la televisión, como principal canal de comunicación entre la política y los electores. Poco a poco, la influencia de la prensa fue decayendo, lo que implicó un cambio en el propio lenguaje de la comunicación. La televisión impuso sus reglas. Una de las más importantes es la potenciación de los elementos formales y emocionales por encima de los basados en la reflexión y la profundidad conceptual.

La transformación que implicó el lenguaje televisivo sobre el lenguaje político se está elevando a la enésima potencia. La sociedad vista como conjunto carece de sentido. Hoy conviven multitud de círculos sociales en ocasiones interrelacionados y a veces totalmente aislados unos de otros. Mediante Facebook o los chats de Whatsapp, por ejemplo, conformamos grupos de afines con los que buscamos elementos de coexistencia e integración. En el mundo digital, la gran batalla se plantea por el control de los conocidos como walled gardens (jardines vallados). Hay empresas dentro de las campañas políticas que ofrecen infiltrarse en estos grupos para ejercer influencia no percibida como tal por los miembros de la comunidad. Directamente, puede comprarse el acceso.

Esta disgregación de los canales de contacto con la política abarca desde medios tradicionales como la prensa o la televisión, hasta las pequeñas e influyentes comunidades digitales. Se nutre de contenidos adaptados a cada vía, pero necesariamente tienen que mantener mensajes comunes y coherentes, siempre basados en la simplificación, en su brevedad y en su fuerza emocional. Fuera de este formato no cabe una mínima eficacia. Esto ha terminado por modificar, sin posibilidad de retorno, la concepción del lenguaje de la propaganda y la información política.

Es la base de lo ocurrido en Cataluña. El éxito de la campaña de Puigdemont se ha cimentado a partir de un discurso puramente digital. Una única idea ha marcado todo su argumentario, la de elegir entre la democracia representada en la república presidida por él mismo y el autoritarismo encarnado en Rajoy. Un escenario bélico entre buenos y malos. Sin matices. Sin contenido. Sin explicaciones. Basta con buscar ejemplos aislados que certifiquen la existencia de esa guerra y difundirlos a través de todas las redes disgregadas, desde TV-3, los chats de ANC o cientos de foros e hilos de discusión. Ahí entra todo, desde la intervención policial del 1-O hasta la lamentable declaración de Sáenz de Santamaría achacando a Rajoy la situación de los líderes independentistas. El dilema era emocional, aglutinador y enardecedor. Es la última batalla. O el poder opresor o la victoria del pueblo unido codo con codo. Al frente, según sus seguidores, un líder condenado al exilio, dedicado 24 horas al día a reivindicar ante el mundo la valerosa contienda de un pueblo que lucha por la libertad.

Algo parecido ha sucedido con Ciudadanos. Su mensaje no ha sido muy diferente estructuralmente. De nuevo, hay dos bandos enfrentados. Por un lado, el independentismo oficialista, excluyente, supremacista, derrochador, provocador y clasista. Enfrente, humildes familias de laboriosos catalanes procedentes de familias emigrantes maltratados, señalados y aislados por el mero hecho de tener sentimientos de pertenencia a una España democrática, abierta, plural. Tradicionalmente escondidos por temor a la persecución del intransigente régimen independentista, tenían por fin la oportunidad de salir a la calle y reivindicar con orgullo que no estaban solos, que eran muchos y que estaban preparados para reivindicar su dignidad maltratada. Representados, para sus votantes, por Inés Arrimadas, una mujer valiente, firme, limpia de corrupción y dispuesta a enfrentarse al poder establecido con la cabeza en alto.

Puigdemont y Arrimadas han sido los grandes triunfadores de la campaña de propaganda política vivida en las últimas semanas en Cataluña. El resto parece haber cometido todo un repertorio de errores, especialmente amplificados por su disonancia con el lenguaje digital imperante.

ERC ha tenido un comportamiento desconcertante estas semanas. Empezó reconociendo errores en la actuación durante el procès. Con su líder en prisión, no han sabido explotar esta situación y Junqueras ha quedado olvidado en el fragor del atracón informativo. Marta Rovira ha sido un disparate como candidata afirmando un día que los tanques iban a arrasar las calles de Cataluña sin prueba alguna, defendiendo la unilateralidad por la mañana, para por la tarde afirmar que la bilateralidad era la solución. ERC ha intentado hacer valer su pedigrí como partido honrado y coherente frente a un PDeCAT, heredero de la desgastada Convergència del pujolismo, inexistente de cara a los votantes encandilados con la luz del faro que suponía esa plataforma de combate llamada Junts Per Catalunya, apoyada implícita y explícitamente por entidades soberanistas como la ANC.

El PSC ha sufrido una enorme decepción. Parecía que era su oportunidad hace apenas cuatro semanas. No ha sabido o no ha podido imponer su terreno de juego ganador. Se trataba de hacer visualizar la existencia de dos bandos enfrentados, pero cohabitantes del mismo país. Los socialistas debían representar la ilusión por el hallazgo de la paz y la reconciliación. Con el fin de salirse del frentismo cometieron un error. Se ciñeron a hablar de programas e iniciativas y se olvidaron de que esto iba de entrañas, de sentimientos, de corazón. Nunca le dieron valor emocional a su propuesta. Frente a la épica de los bandos en guerra, siempre aparecieron como unos buenos chicos sin capacidad para distraer a nadie en su puesto en la batalla.

Peor aún les ha ido a los comunes. Una situación similar a la del PSC caracterizaba su apuesta. Además de la falta absoluta de generar ilusión, pasión y esperanza hay que sumar una recurrente equidistancia imposible de entender por quienes vivían en plena conflagración. Mientras la gente buscaba movilización y marchaba junto a los suyos, Domènech y Colau pedían detenerse y fiarlo todo a una supuesta solución pactada tan lejana como intangible. Pura ensoñación de sacerdotes que pedían a los soldados que dieran un paso atrás cuando las trompetas congregaban a las tropas ante la batalla final.

La CUP ha sido finalmente la única que ha pagado los platos rotos de los desastres del procès. Su inmovilismo ha sonado ridículo. Desobediencia, insumisión y mantenimiento de las posiciones en el castillo imaginario que significó la DUI simbólica. El pueblo al que dirigían su discurso se había marchado ya. El procés habría fracasado, pero la guerra aún estaba declarada y había batallas gloriosas aún por ganar. Mientras, la CUP contaba que ya estaba todo ganado tras la DUI y bastaba con enchufar el nuevo electrodoméstico. Quedaron aislados como un grupo de disparatados ajenos a la realidad que tocaba afrontar.

Lo del PP tiene poca interpretación en términos de comunicación política. Su apuesta ha sido coherente con lo realizado por el Gobierno de Rajoy en Cataluña estos años atrás: nada. No tenían programa, ni propuestas, ni alternativas. El único logro era la patética visión de que con el 155 todo ya se había solventado y que el independentismo estaba finiquitado y abatido. La verdad es que tiene mérito que hayan alcanzado tres diputados.

Tiene poco sentido discutir a estas alturas si la nueva comunicación política es mejor o peor que en el pasado. Si es más superficial. Si es puro efectismo. Da igual. Es la que es. Quien lo discuta, ni siquiera será escuchado.


Hazte socio de infolibre



25 Comentarios
  • Grever Grever 25/12/17 22:14

    Totalmente de acuerdo en que las elecciones del 21-D se dirimieron en base a referentes emocionales, de ahí el fracaso del PSC y la debacle del ECP que lo intentaron abordarlo lo racional. No obstante y reconociendo la importancia de los nuevos canales y escenarios que se citan en la columna no deberíamos olvidar el teorema de Forcadell: No hay problema en equivocarnos, el estado español se equivocará aún más. A saber: Ineficacia en desarticular del 1-O, cargas policiales, encarcelamiento de líderes, declaraciones sobre descabezamiento del independentismo, por solo citar algunos.
    Se lo pusieron EN BANDEJA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 24/12/17 21:11

    ¡Feliz Navidad a todo dios y especialmente a los discapacitados auditivos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • whomples whomples 26/12/17 07:55

      ¡¡Gracias por acordarte de nosotros!!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • jagoba jagoba 24/12/17 12:21

    Domènech y Colau pedían detenerse y fiarlo todo a una supuesta solución pactada tan lejana como intangible

    ¿PORQUE NO QUERÉIS UNA SOLUCIÓN PACTADA? La pregunta va dirigida a políticos,periodistas, comentaristas políticos,tertulianos, Pseudoanalistas y demás pagados.

    ¿PORQUE SE ACABARÍA EL PROBLEMA? !!!Con el juego y dinero que da a los medios¡¡¡

    ¿O PORQUE NO ES UN ORDENO Y MANDO FASCISTA MILITAROIDE? ¡¡¡Que se sepa de donde venimos y quienes somos!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    16

    12

    • jagoba jagoba 25/12/17 23:59

      La solucion pactada no significa independentismo pactado.
      Y tampoco permanecer como están.
      Una consulta abierta con varias posibilidades podría Ser la solucion.
      Lo apunto Carmena.
      Y hasta que llegue ,discutir la ventajas e inconvenientes, sin crispación.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • Nepas Nepas 24/12/17 12:16

    De acuerdo en el impacto digital, en la polarización, en el esquematismo, en buscar la emoción. Pero en el análisis falta algo que Enric Juliana (director adjunto de La Vanguardia) ya apuntó hace mes y medio, cuando todas las encuestas daban ventaja a ERC. juliana avisó que el debate entree las elites de Cataluña estaba en si esa gente admitía a ERC como primera fuerza de Cataluña. Y EL 21 D NO LO ADMITIÓ. La burguesía alta, media y baja votó ideología, votó con racionalidad, con la cartera, y votó Convergencia (o como se llame ahora).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    15

    • jagoba jagoba 26/12/17 09:33

      Voto con la cartera?
      Eso no lo entiendo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • jagoba jagoba 24/12/17 12:10

    "Con su líder en prisión, no han sabido explotar esta situación"

    Tiene rozan Sr. Contreras en que los analistas, periodistas, tertulianos no sabeis explicar lo de Cataluña.
    Y no es menos cierto que no analizáis, solo buscáis argumentos a las directrices que os dan.

    Yo no he acertado el resultado, que vaya por delante.

    Pero sabia que las encuestas eran falsas. Eran declaraciones de intenciones.
    Se fijaron desde un principio, y decidieron que Podemos iba a ser determinante y que se quemaría hiciera lo que hiciese.

    En cuanto el que Oriol Junqueras esté en la cárcel lo ha rentabilizado perfectamente M. Rajoy, y usted lo sabe señor Contreras o lo debería de saber- No es igual Messi que su sustituto, por bueno que este sea.

    Sigo sin ser independentistas, pero mas de dos millones de catalanes no son idiotas y no saben que votan.
    En dos meses los "idiotas " han votado lo mismo. A VER CUANDO SE ENTERA, SR. CONTRERAS.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    11

    18

    • taxista y rojo taxista y rojo 25/12/17 22:16

      Como argumento es impecable, siempre que tenga en cuenta que la otra mitad ha votado justo lo contrario

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      4

      9

      • jagoba jagoba 26/12/17 09:38

        La otra mitad me merecen todo el respeto,solo faltaba.
        La mayoría silenciosa siempre apoya al mentiroso, que piensa que son suyos.Es una mayoría virtual.
        Seamos realistas.
        El dialogo pone rumbo a la solución.Empecemos

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        6

  • Fortunato Fortunato 24/12/17 11:16

    A la vista de los resultados, la solución más razonable y factible sería la siguiente: reploclamación de la República Catalana, reconocimiento de ésta mediante las modificaciones constitucionales que fuera menester, intercambio de prisioneros. Los independentistas encarcelados serían devueltos a territorio republicano y el millón ochocientos mil desafectos ex catalanes serían repatriados a zona monárquica, realojados e indemnizados con cargo a la República, la cual, sin el lastre de España, tendría sus arcas a rebosar.
    Como autor del plan, sólo pido que se promueva mi candidatura al Premio Nóbel de La Paz, aunque no haría sacos a cualquier otro.
    Feroz Navidad a todos!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    4

    18

    • PepeE PepeE 25/12/17 13:42

      Muy de acuerdo y además que jajoba y Luzin se tiren de los pelos y el que gane que se lleve las reliquias esas de la discordia. Amen

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • Fortunato Fortunato 25/12/17 10:46

      Gracias por corregirme la errata. No me había percatado. Son cosas del corrector predictivo, que con frecuencia corrige lo que estaba bien. Si no pudiera ser el Nobel de La Paz, porque ya estuviera reservado para Trump, me haría ilusión el de Física.
      Feliz Navidad!!

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

    • platanito platanito 25/12/17 08:11

      ¡Qué ansioso! Querer premios a "sacos" ¿No le dá un poco de asco?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • javiordel javiordel 24/12/17 21:09

      Muy original. Jajajaja.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 24/12/17 07:47

    Galeno1. Para empezar las CUP quieren salir de la UE, no hace falta decir más, esto basta para mi.
    Me equivocaba cuando pensaba que el mayor derrotado era ERC por estar superado por Puchi. Suelo fijarme en los rostros con el propósito peregrino de acercarme a la verdad... Riera tenía cara de constipado porque las CUP han sido el mayor perdedor de estas elecciones: ¡una gran noticia para Catalunya i la llibertat!

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    11

  • Galeno1 Galeno1 24/12/17 00:19

    En la Europa con larga tradición democrática y de parlamentarismo como Inglaterra, o en países como la Alemania actual, sus dirigentes políticos deben de estar alucinando, y se preguntarán de que tradición democrática y parlamentaria viene Rajoy, e incluso se preguntarán si viene de alguna.

    Lo comento, porque ante una convocatoria de elecciones, a dos meses vista, como las del 21D, lo europeo de esa línea, hubiese sido en esos dos meses, actuar en modo democrático intenso, a través del dialogo constante, como dialogaron el Gobierno del Reino Unido y el Gobierno escocés para el asunto del referéndum. Lo que habría hecho que el resultado electoral, desde el punto de vista de los dos bloques que había (y que era el punto de vista lógico o punta de vista de Estado, si se prefiere, para aclarar la cuestión España vs Cataluña hoy) hubiese sido distinto, y no el mismo como ha ocurrido. Supongo que los socios Europeos pensarán que Rajoy no ha hecho nada para despejar el ambiente político y con ello mejorar, sino todo lo contrario: ensombrecerlo y empeorarlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    12

  • Galeno1 Galeno1 23/12/17 22:16

    Se lee sobre la táctica de los comunes: "una recurrente equidistancia imposible de entender por quienes vivían en plena conflagración. Mientras la gente buscaba movilización y marchaba junto a los suyos, Domènech y Colau pedían detenerse y fiarlo todo a una supuesta solución pactada tan lejana como intangible"

    Y además en mi opinión, los comunes, hablaban de que su apuesta era desbloquear la situación, para no tener que ir a repetir elecciones.

    Lo decían, cuando la realidad que se veía era, que los comunes al presentarse de esa forma, serían la causa del bloqueo, que decían que querían evitar. Sonaba a tomadura de pelo, o a que viven en la inopia política.

    Lo comento, porque estaba claro que bajarían en escaños respecto a CSQEP (las más de 800.000 visitas del vídeo electoral de Albano Dante, frente a las menos de 7.000 del de Iglesias, eran todo un indicio) por lo que la posición de no decantarse del lado indepe o del lado no indepe, o abandonar y dejar libertad de voto a sus votantes, acabaría siendo la causante del bloqueo de la situación, como se ha visto. Bloqueo similar al del 27S de 2015, donde los unionistas contaron a CSQEP como unionistas, para justificar su posición inmovilista, diciendo que no se podía avanzar porque la sociedad catalana no lo había dicho con sus votos, y por lo tanto había que quedarse como estábamos y retroceder a la etapa previa a las diadas masivas. Y para justificar ese retroceso, decían que la mayoría no era la que salía en las diadas masivas, sino que la mayoría era la que se quedaba en casa y que por ello se llamaba:

    - Mayoría silenciosa. (Un cuento como se ha visto el 21D, donde con el 80% de participantes los indepes han sacado más de dos millones de votos, frente a los no indepes, ya que las abstenciones no se pueden asignar ni a unos ni a otros. El cuento de la mayoría silenciosa, lo lanzaron los involucionistas tipo Rajoy, con esas dos palabras mantra, sacadas del baúl de los recuerdos, para cimentar los principios de todas las personas del espectro anti independentista-anti nacionalista, incluidas las personas que se autodenominan de izquierda internacionalista).

    Bloqueo = Los comunes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    11

    5

    • Galeno1 Galeno1 23/12/17 22:21

      Dice: los indepes han sacado más de dos millones de votos, frente a los no indepes

      Debe decir: los indepes han sacado más de dos millones de votos, frente al mas de un millón de los no indepes

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      5

      2

      • Larmon46 Larmon46 23/12/17 22:37

        Los votos de los indepes los 2 millones y los no indepes 2.2 asi que si hay referéndum gana el constitucionalismo

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        11

        14

        • Galeno1 Galeno1 23/12/17 23:40

          INDEPES:
          JUNTSxCAT 940.602 + ERC-CatSí 929.407 + CUP 193.352= 2.063.361 personas.

          NO INDEPES:
          C's 1.102.099 + PSC 602.969 + PP 184.108= 1.889.176 personas.

          OTROS:
          CatComú-Podem 323.695 + PACMA 38.520 + RECORTES CERO-GRUPO VERDE 10.114 + PU M+J 573= 372.902 personas.

          Abstenciones: 961.426 + Votos nulos: 16.027 + Votos en blanco: 19.377= 996. 830 personas.

          Que cada cual asigne al bloque INDEPE o al bloque NO INDEPE, el número de personas de otros, o de abstenciones, o de nulos, o de en blanco, que crea, sin hacerse trampas en el solitario ya que si se hacen ganamos siempre, con lo que la cosa implicará bloqueo. Para no hacerse trampas en el solitario hay que tener información. Una información útil es que los NO INDEPES, no aceptan el derecho a decidir de los catalanes, y a todas aquellas personas que acepten el derecho a decidir de los catalanes, les llaman anticonstitucionalistas.

          Otra información útil es que los INDEPES lo que quieren es tener soberanía, o dicho de otra forma: quieren la soberanía catalana, y para ello no es imprescindible separarse de España, ya que con una reforma de la constitución para que así que de reflejado les vale.

          Otra información útil es que los INDEPES quieren república en vez de monarquía, y consideran que las personas que ante la posibilidad de conseguir la república, no se apunten, y se apunten a seguir en monarquía, son de derechas, aunque esas personas se crean que son de izquierdas. Por ejemplo, para ellos Francisco Frutos sería de derechas a pasar de ser del PCE.

          Un cordial saludo.

          Responder

          Denunciar comentario

          8

          10

        • Galeno1 Galeno1 23/12/17 23:16

          De eso va mi comentario. De que "Barcelona en Común, Podemos, IU, EQUO, ICV, EUIA" han puesto un palo en las ruedas, para que cada bloque se apunte sus votos, y de esas forma no se pueda clarificar de una vez la situación para poder encauzarla y salir del cuantas hay de un bando y cuantos hay del otro. En este casos hay que elegir, Y la ocasión del 21D era muy buena para elegir como un servicio a España y por lo tanto un servicio también a cataluña. Elegir en este caso sí que es política de Estado, y no los camelos que nos cuentan cuando usan esa expresión para justificar tropelías que van en contra de la mayoría social.

          Incluso en este caso, los trileros políticos suman a los abstencionistas a su bando. unos dicen que los abstencionistas son unionistas, porque si fueren independentistas hubieran votado, y otros dicen que son independentistas, porque si si fueran unionistas habrían votado. Si algo bueno han tenido estas elecciones, en ese ámbito, es que han clarificado la cosa en el sentido de que ya no se podrá decir sin ponerse colorado, que los que se abstuvieron son unionistas que no salen a la calle porque son de la mayoría silenciosa. Y no se podrá decir eso, salvo que se mienta, porque los unionistas salieron a la calle en varias manifestaciones como vimos donde estaba Societat Civil Catalana, Ciudadanos, PP, PSOE, PCE de Francisco Frutos. Por lo que ya no son la mayoría silenciosa, y si no se el suma a los abstencionistas

          Un abrazo.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          5

          8

          • vaaserqueno vaaserqueno 26/12/17 16:58

            Lo que parece claro, voto arriba, voto abajo, es que la mitad quiere una cosa y la otra mitad la otra. Pretender haber ganado, unos y otros, con ese resultado es un poco patético. Ninguno de los bandos tiene legitimidad para exigir nada. Vaya papelón se presenta!!

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            6

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 23/12/17 21:50

    Creo que el resultado no es malo porque las CUP -- el movimiento político más retrogrado de Catalunya -- ya no van a poder chantajear el lado nacionalista como antes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    18

    12

    • Galeno1 Galeno1 23/12/17 22:39

      Dices: "las CUP -- el movimiento político más retrogrado de Catalunya -- "

      ¿Qué quieres decir?

      Un abrazo.

      Te lo pregunto por esto:

      "Movimiento retrógrado:

      1. m. Astronomía, movimiento real o aparente de un astro en el sentido de las agujas del reloj."

      (Real Academia Española © Todos los derechos reservados)

      Hay personas que hablan de que es necesario un movimiento retrógrado y que todos lo apoyemos para salvarnos y salvar al planeta Tierra:

      " Entrevista a Carlos Taibo: El decrecimiento es el futuro"

      http://www.decrecimiento.info/2009/05/entrevista-carlos-taibo-el.html

      Son ideas que tienen que se merecen ser hegemónicas, pero que hoy a la mayoría le parecen cosa de locos, como le parecía antes de que apareciera Podemos, que la renta básica universal era cosa de locos, y ahora ya todos hablan de ella, y no solo hablan, sino que ya dicen que algo habr´ñabrá que hacer en ese sentido, quizás no universal, pero algo y pronto.

      https://www.youtube.com/watch?v=IC9JlbfiCTs

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      12



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre