x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Todos somos Ana Julia Quezada

Publicada el 18/03/2018 a las 06:00 Actualizada el 17/03/2018 a las 18:51
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La indignación que ha provocado el asesinato de un niño nos hace sentir y pensar en la sociedad que formamos y en la condición humana.

La preocupación por la suerte de Gabriel y la compasión por el dolor de su padre y de su madre son naturales. Por fortuna, se trata de eso: de lo natural. Los seres humanos tenemos imaginación y somos capaces de ponernos en el lugar del otro. Los seres humanos tenemos bondad y nos sentimos inclinados a la solidaridad. En la articulación de los individuos y la sociedad, es importante la formación de un nosotros. Quizá el todos sea un exceso, porque en la configuración del nosotros conviene saber qué entra y qué es mejor dejar fuera. Hay algún todos descabellado que no invita a integrarse, sino a quedarse fuera, a vivir en las afueras.

El todos de la gente que pedía la pena de muerte junto al cadáver de un niño fue desolador, una prueba de que los seres humanos tienen también maldad, odio y raptos de bajeza. Por eso fue tan emocionante la reacción de humanidad del padre y la madre de Gabriel ante unos linchadores que pedían muy humanamente la ejecución inmediata de la criminal. Humanos, muy humanos, todos y todas.

Los seres humanos somos así. Sueños filosóficos, programas pedagógicos y revoluciones políticas han querido formar personas a su medida, ciudadanos obedientes, hombres nuevos. No seré yo quien ponga en duda la necesidad de la educación pública para formar personas y crear sociedades democráticas. Pero hoy vivo como un modo de resistencia y esperanza el hecho de que frente a cualquier programa social haya una condición humana que no pueda ser borrada por el poder.

Porque resulta que la sociedad capitalista que padecemos tiene poderosísimos medios de control y producción de seres humanos. Y su programa desquiciado invita al mal, a la avaricia, a la soledad, a la traición, al maltrato, al hambre de unos y a la ambición insaciable de otros. Saca lo peor de nosotros mismos. Creer que existe una condición humana no gobernada del todo por el poder, es la única manera de sentir y pensar que la bondad, nuestra bondad, tiene todavía posibilidades en este mundo.

Las cosas están como están. El espectáculo al que asistimos cada día justifica más un lema colectivo del tipo "Todos somos Ana Julia Quezada", la madrastra asesina, protagonista de este cuento que es el capitalismo ebrio. Nos conduce un espíritu borracho al que no le importa estrellarse en su carrera. Un niño sufre una desgracia y los medios de comunicación lanzan a todos sus profesionales para sacar tajada de la muerte buscando audiencias. Los políticos se lanzan a presidir funerales, justificar estrategias mezquinas, defender las cadenas perpetuas y pedir votos. La gente se lanza a gritar "vivan las cadenas perpetuas", viva la pena de muerte, vamos todos a la catedral para salir en la televisión durante el funeral.

Y uno se pregunta: ¿por qué los medios no convierten en espectáculo la muerte diaria de las personas sin hogar en el invierno de nuestras ciudades? ¿Por qué los medios y los políticos no convierten en escándalo el suceso diario de miles de personas que se ahogan en nuestros mares y se hunden en nuestras fronteras por culpa de nuestras leyes? ¿Por qué no se llenan las calles para gritar de forma desesperada contra la muerte masiva de niños que saltan por el aire en Siria o Palestina por culpa de las bombas salidas de nuestras fábricas? ¿Y los 3 millones de niños que mueren al año por desnutrición? ¿Todos somos Gabriel? No, somos más bien Ana Julia Quezada.

El sistema económico que nos gobierna saca lo peor de nosotros mismos como sociedad y como personas. Y eso tiene arreglo. Me parece curioso que nos preocupemos por remediar lo que no tiene arreglo y que consideremos imposible cambiar lo que puede arreglarse. El ser humano tiene poco arreglo. Siempre habrá en nosotros, pase lo que pase, se invente lo que se invente, una buena madre y una asesina, un padre bondadoso y un canalla, un deseo de justicia y un afán por explotar a los demás, un sentimiento de compasión y otro de odio. Somos así. Y de lo que se trata ahora es de cambiar el sistema económico y social que utiliza sus medios y sus políticas para envenenarnos del todo, para sustituir el Derecho por la Venganza, la solidaridad por el miedo y la compasión por el negocio.

Nuestra responsabilidad de hoy es comprender que resulta más fácil cambiar el funcionamiento de los Estados que la condición humana. Hacer posible una forma distinta de gobierno es la prioridad de los que quieren sentir y pensar en su compasión más que en su odio.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

152 Comentarios
  • Azalea Azalea 28/04/18 16:34

    Tienes razón Luis, nos empeñamos en lo imposible y nos olvidamos de lo que si podemos cambiar .Y desde luego en estos tiempos que corren , la solidaridad brilla por su ausencia.A ver si se pone de acuerdo la izda. y podemos revertir las políticas del PP. Y sacar lo mejor de nosotros mismos. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Marloweghost Marloweghost 22/03/18 15:58

    Tantos dedos hacia arriba entre los que desaprueban el artículo y tan pocos los que captan las reflexiones que conlleva. 
     Disparar al poeta es la gota que falta para mostrar la profunda miseria de la sociedad en que vivimos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    39

    30

    • Marloweghost Marloweghost 22/03/18 18:04

      Los gobernantes de una sociedad próspera son sabios. Cuando su dirigentes son corruptos alejados de toda moralidad o indigentes mentales como Mr. Trump, más vale que alguien tome nota.
      Gracias poeta.

      Responder

      Denunciar comentario

      20

      7

  • Ángel Bravo Ángel Bravo 21/03/18 02:12

    Provocador y delicado.
    Apasionado y reflexivo.
    Interpelando a la conciencia individual y a la colectiva.
    La palabra , arma del poeta y los que le escuchan.Cargada de futuro siempre , a pesar de todo.
    Leerá el título un tonto y lo que ha leído, le hará dos tontos (homenaje a quien vd.yo y muchos otros lectores sabemos)
    Un placer D.Luis. Me ha hecho reflexionar , compañero Montero.

    Responder

    Denunciar comentario

    85

    23

  • Bonanzero Bonanzero 21/03/18 01:26

    Luis: estupendo artículo, pero que a más de uno le parecerá "desmesurado" o no le hará mucha gracia, cuando en el fragor de la "batalla" por conseguir votos, se desmadran en atenciones para consolidar sus deseos, al no contar con mayoría. No se trata de aumentar las penas; sino de que todo aquel que halla cometido (asesinato o crimen) y quede demostrado, cumpla la condena impuesta; íntegramente, como parafraseaba (Aznar) y le ayudó a ganar sus primeras elecciones y (luego, no cumplió) con los etarras. Que la cumplan INTEGRAMENTE sin beneficio alguno, por trabajos que redimen o acortan la pena, cuando sean 25, que cumplan 25 día a día, así de sencillo.

    Responder

    Denunciar comentario

    35

    13

  • Libertino Libertino 21/03/18 00:04

    Gran artículo señor Montero. Sentir dolor e indignación por la trágica muerte del pequeño Gabriel no impide sentir igualmente repugnancia por el tratamiento que los medios han dado al suceso, y más indignación si cabe por la utilización carroñera que la derecha ha hecho de la tragedia. Vivimos en una sociedad enferma si no somos capaces de comprender esto.

    Responder

    Denunciar comentario

    69

    27

  • Sua Sua 20/03/18 18:53

    Siento la muerte de Gabriel como cualquier persona equilibrada, pero me alegra leer su crítica a la que me sumo en el sentido desmesurado de actos semipolítcos; hartazgo de emisiones día tras día con imágenes de la asesina. Creo que hemos aprendido poco de las declaraciones de la madre de Gabriel, diciendo que "la bruja" ya estaba donde debe estar y no dejarnos llevar por el odio y yo agrego y por el morbo que alientan muchos medios de comunicación. Me parece acertadísima la comparación con los niños sirios u otros cualesquiera que no veo que nos humanice lo más mínimo.

    Responder

    Denunciar comentario

    94

    38

  • Mirehawk Mirehawk 20/03/18 15:53

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    3

  • Pitiyur Pitiyur 19/03/18 23:54

    Efectivamente, como ud. dice, el ser humano no tiene arreglo. Uds. los filósofos, se creen en posesion de la verdad absoluta, cuando en realidad, lo único que persiguen desde su autobombo es influir en la opinión de las gentes . Y la mejor forma de hacerlo, o la más rentable, consiste en ir contracorriente
    No le importa el dolor de la gente, ni la pena. Ud. ensucia estas páginas con tan indecente proclama.
    Lo que sí ha conseguido,sin embargo, es mi baja como suscriptor de este periódico .

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    108

    275

    • platanito platanito 22/03/18 19:18

      Pienso que no te has enterado, Pocoyó.

      Responder

      Denunciar comentario

      11

      12

    • Ángel Bravo Ángel Bravo 21/03/18 02:16

      Adiós, amigo. En lo escrito hay una profunda piedad , un profundo respeto. Piénsalo aunque opines diferente.

      Responder

      Denunciar comentario

      71

      14

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 20/03/18 22:21

      No es por nada Pitiyur, pero, si pudiera repetir la explicación de su alteración, concluyendo con la comunicación de su 'no renovación de la suscripción a este digital, Infolibre, se lo agradecería por lo que al parecer, ha tenido de pedagógica y docente; ha logrado 'el dedito para arriba en verde' nada mas y nada menos que de 156 lectores....

      Es un recor, salvo error o defecto de mi provecta edad, NADIE, ABSOLUTAMENTE HA SUPERADO SU CIFRA.

      Sabia que la Filosofia -eso de pensar es muy complicado- y lo practicamos cantidad de 'vag@s'..? ¡De ahi que solo con las peticiones de miles de ciudadanos que comparten 'sus reflexiones' hayan prescindido de esta disciplina, en la via curricular de la enseñanza obligatoria... ¿Para que la quieren, verdad?

      Usted y millones de correligionarios suyos, se encargaran del adoctrinamiento positivo...por menos y sin restar tiempo a la produccion de beneficios contantes y sonantes en las cuentas de ustedes...

      Buenas noches y agradezco de antemano su tiempo, si concluye repitiendo 'su' razonamiento.

      Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      70

      32

      • paco arbillaga paco arbillaga 21/03/18 07:55


        irreligionproletaria: estoy de acuerdo con lo que expones. A mi edad no tendría que meterme en estos berenjenales de opinar en los medios, que comenten otras personas, pero con gente así… Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        16

        16

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 21/03/18 13:49

          Ya somos dos, lagun,

          Hoy, un día mas, me deslizo por la cuerda floja... Se, -como bien indicas- que no tengo edad, para este proyectar deseos reformistas, en una sociedad gangrenada....integrada también, por grandes valores humanos que la comodidad y el hedor, nos impiden escarbar, para exponerlos al goce de todos.

          La conmoción, ante los golpes del destino, azuza la venganza, confundida como bálsamo para nuestro dolor.

          Pero 'interpelando a la conciencia individual y a la colectiva' como refiere Ángel Bravo, respecto del arlo de García Montero que comentamos... ¿Dónde la compasión? Abrámonos a la piedad como sociedad civilizada.

          Quienes propugnamos por sobreponer el calvario, en el ejercicio de la justicia, no dejamos por ello de empatizar con los afligidos...Demandamos una justicia, sorda, ciega y muda...IMPARCIAL, dirigida a la reinserción del delincuente... La magnanimidad del fuerte...Y, fuerte debe ser un Estado democrático de Derecho.

          Un osasunado abrazo, lagun,

          Responder

          Denunciar comentario

          27

          11

    • Ataio Ataio 20/03/18 00:59

      No se olvide usted de rezar un padre nuestro y así poder comulgar. Si es laico puede ver un "salvados" , dormirá como un tronco.

      Responder

      Denunciar comentario

      132

      33

  • abelmartin abelmartin 19/03/18 20:46

    Con el título de la columna, pudiera parecer que el sr. García Montero se estuviese contagiando de los males de esos medios que titulan de la manera más tendenciosa y escandalosa posible, con tal de ganar audiencia. Pero después comprobamos con satisfacción que en el artículo el poeta se impone al periodista y que el título- aparte de ser un buen título- no apela a las audiencias sino a las conciencias. Cuando veamos esos señores que ya nacieron viviendo a costa del erario público yendo a los entierros y saliendo en la foto (que tanto les gusta en otros casos) de los que se ahogan en nuestras costas o se mueren de frío en nuestras calles, entonces y solo entonces, podremos creer con el profesor, en la sinceridad de sus pésames. Mientras tanto, antes que nadie ellos, porque son los que tienen el poder para cambiar las cosas, son también la bruja mala del cuento.

    Responder

    Denunciar comentario

    165

    80

  • Isasi Isasi 19/03/18 18:33

    Gracias, es maravilloso leer algo tan humano. A pesar de nuestra condición, leerte me hace latir fuerte. Un abrazo

    Responder

    Denunciar comentario

    184

    68



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.