x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Puedo imaginarme a Rivera en la Moncloa

Publicada el 16/05/2018 a las 06:00 Actualizada el 15/05/2018 a las 14:06
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

¿Puede la izquierda combatir el auge de Ciudadanos? se preguntaba el otro día Daniel Ríos en un artículo publicado en infoLibre. De su lectura desprendí un par de ideas. La primera es que el grueso de los nuevos potenciales votantes del partido de Albert Rivera procede de los caladeros del PP, con lo que podría decirse que a lo que asistimos es a una reorganización del bloque derechista y españolista de toda la vida. He escrito aquí varias veces que es disparatado ignorar la existencia de una amplia España conservadora o muy conservadora. Ahora bien, esta España solo es mayoritaria electoralmente cuando se produce una fuerte desmovilización de la izquierda, menos propensa a votar a los suyos pase lo que pase, más autocrítica y hasta melancólica.

Si yo tuviera colgada en mi balcón una bandera rojigualda, si pensara que la ley, el orden y la sagrada unidad de España tal como la conocemos son más importantes que la justicia, la libertad y la aventura de un modelo federal, si creyera que España solo va bien cuando los empresarios ganan mucho dinero, pagan pocos impuestos y cuentan con trabajadores baratos y sumisos, no votaría ahora al PP, votaría a Ciudadanos. Los de Rivera son más jóvenes, más guapos y no arrastran las cacerolas de la corrupción. Defienden lo de siempre, pero con un nuevo maquillaje, más brioso, alegre y colorista. Permiten quedar mejor en sociedad. En la cafetería, la comida de trabajo o la cena de Navidad.

Del artículo citado y otras reflexiones en torno a las últimas encuestas sobre intención de voto, se desprende que Ciudadanos rasca también cierto voto del PSOE. No me extraña en absoluto, para qué voy a decir lo contrario. A lo largo de los últimos 40 años, una parte de la dirigencia y el electorado de ese partido no han sido otra cosa que un centro con alma social, una especie de democristianos tintados de rosa. Son esos partidarios furibundos del régimen del 78, de la monarquía, de la rojigualda y de que al Ibex 35 le vaya bien, aunque, eso sí, con algo de derechos civiles y Estado de bienestar. De modo que si yo fuera seguidor de Pepe Bono o Paco Vázquez, por citar dos nombres, ahora mismo estaría bastante tentado por pasarme a Ciudadanos.

Hace unos días, en un tuit, José Antonio Pérez Tapias, un hombre genuinamente de izquierdas que ya se fue del PSOE, atribuía al electoralismo la postura de Rivera exigiendo mayor dureza todavía contra los independentistas catalanes. Es evidente –y esa es la segunda idea del artículo de Daniel Ríos– que cualquier choque de nacionalismos favorece siempre a las derechas. La bandera patria es uno de sus fondos de comercio históricos. Cuando las religiones dejaron de funcionar en Occidente como instrumento para tener al pueblo resignado antes los abusos de los poderosos, se inventaron las naciones, las grandes y las pequeñas. Eso fue allá por el siglo XIX.

En una competición a ver quién mea más largo en defensa de su patria, la izquierda, racionalista e internacionalista por definición, siempre tiene poco que ganar. En la cuestión de la aplicación a Cataluña del artículo 155, Rivera dice que él sería mucho más duro que Rajoy. Es sin duda una actitud electoralista, como escribió Pérez Tapias. Rivera sabe que eso le hace más simpático a los ojos de los españolistas que antaño votaban PP o PSOE. Pero a Pérez Tapias le respondí vía Twitter que, en mi opinión, Rivera también es sincero. No tengo la menor duda de que Ciudadanos es un partido de derechas y españolista, defensor del orden establecido y partidario del capitalismo más salvaje que pueda conseguirse sin provocar un estallido social. Jamás me he creído sus milongas sobre modernidad y liberalismo.

¿Qué puede hacer entonces la izquierda para impedir que a los largos años de un Rajoy apoyado por Rivera sigan otros ocho o doce de un Rivera apoyado por el PP? Elemental, querido Watson. Removilizar a los suyos proponiendo una agenda propia, la agenda de esa mucha gente corriente que ya no sigue las noticias de Cataluña y se preocupa por cosas como los bajos salarios, la incertidumbre sobre las pensiones, los recortes sanitarios o la persistencia del machismo en la vida cotidiana. Gente que contempla con inquietud los hachazos cotidianos a la libertad de expresión y manifestación.

La izquierda, claro, también debería de aparcar su incombustible espíritu de Frente Popular de Judea. Los del PSOE odiando mucho más a Podemos que al PP y Ciudadanos. Los de Podemos enfrascándose en esas conspiraciones infantiles de las que Iñigo Errejón con Vistalegre II y Carolina Bescansa con su memorándum en Telegram son notorios ejemplos. Los de Izquierda Unida añorando aquellos tiempos en los que no había nadie más corriendo por su pista. Por no hablar de esos progresistas catalanes abducidos ahora por la construcción de un nuevo Estado nacional. En fin, pongan ustedes los muchos otros ejemplos que les vengan a la cabeza.

Tengo poca esperanza en que la izquierda deje de dispararse a los pies. Me preparo emocionalmente a más años de lo mismo, de lo de siempre, ahora con Rivera en la Moncloa.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

54 Comentarios
  • JM JM 21/05/18 16:47

    Sin información libre, veraz y objetiva, el Ibex pondrá a quien quiera en Moncloa. Vemos al PP resistiéndose a soltar RTVE porque sabe que la 1 domina el espectro informativo. Lo de bloquear en el Congreso todas las proposiciones de la izquierda tiene mucho que ver, no se notan avances con UP en el Legislativo. Todo sigue igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • tropiezos tropiezos 18/05/18 16:33

    Todas las crisis tienen dos elementos: peligro y oportunidad.
    Con independencia de la peligrosidad de la situación, en el corazón de cada crisis se esconde una gran oportunidad.
    Abundantes beneficios esperan a quienes descubren el secreto de encontrar la oportunidad en la crisis.
    Proverbio Chino.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Jaime Richart Jaime Richart 18/05/18 10:41

    Nos llamaréis derrotistas a quienes nos damos por derrotados supuestamente sin luchar. Bien. Pero lo cierto es que, a menos que el opinante meta la cabeza y con ella el seso bajo el ala como el avestruz ante el peligro, que la derecha, es decir la fuerza, en este país, es la que viene dominando siglos y así seguirá siendo. La izquierda, la izquierda real, claro, tiene poca o nula fuerza a menos que haga estallar la revolución convencional.  Empezamos por que tiene límites, se pone límites, tiene escrúpulos, muchos escrúpulos. Y esto, a cualquiera se le alcanza, es un lastre imposible de contrarrestar. Esto equivale a librar una guerra en la que un contendiente maneja piedras y el otro pistolas. Lo de siempre. Siempre ha sido más o menos así. Luego viene otro factor. La izquierda, la izquierda real, claro, hay que repetirlo para no irnos por las ramas, es la inteligencia discursiva y el idealismo en estado puro. En la izquierda reside la inteligencia. Pero cada individuo de verdadera izquierda hay un líder en potencia muy difícil de doblegarse o rendirse ante otra inteligencia. Por otro lado, la realpolitik invocada hace 30 años más o menos por un dirigente del partido socialista ya desguazado, supone abandonar la real-izquierda y desviarse hacia otra cosa híbrida entre la condescendencia y la obsequiosidad con los poderes fácticos y de paso con el poder político que los representa y los refuerza. Y, por último, la táctica, la estrategia, las maniobras, en las que son maestras, que hacen las derechas, ahora en España bien perfiladas, para dispersar a la izquierda, a las izquierdas, a quienes las representan y a quienes las apoyan, son tan eficaces que producen el mismo resultado de desbandada en las hormigas cuando atravesamos con el borde de un zapato ese sendero que forman yendo y viniendo ordenadamente de y al hormiguero... Y si a todo ello le sumamos la tendencia del predominio imparable de las tretas neoliberales en USA y Europa, pues apaga y vámonos. Conclusión: luchemos, sí, pero démonos de antemano por jodidos a menos que nos levantemos en armas que no tenemos...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • ferrermr ferrermr 18/05/18 09:21

    La izquierda no tiene nada que decir porque el único que podía aportar alguna política social está diluido en Podemos y de estos nada se espera. Podemos nació para torpedear a la "casta" y cuando ha llegado a la altiplanicie del poder ha olvidado sus predicados y se ha integrado en ella. Ha olvidado que las formas importan y mucho.

    Responder

    Denunciar comentario

    16

    0

  • rodiseo2 rodiseo2 17/05/18 07:54

    Muchas gracias Javier. Tus artículos son siempre muy acertados. Un tema que no has tratado hasta ahora es que Ciudadanos es mucho peor que el PP. Estos están ya descalificados por la opinión pública, y son pasado . Hoy en día su futuro acaba a fin de año. En cambio los de C´s son peores pues son la derecha formada en el neoliberalismol más feroz, y con un entorno internacional que les es favorable. Vista la ignorancia y el atraso político de nuestra demografía, no nos espera otra cosa que esperar de la derecha más de lo mismo, y confiar en que la indignación contra la delincuencia política genere la conciencia de nuestra triste realidad, para cambiarla.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    30

  • DrNick DrNick 17/05/18 06:40

    Mi desconcierto viene, no de los políticos que tenemos que soportar, sino de las expectativas que nos damos. Dejamos que nos quiten lo que tanto nos ha costado y, ¿ si nos cansamos de tanto asunto, que hacemos?: votar a C's. No queríais taza. Ahí tenéis: taza y media.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/05/18 21:59

    Finalmente he leido el articulo entero.
    Son la ilustración, los jacobinos que con "el pueblo en armas" los sans culotte de Valmy quienes hacen deslizar la nación hacia el nacionalismo. Con el antiguo régimen había bodas entre monarquías y menos nacionalismo. En eso yerras de cabo a rabo pero quiero volver al futuro próximo de la izquierda española...
    Las primeras elecciones serán en Andalucía y si ministros de IU, Podemos y Psoe trabajan juntos en el gobierno andaluz mostrando buen quehacer entonces la izquierda podrá iniciar un circulo virtuoso. Si hay otra cosa, por ejemplo un gobierno Psoe/IU con un apoyo solamente externo de Podemos estamos perdidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    15

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 16/05/18 21:37

    Estimado Javier lo siento pero no tengo tiempo de leerte pero tengo ganas de comentar una cosa. Recuerdo tu critica a Manuela Carmena (le tembló las piernas) y hace pocos dîas la vi en Los Desayunos. Me pareció muy simpática con gran control de la entrevista. Llegado a este punto te pregunto: contrastando Carmena y Colau que ya llevan bastante tiempo en el cargo no se ve mucho mayor aplomo en la primera? Yo contesto que sî, sin lugar a dudas.
    Preguntas: ¿Puede la izquierda combatir el auge de Ciudadanos? Pienso que si la izquierda se inspira de buena manera en Carmena tendremos mâs posibilidades de bloquear el auge de Ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    13

    • paco arbillaga paco arbillaga 17/05/18 07:31


      @tierry_precioso: Me gusta Carmena, me parece una persona sabia, templada, llena de sensatez y posiblemente podría elegirla para que me representara. Dicho esto no creo que la izquierda se deba inspirar en una persona sino que debería ponerse de acuerdo en defender un programa (Anguita dixit) que reflejara los objetivos prioritarios a conseguir. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      31

  • Pepita Pepita 16/05/18 21:30

    Te olvidas que le pagan el Ibex , fondos buitre, bancis , porque lo que les daban antes al Pp, ahora no les sirven, y despues los m.de comunicacion, que deben cobrar su cuota para taparles la suciedad ( Medios de la Derecha), nunca he visto. A periodistas y periódicos, achacar que si Iglesias se ha comprado un atuco por 600.000, como si fuera lo peor, y el itro de mas de un1.000.000, y todo tapadito, y gracias a Info-Libre, aun podemos expresarnos

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    17

    16

    • river river 18/05/18 15:11

      Realmente un artículo lamentable dirigido a favorecer a la extrema derecha que bien representa Ciudadanos. capitalismo salvaje y punto. 
      Contrato único miserable, mochila austriaca para pagarse el trabajador la indemnización, pensiones de miseria. Por mi ni en la Moncloa ni los ayuntamientos

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      6

  • JPZ JPZ 16/05/18 20:28

    Totalmente de acuerdo, pero yo pienso que hay que intentar que se vaya Rajoy y que no le sustituya Ribera

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    37



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.