x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

La izquierda alelada

Publicada el 05/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 05/12/2018 a las 10:47
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La mayoría de la gente no dedica demasiado tiempo a informarse a fondo de la vida política; bastante tiene con trabajar o buscar trabajo, ocuparse de su alimentación, su vivienda, su salud y su familia, intentar ser feliz en sus ratos libres. Su información política procede de titulares audiovisuales, de memes de Internet, de conversaciones con parientes, compañeros y vecinos. Esto la hace mucho más receptiva a mentiras simples que a verdades complejas.

El fascismo –tanto el clásico, el que llevaba uniformes con correajes y hacía el saludo romano, como el contemporáneo, el que viste de civil y no reivindica abiertamente a Hitler, Mussolini, Pétain o Franco– se nutre de mentiras simples. En el caso de las recientes elecciones andaluzas, los independentistas catalanes y los inmigrantes musulmanes son los culpables de que estés en paro o cobres una miseria, de que las pases canutas para pagar el alquiler o la hipoteca, de que tengas que esperar meses para que te opere un hospital publico.

Las formas del fascismo serán nuevas, pero su fondo es el mismo: los culpables de las penalidades de las clases populares no son nunca los bancos y las grandes empresas, jamás el capitalismo salvaje. Los culpables son los judíos –ayer– o los musulmanes –hoy–. Chivos expiatorios aún más débiles que tú, asalariado, autónomo o pequeño comerciante español (o francés, estadounidense, italiano, alemán, brasileño…). Porque tú, querido compatriota, tienes algo que ellos no tienen, algo de lo que sentirse orgulloso: la gran nación española (o francesa, estadounidense, italiana, alemana, brasileña…).

Reactivado por el dislate  táctico y estratégico del independentismo catalán, el nacionalismo español ha sido el combustible que ha llevado a las derechas a votar en Andalucía. Me parece natural que PP, Ciudadanos y Vox intenten forjar allí una nueva mayoría de gobierno. Los que votaron el domingo a esos tres partidos están unidos por el odio al independentista catalán y el inmigrante musulmán. Y, por supuesto, por las ganas de terminar con cuatro décadas de hegemonía socialista en esa comunidad.

La victoria de las derechas en Andalucía hubiera sido imposible –como casi siempre– sin la abstención de mucha gente de izquierdas. La desafección con el PSOE es comprensible: la economía andaluza no levanta cabeza y los servicios públicos se deterioran; ese partido arrastra allí cacerolas de caciquismo, corrupción y arrogancia; Susana Díaz no es tan adorada como ella dice. Más intrigante me resulta el pinchazo en hueso de Adelante Andalucía. No creo en la explicación de que a Podemos e Izquierda Unida les va necesariamente peor juntos que separados. Demasiado fácil. Debe de haber otra cosa.

¿La personalidad y la campaña de Teresa Rodríguez? No lo sé. ¿Una pérdida demasiado rápida de la ilusión que despertó el nacimiento de Podemos? Quizá. ¿Por qué? ¿Por las querellas bizantinas y fratricidas de sus dirigentes? Sin duda. ¿Por la dificultad de explicar que su posición sobre el conflicto catalán no es ni antiespañola ni perjudicial para las otras comunidades? Probablemente. ¿Por la percepción de que han abandonado la calle, se han institucionalizado y aburguesado, se han convertido en una nueva marca de la vieja izquierda? No me extrañaría. ¿Porque parecen defender más a minorías concretas que al conjunto de la gente que sufre? Merece la pena estudiarlo.

De la derecha españolista –PP y Ciudadanos– no espero que se oponga a la ultraderecha de Vox. Son sus primos carnales, todos ellos vienen del papá Aznar, el abuelo Fraga y el bisabuelo Franco. La oposición la espero de la izquierda. Pero lo grave es que la izquierda no sabe cómo enfrentarse –ni en España ni en casi ningún otro lugar– al nuevo fascismo, el fascismo bajo en nicotina de Trump, Bolsonaro, Le Pen, Santiago Abascal y compañía. Por cierto, tampoco lo consiguieron en los años 1930 ni los socialdemócratas ni los comunistas alemanes, italianos y franceses (los españoles, al menos, cayeron en combate).

No tengo ninguna fórmula mágica. Solo intuiciones. Que la izquierda oponga verdades sencillas a las mentiras simplonas de la ultraderecha. Como que Abascal es un pícaro que va de antipolítico pero lleva dos décadas viviendo de las mamandurrias políticas. Como que si se rebajan los impuestos a los asalariados y autónomos –cosa que estaría muy bien– habría que subírselos a los ricos para que te atiendan en el ambulatorio público –subida que, por supuesto, los ultras no quieren; son la voz de su amo–. Como que, si se van los inmigrantes, ¿quién le limpia el culo a nuestros ancianos o saca los tomates de los invernaderos? Como que España es una nación tan grande que en su seno caben varias naciones, lenguas, culturas, razas y religiones. Como que, en todo caso, el ciudadano de a pie debería desconfiar que aquellos que hablan mucho de España y poco o nada de los españoles.

La izquierda tiene que hablar claro, llamar al pan pan y al vino vino. Dejarse de eufemismos burocráticos y jerga sectaria, esas fórmulas tipo “soluciones habitacionales”, “sostenibilidad medio ambiental” o “en aras de la gobernabilidad”. Si los ultras gustan es porque hablan como se habla en la calle. Y, desde luego, la izquierda tiene que esforzarse por no dar la impresión de formar parte del establishment, por volver a ser vista como rebelde. Tiene bemoles que la bandera contra los males de la globalización capitalista y la eurocracia de Bruselas la levanten el millonario Trump, la fille à papa Le Pen y el jeta de Abascal.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

60 Comentarios
  • fotovoltaico fotovoltaico 07/12/18 20:37

    Hay que entender aunque sea dificil para todos ,comos los de vox,han alcanzado tanto escaños.Para mi influye la gran desesperanza de los jovenes hacia su COMUNIDAD,ya que despues de de 40 años con el paro mayor de España ,no ven futuro en su propia COMUNIDAD, Su presidenta solo ha aumentado sus recursos y clientalismo. tambien veo que la gente ven a la mayoria de los politicos unos falsos, si obserban, que la vida es muy comoda y bien remunerada,tambien los españoles hemos soportado 40 años de franco y solo se movian en clandestinidad 100 personas o algo mas,lo digo porque vivo en Cadiz y eramos 5 0 6 personas en ccoo.quiero decir que es un pais conformista. Un abrazo

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 07/12/18 18:38

    Muy acertada la idea de llamar al pan pan y al vino vino. La izquierda en sus dos modalidades (la socialista con eufemismos tecnocráticos, la alternativa pareciendo hablar en clave para que no la entiendan los "no concienciados") tiene un lenguaje distinto al de la calle, aun cuando hable de los problemas de la calle, con lo que parece vivir en un mundo aparte que la gente identifica con el de "los que viven del chollo". También me parece muy buena idea, en la discusión con los atraídos por el fascismo, oponer a sus mentiras simples verdades sencillas.

    Aun así, no me parecesuficiente. La izquierda tiene que volver a los barrios, a los pueblos,a los mercados, a los centros de esatudio, a los bares... allí donde se mueve la gente del común. Esto, para auscultar el clima político y social (si se hubiera hecho esto, la campaña de Adelante Andalucía seguro que habría sido muy diferente) y para difundir sus ideas en diálogo con la gente del común.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • ALB33 ALB33 06/12/18 10:45

    Visto desde Cataluña, no se entiende el papel de la izquierda, IU, Podemos y parte del PSOE, en torno al independentismo. Continuamente apoya, se abstiene o mira para otra parte en cuestiones cercanas al mundo soberanista catalán.
    La población no independentista catalana está formada mayoritariamente por gente trabajadora. Emigrantes o descendientes de emigrantes. Es decir, la llamada “clase trabajadora”, que aunque la han borrado del discurso político, existe.
    La izquierda española no sabe gestionar una comunidad con diferentes identidades. Esta izquierda actúa como si tres millones de catalanes no existieran. Si no se manifiestan independentistas, no son catalanes; y como esta izquierda no acepta ser españoles porque suena a facha, resulta que toda esta comunidad es como si no tuviera identidad.
    En cuestiones identidad creo que la izquierda española está bastante perdida. Te sacan siempre el derecho de autodeterminación de los pueblos, pero les da igual que se hable de los palestinos, o como en este caso, de un movimiento organizado desde el poder burgués. Poder en que hay dirigentes con claras simpatías hacia el racismo y la xenofobia.
    Señores de Podemos e IU, la clase trabajadora en Cataluña existe. No basta con reclamar para ellos las cuestiones sociales. Como individuos tienen su propia identidad, y si no entienden esta cuestión, habrá un flujo constante del voto de esta población hacia posiciones más conservadoras. Partidos conservadores, que si dicen apoyar la españolidad de esta población

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    4

    • Infobron Infobron 07/12/18 18:04

      Quizá merezca la pena recordar el discurso de Joan Coscubiela (ICV) en el Parlament en las sesiones previas a la deriva que condujo a la declaración unilateral de independencia. Fue uno de los discursos más alabados por todos (repito, todos) los sectores políticos no independentistas. Quizá merezca la pena recordar el discurso de Borrell en la manifestación de Societat Civil Catalana. Quizá merezca la pena recordar que los Comuns votaron en contra de todas las iniciativas de desconexión (anuladas después por los tribunales) que llevaron al Parlament ERC y los convergentes, y que el PSC hizo en aquellas circunstancias lo mismo que Ciutadans y el PP.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 06/12/18 11:39

      ALB33: "Lo que mas le gusta a una persona inteligente, es aparentar se una personalidad, 'delante de otro idiota' que aparenta ser una de las personas mas inteligentes; "Si lo has experimentado alguna vez, deberas saber lo que se disfruta con ello, "a cuenta de otros". Grande es aquel que para abrillar no necesita apagar la luz de los demàs.; "El que no sabe lo que quiere, termina peerdiendo a quien o quiere. -"He llegado a un punto de mi vida que ya no es necesario intentar impresionar a nadie. Si le gusta mi forma de ser, esta bien , sino , ni modo!!. Disculpa si no cumplo tus expectativas, mi prioridad es cumplir las mias" - No digas palabras hirientes cuando estas de mal humor, tendras muchas oportunidades para cambiar tu estado de ànimo, pero nunca tendras la oportunidad de reemplazar las spalabras que dijiste. "La verdad uede ser desconcertante. Enenderia nos ueda llevar algùn tiempo; Puede no ser intuitiva, "Puede contradecir pejuicios profundamente arraigados" Puede no ser consonante con aqy¡uello que deseas que seaa verdad [...] por un capricho o deformaciòn tuya. Pero nuestros gustos no determinan la realidad.."ni por el forro".. Un cordial Saludo ... El DIablo Cojuelo...

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

  • jmateosf jmateosf 06/12/18 10:12

    ¡Amén!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Pelias Pelias 06/12/18 09:34

    Clara y buena reflexión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • geuk geuk 06/12/18 09:09

    La llamada izquierda tiene un grabe problema y es,que en la práctica no piensan en los problemas de la población, si no en ellos mismos,sus posibles poltronas,sus partidos, sus colocaciones de camaradas,ECT. Y esto es lo que el pueblo no quiere y cuando se dan cuenta NO LES VOTAN.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    4

    2

    • Infobron Infobron 07/12/18 17:55

      Simplismo. Parece que lo de las poltronas sólo se aplica a la izquierda...Vaya. ¿Aplicamos lo de las poltronas a cualquier cargo público, usando coherencia de criterios? ¿Qué es no tener amor a las poltronas, ser elegido y dimitir después para no ser acusado de poltronero? (Por cierto, grave va con v)

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 06/12/18 12:02

      geuk: ...De izquierda, se es no porque tù geuk, nos llaames asì "Que es lo mismo que no tener ni 'puta' idea de lo que uno dice [...] en el caso que nos ocupa, ¡tù mismo!! -geuk. Saludos .... "Y no pierdo mas el tiempo contigo... El Diablo Cojuelo....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      2

      • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 06/12/18 12:36

        OtrosìDigo: "La injusticia es una amenaza a la justicia, en todas partes"."Nuncaa se alcanza la verdad total, ni nunca se esta alejado de ella. Aristoteles -dixit. "Aprendì que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triuenfo sobre el.". el valiente no es qquien no siente miedo, sino el que vence ese temor. . Hay tres tipos de personas en este Mundo: Primero estan losque hacen qque ocurran las cosas; luego estan los que ven como ocurren las cosas: Por ùltimo estan los que pregeuntan ¿que ha ocurrido? ...¿Cual quieres ser tù 'geuk'; "La verdad es lo que es, y siue siendo verdaad aunque se epiense al revès" // Desnuda està la tierra y el alma aulla al horizonte pàlido, como loba famèlica, ¿Que buscas poeta en el ocaso...?....Antonio Machado dixit-....La verdad triunfa por si misma, la mentura necesita sempre complicidades. -Epicuro- dixit.......

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        3

  • DrNick DrNick 06/12/18 06:31

    Vox existe y por lo tanto se nutre. La clave esta en la pasta. Quien, cómo y cuando????

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Argaru Argaru 06/12/18 04:34

    El Estado del Bienestar está siendo finiquitado y el fascismo, vestido de neoliberalismo, avanza con paso firme en el mundo. ¿Se puede parar esto, dónde las nuevas tecnologías, en manos de “los que mueven los hilos”, van a provocar, de forma inmediata, un cambio radical en las relaciones sociales y en el sentido apuntado más arriba? ¿Se puede parar esto, con una izquierda “desubicada” y más preocupada en peleas internas que en solucionar los problemas de la ciudadanía? Todos los vientos soplan a favor de los argumentarios xenófobos y radicales de extrema derecha. En un mundo que está superconectado por las distintas redes sociales e internet, estas se convierten en “armas de destrucción masiva” y letales para los intereses de la mayoría de la población. Paradójicamente, en un mundo, dónde el acceso a la información es absolutamente universal, la ciudadanía nunca estuvo más desinformada. Eso explica que mensajes totalmente manipulados, como los de VOX, triunfen. Si a esto le unimos una mentalidad “mal entendida” de no acudir a las urnas para castigar a los “suyos”, por parte de la izquierda, posicionamiento que choca frontalmente con el electorado de derecha, que no se pierde unas elecciones, por más que los “suyos”,  malversen, prevariquen o saqueen a mansalva las arcas públicas. Eso también explica, que VOX haya duplicado el número de diputados, en virtud de que muchos electores decidieron quedarse en “casita” manifestando, de forma “cretina”, su cabreo. Nada más que añadir al magnífico análisis del señor Valenzuela.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 07/12/18 18:41

      Me recuerdas a Anguita regañando a los obreros en los mítines. No fue a ninguna parte.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • mrosa mrosa 06/12/18 00:04

    "Que la izquierda oponga verdades sencillas a las mentiras simplonas de la ultraderecha."
    Completamente de acuerdo. Eso es lo que se puede hacer, lo que tenemos que hacer todos los demócratas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Amel Amel 05/12/18 23:07

    Quien piense que se van a repetir las elecciones es que no está muy acertado. No van a dejar pasar una oportunidad única en casi 40 años. Si se repiten muy probablemente perderán y no lo van a permitir. El resultado les ha extrañado más que a la mayoría de la población, que ya es decir... Intentarán gobernar a toda costa e incluso que parezca que lo hacen bien para encarrilar las generales e intentar trincar otra vez el voto. Nos han robado la cartera en Andalucía, espero por el bien de todos que no nos la roben en España. Esto último no me ha quedado muy bien porque para robar un político sea de izquierda o de derecha, no necesita que lo achuchen mucho... En eso se ponen todos muy pronto de acuerdo. Y así va todo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.