x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

Vox y nacionalismo español

Publicada el 05/12/2018 a las 06:00 Actualizada el 04/12/2018 a las 21:24
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La política española sigue en un estado de profundo desorden e inestabilidad. Así viene sucediendo desde 2014. Cada elección nos aleja más del antiguo sistema de representación de intereses caracterizado por la presencia de dos partidos fuertes (PSOE y PP), algún partido pequeño de ámbito estatal como Izquierda Unida, y partidos nacionalistas que obtienen una pequeña pero decisiva representación en el Congreso.

Este proceso de transformación ha llegado a una de las Comunidades Autónomas más estables, Andalucía, con cinco partidos que han superado el 10 por ciento del voto. El PSOE, por su parte, ha perdido su histórica condición hegemónica, cayendo por debajo del 30 por ciento.

Lo más llamativo, en cualquier caso, ha sido el ascenso de Vox. Como es lógico, no obedece a un solo factor. Pero de todos los que se pueden considerar, me parece que hay uno determinante. Si pensamos en factores como la crisis económica o la inmigración, han estado presentes mucho antes de las elecciones andaluzas; no sirven, por tanto, para explicar por qué Vox ha obtenido un apoyo importante justamente ahora. Me parece evidente que Vox irrumpe en estos momentos debido a la crisis constitucional que atraviesa España desde la crisis catalana de otoño de 2017. Es una consecuencia más de los daños que ha producido no haber negociado y desactivado el conflicto cuando todavía era posible.

Hasta el año pasado, el eje principal de debate público entre las fuerzas políticas era el socioeconómico, con una presencia añadida e importante de la corrupción. La recesión y sus efectos estructurales (desigualdad, recortes de las pensiones, un mercado de trabajo basado en la precariedad, falta de oportunidades para los jóvenes, problemas en el mercado de la vivienda) monopolizaban las diversas propuestas políticas.

La crisis de Cataluña rompe con ese marco de discusión. Se produce, además, en un momento en el que el crecimiento económico es notable, con la consiguiente reducción de la tasa de paro y la recuperación (parcial) de los ingresos públicos que financian las políticas sociales y de inversión.

La crisis territorial explota tras años de inacción del Gobierno de la derecha y de radicalización creciente del movimiento independentista catalán. Constituye un fracaso colectivo, pues el ideal democrático consiste en encontrar fórmulas inclusivas en la resolución de los conflictos de interés y lo que nos encontramos en este caso es un enfrentamiento descarnado en el que cada una de las partes trata de imponerse a la otra con poco respeto por el principio democrático.

El ascenso de Vox, a mi juicio, debe entenderse ante todo como resultado de un conflicto identitario y cultural.

No descubro nada nuevo a estas alturas si afirmo que la crisis catalana ha activado el lado más excluyente e intolerante del nacionalismo español. Hasta dicha crisis, con todos los matices que se quieran, el nacionalismo español (que nunca ha dejado de existir) se basaba en valores cívicos, era compatible con un cierto cosmopolitismo europeísta y tenía su base en la Transición y, más específicamente, en la Constitución de 1978. Era un nacionalismo comparable al de muchos países avanzados. La crisis catalana, sin embargo, ha producido una inflamación emocional: una buena parte de la sociedad vive dicha crisis como una ofensa, como una herida en su orgullo nacional. Y sale de ahí un espíritu excluyente, vengativo y primario, que considera que defender la patria consiste en renunciar a integrar y que ve en el independentismo catalán una anomalía patológica que debe corregirse mediante la justicia penal. Sin remilgos, sin complejos.

El ambiente que se ha creado en España a raíz de la crisis catalana resulta irrespirable. Se han ido imponiendo ideas cada vez más extremas y atrabiliarias, como la de que en Cataluña se produjo un golpe de Estado fallido. Se ha presentado además al movimiento independentista como antidemocrático y antiliberal. La deslegitimación sin contemplaciones del independentismo catalán impide cualquier solución negociada o pactada. Con los “golpistas” nada hay que hablar; tan sólo cabe juzgarles por rebelión.

Buena parte de la sociedad española se ha intoxicado con ese discurso, que cuenta con el apoyo cerrado de todos los partidos de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox no se diferencian en la cuestión catalana), de una parte del propio PSOE (sobre todo de sus dirigentes de mayor edad), de los principales medios de comunicación y de la mayoría de analistas e intelectuales.

Fuera de España no se ve así y no me refiero solo a los varapalos judiciales que ha recibido nuestro país en los últimos tiempos, sino al último barómetro del Real Instituto Elcano, en el que puede verse claramente que una mayoría de belgas, alemanes, británicos, franceses, italianos, holandeses, polacos, suecos y portugueses consideran que el Gobierno de Mariano Rajoy fue poco dialogante y demasiado autoritario en respuesta al independentismo catalán. En nuestro país, sin embargo, la crítica a la forma en la que el Gobierno, la monarquía y el sistema judicial están tratando el asunto catalán se entiende como muestra de complicidad con el independentismo y, por tanto, como una traición a España.

Frente a ese discurso tan extremo y de bajo contenido democrático, no se ha construido una forma alternativa de hablar y razonar sobre la crisis catalana. El talante dialogante del PSOE actual no supone realmente una interpretación distinta de lo sucedido y el propio Pedro Sánchez se dejaba arrastrar por el clima dominante en mayo pasado afirmando que los independentistas habían cometido un delito de rebelión. Podemos es el único partido que ha mostrado una resistencia firme, aunque sin darle demasiado protagonismo a la cuestión porque cree que le perjudica electoralmente. Más allá de los partidos, las asociaciones, grupos y personas que se desvían de la corriente principal no han conseguido hacer oír su voz.

En un terreno de juego tan favorable a este nacionalismo español excluyente, sin apenas contrapesos, el discurso contra los “golpistas” ha ido recalentándose gracias a la competición entre PP y Ciudadanos y a la presión de los medios más conservadores. Al final, se ha creado el caldo de cultivo para que surgiera un partido de la derecha radical como Vox.

El ascenso de Vox es consecuencia, en última instancia, de la debilidad de nuestro debate público sobre política. Se han impuesto las posiciones más estridentes acerca del nacionalismo no español y el independentismo. No ha ayudado nada, por supuesto, el comportamiento irresponsable y desleal de los líderes independentistas durante el pasado otoño, ni el empeño de algunos de ellos en atacar de forma exagerada al sistema democrático español, calificándolo de “neofranquista” y autoritario. Pero si en lugar de caer en una cadena de agravios y ofensas hubiéramos buscado una salida democrática al problema catalán, no estaríamos ahora lamentándonos por el crecimiento de Vox.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

70 Comentarios
  • Cuca de llum Cuca de llum 07/12/18 18:50

    Sr. Luzin: un poco de seriedad. Está claro que en todos los movimientos políticos hay extremistas. También en el catalanismo (véase la CUP). Pero descalificar globalmente a un movimiento social y político estrictamente democrático por el comportamiento de una minoría no es correcto, como no lo sería pensar que la mayoría de españoles se dedica a "mear fuera del tiesto" como hace usted, que dicho sea de paso, parece hallarse a años luz de lo que considero lucidez en los escritos del sr. Sánchez-Cuenca. Por último, para opinar sobre Catalunya, procure informarse bien.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    0

    • Gsus Dejesus Gsus Dejesus 08/12/18 00:40

      El sr. luzin se siente aludido por el comentario de bidebi: "Patriota español de pandereta que se pasa todo el día llamando nazis, golpistas, racistas, supremacistas, fascistas y feos, a los soberanistas catalanes". Y él añade, además, que tienen un nazi-proyecto, demenciado y etnicista; que son unos nazi-onanistas y cobardes... Entiendo que se pasan el día masturbándose unos a otros y sobre todo son cobardes. Cuánto odio destila el sr. luzin.
      Si en lugar de condensar tantas energías en odiar, las concentráramos en fraternizar, tal vez descubriéramos que en realidad los soberanistas catalanes poseen y disfrutan de un proyecto republicano valiente, que busca más democracia y en definitiva más justicia (que buena falta nos hace). Que lo están desarrollado cívica y pacíficamente. Que son valientes. Tienen toda mi admiración.
      Y mejor nos iría si buscásemos la forma de imitarles construyendo también nosotros una república, repudiando a los corruptos franquistas que nos han toreado tantos y tantos años. Nos colocan una bandera y entramos al trapo.
      En fin.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      0

      • luzin luzin 08/12/18 01:38

        La cosa viene de antes ... pero no lo tomen muy en serio ... no es para tanto ... replico de la misma forma que algunos exponen ... tal vez retorciendo los argumentos
        P.D.: El sr. Bibebi utilizó en un pasado comentario, en otro hilo, la alegre expresión Andalucia culo de Europa

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

  • José Manuel Penalva José Manuel Penalva 06/12/18 20:41

    No es que esté de acuerdo al 100% en todo el artículo, pero no anda muy desencaminado, más bien bastante acertado en el análisis. A falta quizás de que el tratamiento de las políticas migratorias y de cómo se ha tratado en los medios este asunto, también ha sido determinante en el apoyo a la extrema derecha. Y por supuesto el miedo y la incertidumbre también ayudan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • HEREJE HEREJE 06/12/18 20:29

    Cada vez que algún analista se refiere a la desastrosa gestión del asunto catalán por parte de los patriotas del PP, apoyados por la entusiasta competencia de sus hermanos naranjitos, hay un importante número de comentarios que le ponen a bajar de un burro. Parece que es un clamor (esta palabra la uso para que el semoviente troll Luzin se gane el sueldo) que lo que se ha hecho y se sigue haciendo es una monumental barbaridad. Yo estoy totalmente de acuerdo con el artículo, pero parece que los análisis reposados y cerebrales no venden en este país de exaltados, así que "¿Para qué vamos a razonar si podemos arreglarlo a hostias?" (viejo chiste de vascos).

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Mirenchu Mirenchu 05/12/18 22:40

    Estoy de acuerdo con el autor sobre el vínculo entre el “proces” y el ascenso de Vox, pero no hay que olvidar el impacto de los atentados de Barcelona y Cambrils. No es la inmigración  en si la que ha disparado el voto a Vox, sino el cambio en la estructura de la inmigración. Hace diez años había igual numero de inmigrantes o mas, pero la proporción de latinoamericanos y europeos era mucho mayor. Ahora el primer país de origen es Marruecos, el mismo que el de los yihadistas delas Ramblas. Algo tendrá que ver, es de suponer.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Domingo Sanz Domingo Sanz 05/12/18 21:33

    No estoy de acuerdo con la importancia que se da al asunto catalan en los resultados del 2D. El problema de la inmigración existía, pero la diferencia está en que nunca ningún partido lo había tratado con la osadía de VOX. No cabe ninguna duda que VOX ha conseguido diferenciarse en la campaña, además de la publicidad gratuita que ha recibido. El desglose municipal de los resultados demuestra, sin lugar a dudas, que la transferencia PP»VOX ha sido mucho más acusada en los pueblos con mayor inmigración.
    En la otra pata del desastre, el PSOE tiene, entre los ERE y la división interna provocada por Susana contra Pedro explicaciones más que suficientes para la abstención, que es lo que les ha perjudicado. Además, Susana no es precisamente sospechosa de ser aliada de los republicanos catalanes. Yo creo que hay que buscar mucho más fundamento para sostener que los electores de una C.A. voten pensando lo que pasa en otra, y más con el respeto que tantos residentes en Andalucía le deben a sus familiares, que consiguieron salir adelante emigrando a Catalunya.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • bidebi bidebi 05/12/18 20:43

    Solamente añadir una curiosidad graciosa. Los patriotas españoles de pandereta que se pasan todo el día llamando nazis, golpistas, racistas, supremacistas, fascistas y feos, a los soberanistas catalanes, o cualquier otro insulto que les puede salir de su boca espumosa, deben de andar desconcertados, o quizás satisfechos, viendo que 400 mil andaluces votan precisamente todo eso.
    Si tenemos en cuenta que el franquismo y sucesores santificaron el folklore andaluz, la semana santa, el sol, los toros y la juerga, como símbolos de la epaña imperial, estos pequeños saltamontes deben de haberse quedado con el culo al aire. Aunque para estar con el culo al aire no necesitan a los 400 mil.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    10

    7

    • luzin luzin 05/12/18 22:10

      Ya llegó el fascista de Andalucia culo de Europa. Lo que digamos los españoles de pandereta, de nuevo mete la pata y se le nota su racismo y supremacismo, es indiferente. Lo que importa es el discurso, las ideas y las acciones que acometen las diferentes formaciones políticas. Qué el movimiento secesionista vasco y catalán son racistas y supremacista no lo dicen los españoles que tocan la pandereta, lo dicen los escritos y las políticas que hacen. Aquí hemos ido mostrando escritos, textos, vídeos que lo aseveran, no hemos tocado la pandereta, lo hemos demostrado. Son movimientos fascistas, lugar donde desembocan todos los nacionalismos.
      Sí, el franquismo potencio la imagen de España y pandereta, pero esa imagen ya no existe, por mucho que usted intente atribuirla a Andalucía culo de Europa. Los neofascistas catalanes y quiénes les apoyan no tienen otro discurso para justificar su nazi-proyecto. ¿Cómo van a justificar su intento de secesión? Sólo les queda decir que están oprimidos por los fascistas españoles. No voy a repetir los argumentos del sr. Basanta en diferentes comentarios, pero es claro que no quieren establecer ningún sistema político diferente, ni más avanzado, ni más democrático, sólo un proyecto demenciado y etnicista, bastante más regresivo que la C78.
      Ayer por ejemplo vimos como al ciudadano Valls le decían "gabacho de mierda vete para tu tierra" a la vez que no le dejaban ni hablar. Lo hicieron hoy con un acto de Ciudadanos, impidiendo la libertad de expresión, con una conferencia del Quijote, ... pero son un panda de cobardes, si tan fascistas es el régimen español y resulta que ellos tienen las llaves de la cárcel de los "martires" de la libertad ¿por qué no los liberan". Yo los llamo nazi-onanistas, en sus sueños más húmedos se ven vestidos de cuero y fustigando a los españoles de pandereta, ... pero son tan cobardes, siempre esperan la confusión y la crisis para actuar ... y cuando tocan mal dadas son los primeros en cobardear y si hace falta levantar el brazo hasta donde haga falta ... que ya nos conocemos fascista ...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      7

      5

      • PauAlmenar PauAlmenar 06/12/18 10:44

        No entiendo las referencias a 'culo de Europa' que hace Luzin en sus comentarios. La palabra 'culo' aparece dos veces en el comentario de bidebi ('con el culo al aire') y tres en el del propio Luzin (''Andalucía, culo de Europa') pero nadie más utiliza esa expresión, ni Sánchez-Cuenca ni los lectores.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • luzin luzin 08/12/18 01:35

          Es que eso viene de ayer ... :)

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2

  • bidebi bidebi 05/12/18 20:33

    Mi opinión, MASEGOSO, es que sobrevaloras a Abascal. En el sentido de que intuyo que si le preguntaras por lo que es el neoliberalismo sería complicado que te diera una respuesta en profundidad. No digo que sea un paleto integral, pero se aproxima.
    Lo que dices de su historial familiar es cierto, procede de una familia muy franquista.
    Pero a mí me parece que hay un hecho que le marca mucho en su personalidad y es el ataque constante que su padre, el negocio familiar y él mismo sufren por parte de ETA.
    Con una supuesta educación muy franquista y considerándose víctima del nacionalismo vasco, el resultado es un joven muy airado, con escasa preparación, que desemboca en una ideología ultra españolista muy próxima al falangismo. Se debe de considerar un cruzado en defensa de la patria española. Hay que tener en cuenta para entender su personalidad que además de los ataques de ETA ha tenido que vivir bastante aislamiento en la sociedad vasca que rechaza en su generalidad el franquismo. Había otra personalidad hace unos años, hijo de un capitán del ejército que también fue atentado por ETA, cuyo nombre no recuerdo, pero que se parecía mucho a la personalidad de Abascal. Y es que solemos fijarnos poco en las vidas de estas gentes, pero muchas veces su educación y sus vivencias determinan su futuro. Rivera y Arrimadas, españoles en Catalunya, tampoco se entenderían sin sus vivencias de rechazos. SE VENGAN TODOS LOS DÍAS, y la ira se les nota. En cualquier caso, todos ellos no son mas que comodines que en cierto momento son aprovechados como pequeños fanáticos para otros intereses superiores. Y los que se aprovechan de su odio adquirido para esos otros fines tienen mucho dinero. Hace una semana ETB (la tv vasca) hizo este estudio sobre él y te copio el enlace.

    https://www.eitb.eus/es/television/programas/360-grados/vox-santiago-abascal/videos/detalle/6033619/video-financiacion-vox-quien-pone-dinero-partido-santiago-abascal/




    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    9

    2

    • MASEGOSO MASEGOSO 06/12/18 11:47

      Gracias Bidebi, tu como guipuzcoano, tienes esas cosas más de cerca y conoces bien aquellos acontecimientos en tu tierra de los que no me atrevo e emitir una opinión.
      Lo de cutre se le nota y, además, si no fuese así no le habría mirado con buenos ojos doña Espe.
      Una rana más en ese lodazal que, en lugar de meter mano en la caja, lo hizo en las ideas.
      Un cordial saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      1

  • Ángel S.B. Ángel S.B. 05/12/18 20:30

    Totalmente de acuerdo con tu opinión.....Quizás el PSOE ha tenido una equidistancia que los partidos políticos de derechas han aprovechado para su discurso radical....Sres. del PSOE como decía Antonio Gramsci....odio la equidistancia!!!!Hay muchos del PSOE que participan de un nacionalismo español donde se sienten muy bien instalados....malo.malo...Las españas siguen cabalgando!!!!!Salud y República!! Nuevo Proceso Constituyente!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    1

  • luzin luzin 05/12/18 20:02

    Creo que diferentes comentaristas, en especial el Sr.Basanta, han sabido aclarar el siempre panfletario discurso del profesor Cuenca, más dedicado a sus labores ideológicas que a una labor de investigación científica que debería revertir sobre los ciudadanos desde su privilegiado puesto académico financiado con nuestro dinero.
    También me he tomado la molestia de leer atentamente la encuesta del Instituto Elcano. Una vez más las conclusiones que aquí nos vierte el profesor son claramente tendenciosas. Lo que viene a demostrar la encuesta es que la apreciación que se tiene fuera de España sobre el conflicto secesionista catalán es de claro desconocimiento. Es más, la propia encuesta no puede considerarse muy científica dada la formulación de las preguntas. Por ejemplo, preguntan: ¿Diría usted que este conflicto ha cambiado su valoración de España?, una pregunta claramente tendenciosa. Es más,la primera parte de la encuesta y los resultados que arroja desmienten la información que se obtiene de semejante pregunta que ya invita al entrevistado a tomar postura. Si uno analiza por ejemplo analiza la valoración general de España resulta que se encuentra en ctercer lugar tras Suecia, Holanda y empatada con Alemania. Es más, la evolución de la opinión sobre España es creciente, es decir, mejora en los sucesivas encuestas realizadas.
    Una vez más, la mayoría de los standares internacionales refuerzan la idea de que España es un país democrático semejante a los de su entorno y destruye esa falsa idea que los nacionalistas catalanes intentan extender de España fascista, autoritaria o franquista, a pesar de los generosos recursos públicos que gastan en tal misión.
    Asi que querido nazi-onanistas y falsos-rojillos variados no cuela. Y a los de Andalucia culo de Europa (no se me va a olvidar, más cuando soy hijo, nieto, ... de andaluces) les recomiendo leer la prensa sueca y estudiar el problema que tienen allí con la ultraderecha. Estudien un poquito más y vomiten un poquito menos ... ale, a joderse y seguir votando, mientras a la ultraderecha siguen animando ...

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    5

  • Txorigorri Txorigorri 05/12/18 19:54

    Sigo sin entender el alarmismo que ha causado la entrada de VOX en primera línea política. Puedo entender la preocupación por el ascenso del conjunto de la derecha en Andalucía, posible preludio de lo que pueda acontecer en próximas contiendas electorales en el resto del Estado, ¿Pero qué tiene VOX que no lo hayamos visto ya en PP y Cs para causar tanto alboroto? La única diferencia es que VOX dice las cosas sin andarse con rodeos y sin disfrazar sus ideas (cosa que hasta se agradece), pero si analizamos los tres pilares sobre los que se asienta su ideario: unidad de España, familia e inmigración veríamos que no dice cosas muy distintas a los otros dos partidos (algunas se las he oído hasta al PSOE). Ya lo dice Casado: “VOX defiende los mismos valores esenciales que el Partido Popular y Ciudadanos”. Vox no es la bestia negra como alguien nos lo quiere hacer creer, VOX forma parte de la bestia.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.