x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Buzón de Voz

Tienes un mensaje de Vox

Publicada el 02/07/2020 a las 06:00

Las hadas que habitan los calendarios han querido que casi a la misma hora de este miércoles 1 de julio se conocieran dos noticias acerca de Vox. Por una parte, la Junta Electoral Central decidía ordenar a Correos que distribuya de inmediato los sobres de propaganda electoral en Galicia y Euskadi retenidos por si los mensajes impresos por la organización de extrema derecha vulneraban derechos fundamentales (ver aquí). Por otro, la Fiscalía Superior de Andalucía anunciaba la presentación de una querella criminal contra el juez Francisco Serrano, a esas horas todavía presidente del grupo de Vox en el Parlamento autonómico, por un presunto delito de fraude de subvenciones públicas tipificado en el artículo 308 del Código Penal (ver aquí).

Esas dos noticias representan dos fórmulas muy diferentes de afrontar los riesgos que el fenómeno del nacionalpopulismo representa para la democracia. Se puede optar por perseguir, ignorar o poner sordina o incluso decretar un cordón sanitario en torno a toda la actividad y discurso de la extrema derecha. O se puede intentar desmontar cada falsedad en la que basan su discurso e investigar a fondo el ejercicio mayúsculo de hipocresía que practican, de modo que no quede en la impunidad una sola de las múltiples irregularidades que cometen sus dirigentes.

No existe a día de hoy una receta contrastada como idónea para minimizar la fuerza de ese populismo extremo y retrógrado que cala en las sociedades democráticas aprovechando las libertades para socavarlas (ver aquí). Alemania, marcada por la terrible historia del nazismo, es el ejemplo máximo de una respuesta contundente, que pasa por la ilegalización de toda ideología que niegue el holocausto o presuma de los principios criminales de los nazis. No se ha conseguido frenar en la misma proporción el auge del nacionalpopulismo. Francia o Italia han pasado por fases diferentes en las respuestas al fenómeno, sin lograr tampoco erradicarlo, o al menos evitar que condicione e influya en los gobiernos a distintos niveles administrativos.

La larga dictadura franquista podría ser un buen motivo para que en España se respondiera a la extrema derecha con las herramientas y argumentos de la democracia germana, dado que son evidentes e indisimulados los gestos y mensajes que desde Vox enlazan, ensalzan y justifican los crímenes del franquismo. Pero la doctrina constitucional asentada y acumulada ha preferido siempre poner por delante el derecho a la libertad de expresión y la protección de las opciones políticas más diversas. Y, humildemente, aunque admito que se trata de un debate absolutamente legítimo, coincido en que el mejor camino para derrotar a estos bárbaros no es estrechar la democracia sino ensancharla, sobre el esfuerzo, eso sí, de desmontar sus falsedades y de llevar a la justicia sus atropellos.

Cada vez que Vox consigue que una de sus provocaciones sea silenciada o bloqueada, utiliza de inmediato el victimismo para multiplicar el eco de una presunta censura o violación de su libertad de opinión política. Es el caso de la decisión de Correos de paralizar el envío de los sobres de propaganda electoral de Vox en Galicia y Euskadi, que contienen mensajes y afirmaciones tan graves como distorsionadas contra otras opciones políticas. La Junta Electoral no ha entrado a analizar si esos mensajes son o no falsos, o si el hecho de manipular la realidad para herir o mancillar el honor de diferentes adversarios electorales es suficiente para prohibir su difusión. Simplemente no ve que se vulneren “derechos fundamentales” y ordena que se proceda al envío de esa propaganda a cada elector. En caso de duda, democracia.

Insisto en la reivindicación y el valor de la duda, y en el hecho contrastable de que no existe una ciencia exacta a la hora de defender la democracia eficazmente frente a quienes, sin mayor disimulo, pretenden debilitarla. Dicho esto, me parece mucho más conveniente un camino quizás más lento, que exige más esfuerzo y paciencia, pero entiendo que puede resultar más eficaz en el objetivo de preservar la calidad democrática e incluso fortalecerla.

Se trata en ese sentido de lo que simboliza la segunda noticia del día citada más arriba. El juez Francisco Serrano, líder de Vox en el parlamento andaluz hasta este miércoles, tendrá que enfrentarse a la querella que ha presentado la Fiscalía por los indicios de delito contenidos en la obtención de una subvención pública de 2,4 millones de euros del ministerio de Industria para construir una fábrica de pellets (combustible granulado de madera). La concienzuda investigación periodística desarrollada por nuestro compañero Ángel Munárriz en infoLibre fue acumulando datos y documentos que demostraban que el tal Serrano, creador del tan cacareado como insultante término de las paguitas (ver aquí) para demonizar a todas aquellas asociaciones que reciben ayudas públicas por servicios realizados a la comunidad, cobró esos millones sin llegar en ningún momento a construir la supuesta fábrica, ni siquiera a disponer de la maquinaria que decía aportar, ni plantearse jamás devolver la cantidad percibida del erario público (ver aquí el dosier completo). En román paladino: un jeta, uno de tantos que acostumbran en este país a disfrazarse de patriotas, siempre con el látigo preparado para atizar a la izquierda, al feminismo, a la igualdad de derechos, a lo público, al interés común… y siempre dispuestos a echar un capote a la violencia machista, a los franquistas reciclados, al trasvase de fondos públicos al negocio privado sanitario o educativo. Cuesta tiempo, constancia, paciencia, rigor… Pero todo llega. Y finalmente, el ‘juez estrella’ de Vox tiene que apartarse y asumir sus responsabilidades políticas y penales, aunque sin dejar, ¡faltaría más!, el escaño y el aforamiento que conlleva (ver aquí). En caso de duda, periodismo.

No se trata de una doble anécdota. Lo de Correos y lo de Serrano tiene que ver con la sustancia de una batalla cívica por una democracia sana. Se trata de los mismos que durante los meses más duros (hasta ahora) de la pandemia se dedicaron a incendiar las redes, a contaminar las conciencias, a sembrar el odio, a excitar la agresividad individual y colectiva a base de bulos, de distorsiones, de manipulaciones y, no pocas veces, de puras calumnias. Sostienen las encuestas que Vox no ha cosechado resultados de esa siembra, y que tampoco le ha lucido la estrategia al PP en su obsesión por competir con los pirómanos para no ser tachado de “derechita cobarde”. El tiempo dirá si es así. De momento, lo cierto es que Serrano, el de las ‘paguitas’, empieza a pagar por su desfachatez. Y Vox puede seguir ejerciendo su derecho político a la propaganda. Sin más censura ni más límites que la ley. Y procuraremos, cada cual desde su ámbito y su obligación cívica, que hagan el mínimo daño posible a lo que hemos construido, esa misma arquitectura de derechos de la que se aprovechan para intentar reventarla.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




62 Comentarios
  • pantera pantera 04/07/20 13:06

    Y ahora, ciudadanos, no se tapen con la bandera para seguir reproduciendo los mensajes de vox.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • pantera pantera 04/07/20 12:57

    Muy buen análisis para la cultura política de la democracia: libertad de expresión pero advirtiendo y evidenciando los bulos, mentiras, manipulaciones y propaganda con carácter de odio, en definitiva las barbaridades...Mostrando los medios y personajes que facturan estas campañas, que las sustentan y difunden, y hasta viven de ellas. Revelando los complejos lazos que van de las cloacas a la judicatura y a los medios y las credenciales que hay en la Iglesia católica y en algunos sectores de la economía o de las fuerzas armadas, de algunas fundaciones, de algunas asociaciones ... Todo esto implica una democracia. Gracias Infolibre por ejercitarla. Gracias Jesús Maraña.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jagoba jagoba 04/07/20 11:38

    Egunon Jesus.
    Estoy de acuerdo con usted con lo de mas democracia. Ante el fascista, franquista, falangista, mas democracia. La democracia que ellos nos van a cortar si pueden.
    Pero también me gustaría mas democracia en la justicia española.
    Mas democracia para que de oficio vayan contra dirigentes de VOX y PP, cuando están llamando a las fuerzas armadas a un golpe de estado.
    Mas democracia, para que un golfo y sinvergüenza, no pueda estar por los platos de TV desde 2014, mintiendo, preparando pruebas falsas y trapicheando con la policía patriótica y "el puto amo" de la alcantarilla. Con mas democracia en la justicia,Indalejo estaría en la carcel.
    En fin señor Maraña, mas democracia y mejor democracia.
    Un abrazo y que tenga buen día

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • LeTal LeTal 03/07/20 21:12

    Señor Maraña, espero que haya leído con el mismo desagrado que yo y otros muchos des sus lectores el repugnante escrito que su colaborador Luis Arroyo ha perpetrado contra Venezuela y su presidente, Nicolás Maduro. Creo que somos muchos, seguramente mayoría, los lectores de su periódico que entendemos de forma diametralmente opuesta la situación que el señor Arroyo describe en su escrito de forma infantil y mediocre. Hace escasamente un mes que me he suscrito a InfoLibre, convencido de que estaba apoyando un medio progresista que combate la injusticia y la mentira. Leer un articulo que podría haber sido perfectamente publicado en El Mundo, La Razón u OKDiario me revuelve las tripas y hace que me sienta un imbécil caído en una trampa. Espero que no sea así. Creo que sus lectores nos merecemos algo más que eso. Haga algo, por favor. Venezuela, precisamente, es hoy un termómetro que define la actitud de un medio ante la justicia, la verdad y la honestidad. Gracias. Un saludo!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • Jose Espuche Jose Espuche 03/07/20 15:49

    Gran trabajo a quien lo haya hecho. Imagino que la investigación de los datos ha sido un periodista de InfoLibre y la exposición de Jesús Maraña.

    Cada noticia de esta envergadura hace más necesario el independentismo de la prensa. O se aumenta el número de socios o no podemos seguir a tantas sinvergüenza como hay en la política, en las finanzas y en todos los sitios donde hay para sacar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Kizuki Kizuki 03/07/20 18:22

      "La concienzuda investigación periodística desarrollada por nuestro compañero Ángel Munárriz". Si lees el articulo de Maraña verás que indica quién ha hecho la investigación. Enhorabuena a InfoLibre.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Juango Juango 03/07/20 10:21

    Gracias Sr. Maraña. Comparto totalmente su visión democrática en las respuestas a la extrema derecha ( VOX ). No podemos, ni debemos, dejar que esta banda de voceros antidemocraticos, rompan nuestra convivencia democrática. Con sus defectos y virtudes, pero en Paz.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Argaru Argaru 03/07/20 04:43

    El hecho de que Vox esté hoy ocupando asientos en nuestras instituciones públicas se deben fundamentalmente a dos cuestiones que deberían ser capitales para la formación de un estado democrático: En primer lugar, una fuerte, sana e imparcial EDUCACIÓN PUBLICA acompañada, en segundo lugar, de una fuerte, sana e IMPARCIAL formación POLÍTICA, para que los valores de la honradez y la solidaridad sean los primeros de la escala para "edificar" una sociedad de ciudadanos libres e iguales. Evidentemente, a la derecha, clasista, por definición, esto no le interesa nada. Y, por lo que se ve, al "siniestro encantador de serpientes", tampoco. Parece ser que sólo le preocupó modernizar las obsoletas estructuras económicas del franquismo para convertirse en el nuevo "mayordomo" de los viejos AMOS, de los "diestros que mueven los hilos". Con una buena Educación Pública no entrarían en la mente común ideas como las de Vox o las de los nacionalismos periféricos, que tanto daño nos están haciendo para forjar una sociedad democrática y cohesionada. De qué sirve tener las generaciones más capacitadas de nuestra historia, desde el punto de vista laboral, si salen de nuestras universidades muy bien formados, pero "analfabetos funcionales", como apuntan la mayoría de expertos en la materia. Analfabetos funcionales, en virtud de un encefalograma plano en política, propiciado por los partidos de gobierno. El ciudadano, que no tiene formación política, es más fácil de manejar por los "negociados" de estos partidos. El problema viene cuando un día todo "estalla" por los aires y la Arcadia feliz, en la que creíamos vivir, se convierte en un infierno y nuestras mejores generaciones se ven obligadas a emigrar para conseguir un trabajo digno y bien pagado. ¡Menos mal, que hemos mejorado mucho con los idiomas! Y algunos de los que se quedan, votan a Vox, porque se creen todas las patrañas que cuentan Abascal y compañía. Porque cuando el encefalograma político está plano es muy fácil "comerles el coco" a las mentes incautas y es muy fácil inculcar ideas contra la emigración, ¡encima, por trabajos que ya no queremos hacer! o por la orientación sexual o contra empoderamiento femenino. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    15

    • Jose Espuche Jose Espuche 03/07/20 16:03

      Estoy de acuerdo con usted pero lo que usted dice no lo tenemos y hay que intentar conseguirlo. ¿Que le parece a usted por donde debemos empezar la sociedad para hacer realidad lo que usted dice en su comentario? Yo llego en política desde el año 74 y estamos más para atrás que cuando empecé. ¿A que piensa que se debe esto?

      Ha hecho una exposición magistral de lo que tenemos y ahora falta conseguir sus propuestas. Estoy harto de buenas palabras y ahora es tiempo de hechos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Argaru Argaru 03/07/20 04:42

    2) Y una de las lecciones más negativas, que trajo esta maldiga pandemia es la falta de solidaridad de los jóvenes con sus mayores. Para no ser escabroso, me ahorro los detalles, que todos conocemos y que son fruto de uno de valores fundamentales de este neoliberalismo salvaje, que nos domina: el INDIVIDUALISMO. El ciudadano, que actúa con esta premisa, no empatiza con nadie, sólo consigo mismo. No le preocupa los problemas sociales de los demás . Es el típico ciudadano solitario e idiota, que interesa al poder establecido. Solamente con una seria Educación Pública podemos revertir todo esto. Espero, que algún día, despertemos todos de una puñetera vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • casaroja casaroja 02/07/20 23:57

    Vox es el producto del carácter emprendedor de su líder, que, tras quedarse en paro a consecuencia de la crisis, tuvo que reinventarse para seguir viviendo de lo público a toda cosa.

    Pero el hecho de que sea un vividor sinvergüenza no quiere decir que sea tonto: ha creado el producto (neoliberal en lo económico e irracional y antidemócratico, en lo político) que demanda una parte del mercado electoral y que le permite continuar la mamandurria.

    Enhorabuena Jesús Maraña por tu artículo, por vuestra labor de investigación al juez Serrano y, en general, por vuestra forma de hacer periodismo.

    Que este tipejo haya sido desenmascarado por infoLibre espero que sirva para que algunos de sus votantes se replanteen lo que realmente es y significa Vox...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • elcapitantan elcapitantan 02/07/20 19:16

    Solo una Junta Electoral Central totalmente podrida y hedionda puede aceptar unos sobres electorales de Vox donde se lea:

    "Los separatistas del BNG [Bloque Nacionalista Galego] invitaron a un grupo terrorista a su mitin en Santiago”;

    “Las violaciones aumentaron el 37% en el País Vasco, con un incremento de la delincuencia del 7,8%”;

    “Urkullu considera necesaria la llegada de inmigrantes para afrontar el reto demográfico.

    Y sin embargo obligue a retirar los lazos amarillos del balcon de la Generalitat Catalana.

    Hay que estar muy, pero que muy enfermo de ideas casposas, reaccionarias y fascistoides por parte de los miembros de la JEC y saberse impunes, para actuar con semejante desfachatez.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    33

    • CarlosP58 CarlosP58 03/07/20 21:05

      Tus razones son los hechos que ejecutan desde la JEC y el aire de impunidad que desprenden.
      Esa actitud debilita cualquier democracia, pues como bien ejemplificas, no deja a todos los partidos políticos al mismo nivel. Y eso es arbitrariedad institucional.
      Saludos y Periodismo Libre.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • jagoba jagoba 02/07/20 22:09

      Tienes toda la razón. Vaya Junta Electoral Central de los cullons
      Un saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      12



Lo más...
 
Opinión