X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Cuando el asesino es de los nuestros

Carlos Penedo Publicada 28/02/2018 a las 06:00 Actualizada 27/02/2018 a las 22:00    
Etiquetas
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Aquí, Madrid, invierno de 2018, caminando hacia marzo, que diría el poeta.

Tres sucesos recientes y violentos.

Uno. Italia celebra elecciones legislativas el 4 de marzo. La larga campaña electoral se ha visto sacudida por lo acontecido en una pequeña capital de provincia del centro del país, Macerata, 40.000 habitantes, como Soria: un varón de 28 años descargó su pistola disparando desde su coche contra inmigrantes africanos de la localidad e hirió a seis, de cuya suerte los medios no han vuelto a informar. El atacante había sido candidato de la Liga Norte en las últimas generales y, antes de ser detenido, hizo el saludo fascista y gritó "viva Italia".

Tenemos en este asunto terror, victimas casi indiscriminadas y vinculación con una organización política extremista.

Lo sorprendente del caso es que las crónicas periodísticas contaban que la ciudad y sus responsables estuvieron sumidos en el pánico por si podía tratarse de un ataque terrorista, circunstancia que los cronistas y los sumidos en el pánico parece que descartaron cuando se identificó al agresor como italiano y a las víctimas como inmigrantes.

Imaginemos en este punto la hipotética reacción ante un tunecino vinculado a un partido extremista islámico disparando indiscriminadamente a italianos.

Dos. Un español ha muerto en un bombardeo de la aviación turca sobre un enclave sirio con claro valor estratégico, como todos los enclaves. Desde la Segunda Guerra Mundial las víctimas de las guerras, combatientes y sobre todo civiles, mueren mayoritariamente por bombarderos aéreos, poco de trincheras y bayonetas. El compatriota, gallego de 25 años, llevaba un año integrado y combatiendo en alguna de las milicias kurdas, al parecer tenía buena puntería; sus allegados dicen que era una bellísima persona.

Todos los conflictos armados atraen una suerte de turistas de la violencia; cuando la participación es remunerada recibían hasta hace no demasiado tiempo el nombre de mercenarios, como Joselito, el pequeño ruiseñor que cuando salió de la jaula acabó volando hasta Angola, contratado por alguna de las partes.

Se calcula que entre 400 y 5.000 europeos se han sumado a las milicias kurdas para luchar en principio contra el Estado Islámico, cuando se tercie contra el régimen sirio y ahora contra fuerzas turcas; de ellos, entre 25 y 200 españoles (la disparidad de cifras indica que no se tiene ni idea de cuántos son), que aparecen intermitentemente en los medios presentados como algo parecido a cooperantes valientes que no pudieron quedarse quietos ante las atrocidades que veían en televisión.

Confiemos en que los organismos dedicados a la seguridad, así como siguen la pista a los enrolados en el Estado Islámico, hagan lo propio con estos españoles que participan activamente en conflictos armados, da igual si inspirados por motivos religiosos o económicos, por lo que hacen en destino y porque pueden volver a casa con la costumbre adquirida de resolver los problemas con disparos.

Tres. Matanza en un instituto de Florida, en la localidad de Parkland, 30.000 habitantes (menos que Teruel), 17 estudiantes muertos. El guarda de seguridad del centro no hizo frente al agresor -de 19 años, armado con botes de humo y un fusil de asalto–, algo perfectamente comprensible con el salario que le imaginamos. Hace ya tiempo que los héroes son involuntarios. El presidente Trump sugiere armar a los directores de instituto. Tenemos aquí terror, matanzas indiscriminadas asociadas en muchos casos a una ideología de extrema derecha. Lo único positivo del suceso es que la reacción política a la masacre ha venido de los propios estudiantes de secundaria, dando una lección a sus mayores.

El asesino de Florida estaba vinculado a grupos supremacistas y fue investigado por el FBI, sin resultados.

¿Se encuadran estos tres casos como terrorismo? Pues depende, siendo rigurosos no, al terror y una organización detrás o cercana es necesario añadir un objetivo político; aunque si aplicáramos los criterios que utilizamos normalmente si el agresor es musulmán o el apellido suena árabe, sin duda lo consideraríamos terrorismo.

De donde se concluye que la clasificación de la violencia y muchas respuestas dependen de la nacionalidad del que aprieta el gatillo; y que algo que une a los tres casos es la atención que merecerían los procesos de radicalización violenta (hay mucho radical no violento), cuando el personaje está pegando tiros lo único que se puede hacer ya es detenerlo, las soluciones están en el origen y en el proceso que le ha llevado hasta el punto final.

El Gobierno español presentó en enero de 2015 un Plan de Prevención de la Radicalización Violenta, con resultados desconocidos. Tenía mucho de actuación a nivel local, de educación y de servicios sociales, pero Interior pilota y vende estos asuntos y hace lo que hacen los ministerios del Interior en todo el mundo, que no son políticas sociales. Francia, a través también de su ministerio del Interior, acaba de presentar el tercer plan sobre el asunto en cuatro años.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • ArktosUrsus ArktosUrsus 28/02/18 10:53

    Un artículo muy pertinente. Sólo discrepo en una cosa "¿Se encuadran estos tres casos como terrorismo? Pues depende, siendo rigurosos no, al terror y una organización detrás o cercana es necesario añadir un objetivo político". El Objetivo político está claro: que nada cambie y a ser posible se vuelva a los tiempos gloriosos de brazo en alto y matanzas del diferente. Incluso a la quema de herejes que daba cierto gustillo (escúchese "La hoguera" del gran Javier Krahe). El objetivo viene dado por la pertenencia de los terroristas no denominados como tales a colectivos políticos. El primero a la Liga Norte (¿alguien ha reparado en la contradicción de un separatista gritando Viva Italia?), los segundos (por elevación) los gobiernos de Damasco y sus aliados, asesinos y terroristas de estado contra una población harta de injusticias y ahora masacrada desde el aire. El tercero, perteneciente a una organización supremacista blanca de las que apoyan sin fisuras a Trump y a la Asociación Nacional del Rifle, con los planteamientos políticos ya conocidos. No se les llama terroristas por la misma razón que a determinadas sustancias estupefacientes no se les llama drogas: son legales. Y apoyados por los poderes fácticos, interesados en mostrar una violencia estatal (en teoría el estado tiene el monopolio de la violencia por nuestro bien) y una violencia subterránea que asome la cabeza de vez en cuando en forma de asesinato de un mendigo, de unos inmigrantes o de todo un pueblo, para "aviso a navegantes". Ni os descarrieis ni nos plantéis cara. Mandamos nosotros. Es una desgracia que en varios siglos de historia sólo hayamos mejorado en la forma de matar más eficientemente a nuestros congéneres. Que hayamos sido incapaces de desterrar la violencia atávica de nuestra especie. Mientras se invierta más en tanques que en escuelas, seguiremos igual.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 28/02/18 12:33

      Muy de acuerdo con lo que comentas, la calificación del agresor la tenemos, por ejemplo en Moshe Dayán, considerado "terrorista por los ingleses y héroe por los israelíes...".

      Depende del "medio de comunicación y su orientación política", cambia como el día y la noche....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.