X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aragón

"Aquí charramos aragonés": la difícil supervivencia de una lengua con 10.000 hablantes

  • En marzo se aprobó en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley que busca impulsar el reconocimiento de la co-oficialidad de esta lengua
  • El aragonés era considerado "una lengua basta" que solamente usaban personas con "poca cultura"
  • El número de centros educativos en los que se imparte aragonés se ha triplicado en los últimos años
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 14/06/2021 a las 06:00
Fachada de la escuela Nogará en el barrio de la Madalena en Zaragoza.

Fachada de la escuela Nogará en el barrio de la Madalena en Zaragoza.

“No quiero abandonar esta lengua”, explica Conchi Girón, vecina de Graus y hablante de aragonés desde pequeña. La familia de la grausina ha vivido siempre en la Ribagorza y en su casa sus padres “nunca se han avergonzado de hablar en aragonés”. María Pilar Benítez, investigadora de la lengua aragonesa, explica que esta bergueña de charrar en aragonés es fruto de una serie de “prejuicios lingüísticos” hacia la lengua durante siglos que todavía se mantienen pese a que “se ha avanzado mucho”. Benítez subraya que el aragonés era considerado una lengua “basta” que solamente usaban personas “con poca cultura y educación” y, aunque en las últimas décadas se ha hecho un esfuerzo para cambiar esta situación, perdura en el imaginario colectivo de la comunidad.

En la autonomía aragonesa la única lengua oficial es, según la legislación, el castellano, aunque se habla también aragonés (que tiene varias modalidades) y catalán en la zona oriental del territorio. Según los últimos datos del Censo de población y vivienda de 2011 recogidos por el INE, más de 56.000 aragoneses conocen esta lengua aunque son menos los que la utilizan en su día a día. Esto supone un 1,9% de la población total de la comunidad autónoma. La Unesco ha declarado que el aragonés es una lengua en peligro de extinción basándose en parámetros como el número de hablantes, el apoyo institucional y la documentación oral y escrita de la lengua que establece la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias y Regionales.

Actualmente, según explica Francho Nagore, filólogo, autor en aragonés y uno de los fundadores del Consello d'a Fabla Aragonesa, en el Estatuto de Autonomía no se recogen los nombres propios de las lenguas de Aragón, es decir, el aragonés y el catalán, y al no estar en el Estatuto no son reconocidas como lenguas cooficiales sino que son consideradas “lenguas propias”. La implicación institucional no ha sido la deseada pese a que en 2015 se formó la Dirección General de Política Lingüística y de que está pendiente la creación de la Academia de la Lengua Aragonesa, requerida por la Ley de Lenguas de 2013 y que en estos momentos ya debería tener 15 personas nombradas para dirigirla. Sin embargo, todavía faltan las cinco que debería haber nombrado el Gobierno de Aragón hace un año. El pasado mes de marzo en el Congreso de los Diputados se presentó una proposición no de ley en la que se pedía al Gobierno que se impulsasen los cambios necesarios para que el bable y el aragonés pasasen a ser lenguas cooficiales en Asturias y Aragón, respectivamente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Nogará (@nogara_religada)

 

Dos realidades pero un mismo objetivo

Cherardo Callejón, que pertenece a Nogará, una asociación que promueve el aragonés desde hace 30 años, es optimista respecto a la situación de esta lengua: “La gente cada vez está más concienciada y está mejor visto”. Callejón lleva años dedicando su tiempo libre a “esta pequeña lucha” en la que en los últimos años se está involucrando “gente más joven”. Conchi Girón lamenta, sin embargo, que cada vez haya menos hablantes. “Es una pena porque en sitios donde siempre se ha hablado en aragonés, donde la gente se ha relacionado en esta lengua, se está perdiendo”. Carmen Castán, profesora y autora de literatura aragonesa que vive en el Valle de Benasque (Huesca), donde el aragonés es lengua vehicular, coincide: “Los niños no chuegan en aragonés y la trasmisión familiar se pierde cada vez más porque esta lengua viva permanece viva en generaciones más mayores”. Girón explica que hay gente que ha dejado de hablarla por supervivencia, no porque quieran dejar de hacerlo: "Cuando vas a buscar un trabajo o te relacionas con alguien y te dicen que hablas 'de pueblo', que hablas 'mal', que hablas 'basto' automáticamente pasas a hablar en castellano porque quieres encajar", explica.

Hay dos realidades. La de aquellas personas que han vivido siempre en lugares en los que se ha utilizado su propia lengua, como en el caso del Valle de Benasque. Según explica Castán aquí “la seña de identidad es la lengua. Aquí hablamos castellano cuando viene alguien de fuera, pero entre nosotros hablamos en patués, la variante del aragonés propia del Valle”. Y otra realidad, la de aquellas personas que son neohablantes, es decir, que no han tenido una transmisión familiar sino que han decidido aprender aragonés y que suelen vivir en lugares en los que la lengua vehicular es el castellano. En determinados ambientes hablan en aragonés y además se lo transmiten a sus hijos e hijas, como es el caso de Cherardo Callejón.

El aragonés dentro del sistema educativo

Castán fue una de las primeras profesoras de aragonés en su zona, era la única docente que impartía la asignatura y asegura que la diferencia desde que empezó hace más de 20 años y la situación actual es “muy grande”. Ahora las condiciones del personal docente son “mucho más dignas” que las que ella experimentó. Carlos Abril, también profesor de aragonés, en su caso en el instituto Biello Aragón de Sabiñánigo, imparte clases a nueve alumnos que han elegido estudiar aragonés en horas lectivas. Esta asignatura es curricular a todos los efectos, igual que el inglés o las matemáticas. Abril afirma que ha notado una continuidad durante los cuatro cursos que lleva impartiendo la asignatura en lo que se refiere al número de alumnos que asisten a sus clases. "Los alumnos tienen una motivación personal, el alumnado siente que el aragonés forma parte de ellos”, explica.

Jorge Pueyo, abogado, comunicador y divulgador del aragonés, resalta la importancia de que el personal docente esté sensibilizado y respete la lengua. Cuenta que durante su etapa educativa fue testigo de algunas situaciones en las que esto no sucedía y que eso le hizo sensibilizarse más con el tema. “Se notaba muchísimo cuando cambiabas a la ESO porque ibas a Monzón, donde ya no se habla aragonés, y comenzabas a dejar de hablarlo incluso con la gente con la que siempre lo habías hablado”. Pueyo considera que es necesario que los profesores conozcan el patrimonio cultural del Pirineo y Pre-pirineo, y reconoce que es algo que lentamente está cambiando. “Ahora sé que poco a poco se va ganando en ese terreno”, señala

El lingüista Francho Nagore explica que es necesaria no solo la formación en las escuelas, que se ham triplicado en los últimos años, sino también darla al futuro personal docente. Además, "hay que conseguir que se hable de manera efectiva" y eso es, según el filólogo, un proceso muy lento y muy costoso porque “la gente no va a empezar a hablar aragonés de repente”. Nagore, que lleva desde los años 70 trabajando en la recuperación y la divulgación de esta lengua, ha sido uno de los impulsores desde la Universidad de Zaragoza de la mención de aragonés en la carrera de Magisterio en el campus de Huesca y de la diplomatura de especialización en Filología aragonesa.

La importancia de disfrutar de la lengua

Nagore explica también que el interés por la lengua está relacionado con “el fervor por la identidad cultural propia” de cada persona, por eso es esencial que, como dice Pueyo, “todos los aragoneses y aragonesas seamos conscientes del patrimonio cultural que tenemos, independientemente de si hablan en aragonés o no porque al final utilizamos palabras en aragonés en nuestro día a día, todo el mundo dice ir de propio o escobar”.

La lengua va muy ligada a la cultura, el ocio y el folclore, y es por eso que Nagore, Castán, Callejón y Girón hablan de la importancia de que la gente, sobre todo las generaciones más jóvenes, se relacionen en aragonés. Desde sus respectivas asociaciones o agrupaciones se intenta incentivar la realización de actividades de este tipo como los fines de semana de inmersión lingüística que organiza Nogará, concursos literarios como el que celebra cada dos años el Ayuntamiento de Benasque, en el que hay categoría infantil, la publicación de la revista Fuellas o las charlas de divulgación que da Pueyo.

Últimamente se ha abierto un nuevo camino para conseguir acercar a más gente a la lengua, las redes sociales. Jorge Pueyo es uno de los ejemplos más conocidos. Ha conseguido con algunos de sus noticiarios matinales en Twitter más de 150.000 visualizaciones. Además ha llevado a cabo retransmisiones de partidos del Huesca o del Real Zaragoza en aragonés a través de la plataforma Twich. Pueyo admite que él está en una burbuja de “buenas sensaciones” en este tema pero aún así cree que potenciando el conocimiento del aragonés de forma agradable de aquí a unos años “la mayoría de la sociedad aragonesa podría entender que el aragonés es un patrimonio de todos igual que entendemos que el Castillo de Loarre lo es”.


El futuro del aragonés sigue estando en peligro. El envejecimiento de los hablantes de las zonas de habla histórica, los lentos trámites burocráticos para crear la Academia, la pasividad de gran parte de las instituciones políticas y las resistencias por parte de sectores de la sociedad hacen que la posibilidad de que el aragonés desaparezca siga acechando. Sin embargo, todo el trabajo asociativo hace que las cosas vayan avanzando. Carmen Castán vaticina que “igual el resultado de lo que se está haciendo ahora se ve en unos años”. Carlos Abil señala que hay cosas que suceden hoy en día, como que exista Charrín Charrán, el primer programa en aragonés en la televisión autonómica, que para su generación eran “impensables” y ahora están pasado. Existe una expresión en aragonés, no reblar, que significaría no ceder, no rendirse. Eso es lo que hacen día a día las personas que dedican parte de su vida a la defensa de su lengua. No reblan.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • yosolo1 yosolo1 17/06/21 18:17

    Llevo viendo en Huesca desde hace más de 10 años. Tengo un trabajo en el que tengo que entrevistar o hablar con gente, y la gente mayor claramente ha tenido una lengua materna distinta del castellano en muchas zonas, y he recorrido desde el valle de Hecho hasta Fraga, Camporrels, Bielsa y Sarillena o Lanaja Y Benasque. Se nota que han tenido otra lengua materna. He oído Patués, Catalan, etc etc y no se parecen en nada, es decir no es adecuado hablar de aragonés, reconozco que no soy filólogo, pero sería más propio hablar de lenguas aragonesas. Puedo ratificar que gente a la que no se le había oído hablar fabla por su familia, al estar delirando antes de morir no le entendían porque lo hacía en fabla, lengua que nunca había hablado con sus hijos; me consta en más de un caso. La gente de más de 80 años claramente han tenido otra lengua materna que el castellano, y en grandes zonas, aunque con poca población por el aislamiento y la migración, pero los que han nacido en Benasque, con más de 55 años y de familia benasquesa lo raro es que no sepan Patués, lo mismo en distintas zonas del Sobrarbe desde Ainsa a Bielsa, igual en otros valles, del Pirineo. Es cierto que en el sur de Huesca, Monegros, no he oído hablar otras lenguas, pero en Huesca ciudad claramente con gente de 60 años saben hablar fabla, es más, muchas de sus expresiones y giros los hacen en fabla; lógicamente me estoy refiriendo a los de familia aragonesa, no a los que vinieron de fuera de la provincia, pues la ciudad casi dobla su población desde la Guerra Civil. Bueno, en resumen, de una persona no nacionalista periférica, mucha gente en Huesca habla o hablaba lenguas distintas del castellano, eso es cierto, se puede apreciar, no es una cosa que haya que buscar, no puedo precisar el número, pero no es raro, tampoco puedo decir la la solución sea lo que se ha hecho en el País Vasco y en Cataluña, con lenguas muy pulidas y alejadas del habla de los distintos lugares, y Aragón lo tiene más difícil, pues claramente las lenguas que allí se hablan son muy distintas entre sí.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Medina Medina 15/06/21 11:00

    Leandro. Mi sorpresa es mayúscula. Ahora resulta que l´asturiano (no se denomina ya "bable") es la cuna del: castellano, catalán, italiano... ¿Y también de todas las lenguas romances? ¡Vaya... y yo que pensaba que las lenguas romances provenían del latín! Lo de Gonzalo de Berceo, El Arcipreste de Hita... debió ser que se pasaron por Asturias para desarrollar después el Román Paladino. He de decirle que vivo en Asturias desde hace más de 25 años. "La Fala" (que ya no se denomina así, si no "Eo-Naviego") tiene un claro mestizaje con el gallego (en el Occidente de Asturias: Grandas de Saliem, Pesoz, Taramundi...) También he de decirle que en el Oriente se "habla mucho" con la i. Ejemplo: "esti", "trajisti", vinisti"... etc. La "oficialidá del asturianu" no es acordada aún por todos los grupos parlamentarios asturianos, población y algunos sectores de la Univesidad. Así como -arrogante e ignorantemente- Ud. reclama la "Oficialidad" para el asturiano y el aragonés cuando las variedades dialectales del aragonés son habladas por menos del 1% de los aragoneses, presentado además diferencias muy notables entre el "chapurreu" (gracias Montserrat por la precisión y los comentarios esclarecedores) y "lo cheso" o el "Chistabín" Lo de ser de León y Avilés que Ud. Leandro esgrime al principio de su comentario como... ¿titulación académico-vital, sapiencia, ciencia infusa de linaje...? no sirve para recomendar la oficialidad de lenguas que no conoce, territorios que... presumo no ha vivido y sociedades -la altoaragonesa que va desde el Valle de Zuriza hasta Benasque- distan mucho de Avilés. Señor Leandro, una recomendación: Zapatero a tus zapatos. Medina, habitante de Asturias, el Alto Aragón y 61 pueblos/ciudades de España. Nota PS. No por ello -habitante de toda España- he de tener la razón en todas mis aseveraciones, acepto criticas y correcciones. Sólo cito a Pío Baroja: " El Carlismo se cura leyendo y el nacionalismo se cura viajando"

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • leandro leandro 15/06/21 20:30

      25 años viviendo en asturias son años , yo soy de avilés y mi familia de león y si lo digo es para reafirmarme en lo dicho . Mencionar a salto de mata alguna cosilla del oriente y el occidente no dice mucho , mira que olvidarse de la che vaqueira , ya te vale . La historia es la que es y si bien es cierto que el latín se habló lo es también que eso que llamo bable fue el germen de esas otras lenguas y fue originado en el norte donde curiosidad es que el reino de asturias llegó a extenderse a oriente y occidente , si no recuerdo mal llegó hasta cercanías de lisboa y también ocupo los territorios vascos . El gallego es variante , como el bable , del latín y negar la influencia del bable en ella es desconocer buena parte de la historia , incluso en el nordeste portugués aún hoy se habla algo de asturiano . La fabla aragonesa , que yo siempre oí como bable también se diferenciaba algo por la influencia mayor gala , los carolingios anduvieron por allí pero hace años se podían ver cosas muy similares entre lo falado en occidente y en oriente . Y pretender que berceo inventó el castellano , el solito , es como decir que en 25 años has de saber todo lo habido y por haber de las asturias de oviedo (me dejo adrede fuera las de santillana) que por cierto se escribía asturies . Lo de una lengua es un invento de los espabilados de turno que ya se ve lo que hicieron con euskera , galego y catalán , podando y vulgarizando todo lo que no les agradaba o simplemente eliminando de sus diccionarios lo que les parecía . Si tu has vivido 25 años en asturias , puede que en uvieu o xixón , yo nací en avilés hace 54 y mis padres casi el doble que yo en la provincia de león y te aseguro que hablamos perfecto castellano , los que aún vivimos , pero escuchamos una de las lenguas mas hermosas que ya no se habla y se puede dar por desaparecida porque lo que venga ya será un invento .

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Concha Monserrat Concha Monserrat 15/06/21 09:31

    Me temo que los números de los charrantes en fabla son los de los que hablan/hablamos catalán en Aragón (perdón ahora es anatema llamar catálán esa lengua. Lo es por mor de tensiones políticas. Ahora le llaman chapurrea y reivindican ese nombre con orgullo. Algo es algo. Antes la gente escondía su lengua.. "¿te pasa algo en la boca ?" te decían). Me gusta la precisión de Medina. Su tino y conocimiento. . La fabla viene a ser como el batua; un intento de extender y unificar los modismos y eso está bien. Toda lengua es una riqueza, no una lacra. Y lo que se haga por preservarla ¡santo y bueno! Lo triste es que como en todas partes damos pasos atrás y adelante. Se protegió el catalan atendiendo a los alumnos que lo hablan en la escuela. Vino luego el gobierno conservador en Aragón y nació el LAPAO y el LAPAPAPYP. (Borrar lo que significa catalán , estudiar con sus textos en la escuela) . Fracasó el enmascaramiento hubo tanto recochineo con aquel intento, se retiraron esas acepciones. . me alegro que la fabla esté en auge, aunque sea nuestro batua.,no es malo . Tiene la ventaja que la fabla no molesta a nadie. Lamento lo del catalán/chapurreau.. sigue siendo sospechoso., levanta ira. Recuerdo los tiempos en que Aragón era definida en estatuto como una comunidad triligüe en la que se hablaba castellano, catalán y fabla.. los 90 Corrían otros aires

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • leandro leandro 14/06/21 20:42

    El bable no es una lengua es LA HISTORIA de las lenguas en este país y lo digo así porque soy de avilés y mi familia es de león . Somos la cuna de castellanos , gallegos , catalanes , italianos y demás . Cualquiera se hartaría de esa persecución . El aragonés no es una lengua , es LA HISTORIA y creo que por eso mismo merece ser protegido entre otras cosas con la cooficialidad .

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Arkiloco Arkiloco 14/06/21 15:02

    Además de dedicarle muchos estudios serios, los nacionalismos, sus construcciones ideológicas, sus aventuras con la historia con sus mitos y leyendas y, especialmente, sus virguerías con las lenguas, debería ser abordado casi exclusivamente desde el humor. La emulación es fatal y què hacen unos nacionalistas aragoneses sin una lengua propia y como corresponde a cualquier nación o aspirante a serlo, sin la diferencia lingüistica y aquello que nos hace diferentes. Pues se inventa. Lo que en otros tiempos se llamaba "fabla aragonesa" ahora es el...¡aragonés!. Lo ¿habla? el 1,1 de la población y seguro que en sus mejores momentos no tuvo un porcentaje mucho mayor pero es...el aragonés. Que más da que sea una lengua ajena a la mayoría de sus habitantes y que nunca se haya hablado en la mayor parte de ese territorio. Si quieres ser algo como nación, aspirante a ser considerado como tal y pertenecer al selecto y distinguido club de los

    "diferentes", con sus aspiraciones y promesas, tienes que tener tu "lengua propia" y para "no ser menos" que otros. Sus hablantes eran ajenos al valor de uso y político que le descubren las elites intelectuales para "ser nación" o tan nacion como otras y puede que, con ese nacionalismo importado y una nación una lengua, hasta sean más de izquierdas por rescatar la lengua "propia", convertida en aragonés, y cuya enseñanza quizás deba incluirse en los curriculum escolares de los alumnos de Huesca, Zaragoza y Teruel. O al menos, que no falten recursos económicos y docentes en la minsúcula zona hablante y porque fijese usted si se pierde que nos quedamos sin sello distintivo y sin nación cuando podriamos ser como vascos y catalanes. Sus hablantes no debían vivir como tragedia su perdida pero para los nacionalistas es trágico que se pierda "el aragonés". Solo podria ser tratado desde el humor.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    3

  • Medina Medina 14/06/21 12:16

    Continúo. En Hecho (Huesca, Alto Aragón) es la única localidad aragonesa donde puedes escuchar la fabla aragonesa -el "Cheso"- muy reducido a la familia, lo cotidiano, entre los chesos -patronímico de sus habitantes-, pues con el forastero se expresan en castellano. Hace unos minutos he bajado a saludar a dos chesos que charraban en cheso con la abuela. En la casa donde moro et laboro acaban de irse dos chesos que han estado charrando en cheso con la abuela de la casa, que recuerda perfectamente a Veremundo Méndez. Os aconsejo leer: "Los Míos Recuerdos" (Aunque... ¡A ver si lo reeditan -está agotado- el Gobierno de Aragón!) pues son poesía en lengua chesa. Hay otra pequeña publicación -en lengua chesa- anterior, de Domingo Miral que es un sainete que a veces se representa en las escuelas de Hecho. Domingo Miral nacío en el el S XIX y creo que su sainete es la primera obra publicada en cheso -y creo que también en cualquiera de las variedades dialectales de las lengua aragonesa-. Siento desdecir a quien ha escrito este artículo pero... no hay 10.000 hablante de las variedades de la lengua aragonesa. No creo que lleguen ni a 1.000. Se ha perdido en: Ansó, Panticosa, casi en Bielsa, casi en Gistaín, En Bielsa... no sé cuántos mayores puedan hablarla. Y aguas abajo: Ayerbe, Aínsa -En Jaca sólo lo escucharás si oyes hablar a dos chesos entre sí- (Lo siento pero... también he vivido y trabajado en Jaca... Hace tres días... sin ir más lejos estuve de compras) En resumen. No sirve de nada colocar a la entrada de Huesca capital: "Aquí se charra en aragonés" -cartel que se colocó hace años- si tan sólo ocho o diez chesos, otros tantos de Gistaín y dos o tres de Benasque que vivan en la capital lo hablan. Me dice mi compañera -que habla cheso con su familia y otros vecinos del pueblo- y que estudió Filología -algo sabrá de esto... supongo- la siguiente sentencia: "Antes que se reían de nosotros porque charrábamos en cheso, Ahora se ha puesto de moda y quieren que hablemos un aragonés inventado... nosotros continuamos hablando en cheso. Y cuando se pase la moda.... aquí seguiremos charrando en cheso"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • enough enough 14/06/21 12:08

    nunca ha entendido el interés que algunos parecen tener en que lenguas, y que generalmente son mas antigüas que la lengua dominante, desaparezcan.
    Las lenguas sean de donde sean, las hablen mas o menos gente, todas son admirables, fuente de cultura y conocimiento. Ninguna lengua es basta chabacana o inferior, todas son igual de dignas, maravillosas, y solo los incultos imbeciles y de mala fe, desean que desaparezcan.


    mai ha entès l'interès que alguns semblen tenir en què llengües, i que generalment són mes antigues que la llengua dominant, desapareguin.
    Les llengües siguin d'on siguin, les parlin més o menys gent, totes són admirables, font de cultura i coneixement. Cap llengua és prou xarona o inferior, totes són igual de dignes, meravelloses, i només els incultes imbècils i de mala fe, desitgen que desapareguin.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Medina Medina 14/06/21 11:55

    Conozco el Altoaragón desde 1976 que tuve que trabajar en Bielsa. Por entonces no quedaban apenas hablantes del Belsetán. He regresado varias veces a la población. Hace dos años que estuve en un bar de un chico que lo conocía. Nos dijo -a mi compañera que sí habla y conoce una variedad del aragonés- que él sólo lo hablaba con su abuela. En 1978 tuve que trabajar en el Valle de Chistau (Plan, San Juan de Plan y Gistaín) Tan sólo hablaban el Chistabín -ahora se escribe con X- unas pocas personas. Hace dos años he regresado -por cuarta vez en estos más de cuarenta años- y... nos informa la señora del lugar donde comimos que apenas hay unas pocas personas que lo hablan. Entre 1982 y 1983 estuve un año trabajando en los montes de Ansó. No logré escuchar a una sóla persona hablar el ansotano -y eso que la población es muy escasa- Ayer regresé a Ansó... más de lo mismo: el ansotano se perdió como lengua hablada entre los vecinos (todos los años regreso a Ansó de visita varias veces) Tengo un amigo que es de Panticosa. Me dice que el Panticuto ya no se habla en el pueblo. Eso sí... tiene un buen vocabulario de expresiones en la Fabla Aragonesa que tienen que ver con el campo y la actividades agro-ganaderas. Hace dos años regresé a Benasque -más de cuarenta y tres años de haber ido por primera vez. Encontré a una chica que conocía el Benasqués -otra de las variantes de la Fabla Aragononesa- Le compré -trabaja en una librería- unos cuentos y algún relato más escritos en benasqués. Hay una clara influencia del catalán en dicha lengua. Algo más en el Fraguetí y "La Franja" (Territorio de Huesca colindante con Lérida). Del resto de las variedades dialectales del aragonés... sería muy largo hablaros de ello. Enhttps://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_aragon%C3%A9s. Escribo desde Hecho (Alto Aragón) En esta pequeña localidad de no más de 800 habitantes habituales, hay unos 500 aprox. que fablan lo cheso. Es la localidad oscense donde más se habla, se trasmite de padres a hijos. De la casi inexistente bibliografía histórica de la lengua aragonesa, el antiguo secretario del Ayuntamiento de Hecho Veremundo Méndez, hay un libro -editado por el Gobierno de Aragón- -continuará...-

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • TL TL 14/06/21 11:52

    Gracias por este artículo muy interesante. Espero que se consiga que el aragonés no desaparezca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

 
Opinión