Muy fan de...

Muy fan de... Arturo Fernández

Arturo Fernández.

Hola, indignado como los preferentistas ¿Cómo lo llevas? No me digas más, cabreadísimo con este lío de las tarjetas black blackque te ha obligado a una dimisión en diferido en la CEIM y a… una dimisión que no es dimisión porque según tú es cese, aunque algunos lo llaman dimisión… como vicepresidente de la CEOE.

La que te han liao pollito, con lo buen pagador que tú eres, mecachis. Muy fan.

Antes de nada, que nadie se confunda de Arturo Fernández, el cómico eres tú. Y yo no sé si soy más fan de lo que haces, que es para troncharse, o de lo que dices, que es para tirarse por el suelo.

Como cuando nos enteramos de tu deuda con la Seguridad Social, hasta dieciséis reclamaciones por tus distintas sociedades, y vas y sueltas: “¿Que debo a la Seguridad Social? Pues sí, a mucha honra, como muchos españoles”. Desde el “¿Para qué? ¡Paraguayo!” de Tip y Coll no me reía tanto.

Pero en estos días de vino, rosas y bragas pagadas con tarjeta, a la salud de los españoles que tuvimos que rescatar la caja —23.500 millones— por lo bien que gestionaron los gestores, lo requetebién que aconsejasteis los consejeros y la alegría que le dabais a la pasta ajena los unos y otros, te has salido: “No me extraña que la gente esté escandalizada porque yo estoy escandalizado. Estoy tan abrumado y tan avergonzado como muchos preferentistas de Caja Madridyo estoy escandalizado”.

Enorme, Arturo, escandalizado y comparándote con los preferentistas arruinados, me parto. ¡Y no te comparaste con los Ángeles de Victoria Secret de piernas kilométricas porque no te dieron un minuto más de micro!

Hombre, ya que te pusiste a hacer humor, podrías haber continuado diciendo que tú solo gastaste con la black unos mil euros al mes y que por tanto, eres mileurista. Y ya nos hubiéramos descojonado del todo.

Con los chistes eres bueno, Arturo, pero lo que bordas es lo de cantinflear, verbo reconocido por la RAE que le debemos al mexicano más gracioso de todos los tiempos.

Así respondía Cantinflas cuando le preguntaron qué era el átomo:

“Los átomos son una cosa que usted naturalmente no comprende porque son cosas que no se ven, son partículas, señor, que vienen siendo… agarrando una fuerza que al frote, o sea más bien… ¿Usted conoce las chinanpinas? ¡Mucho más peligroso señor!"las chinanpinas?

Y así respondías tú en la Cadena Ser cuando te preguntaron si habías dimitido de tu cargo en la CEOE:

“Dimisión no, dimisión no, hemos llegado a un acuerdo con mi presidente en donde he presentao mi cese, llámele usted cese o dimisión, yo diría que cese, no dimisión (…) dimitir es… yo diría que marcharse por la puerta de atrás o que te dimitan pues también te vas por la puerta de atrás… es parecido. Yo lo llamo cese y cada uno que lo interprete como quiera”.Otro ejemplo más de tu brillante cantinfleo:Cantinflas: —"Hay momentos en la vida que son verdaderamente momentáneos".Tú en Antena Tres: —"Señor Fernández, ¿Su tarjeta era plata, oro, platino…?"—"No, mi tarjeta era una tarjeta normal del color normal de las tarjetas normales".En serio, eres muy gracioso, un licenciado en ciencias económicas y empresariales que dice:—Nunca he sacado en efectivo con la tarjeta; no sé como se hace. Un señor que se sentó durante años en el Consejo de Administración de la caja que manejaba los ahorros de tantos ciudadanos —labor por la que cobrabas unos 45.000 euros anuales— que le responde al juez Andreu:—Yo no sabía nada, yo tan sólo ponía la firma y punto.Aunque si tenemos en cuenta que el pequeño gran Francisco Nicolás, el estafador de veinte años recién incorporado a este vodevil llamado España, te acompañó a varias reuniones con la Asociación de Jóvenes Empresarios y en las pasadas elecciones de CEIM ejerció de apoderado por tu candidatura, igual se confirma que es cierto, que no te enteras ni del NO-DO.Ay, Arturo, cuánto molaría que pudiéramos disfrutar sin remordimientos de tu vena cómica, si no nos cortaran el rollo los millones de parados, la desesperación de tus homólogos preferentistas, la vergüenza de los que tienen que acudir a comedores sociales porque no tienen tarjeta black para gastar en tu restaurante, como hacíais tú y tu concuñado Díaz Ferrán, que ahora duerme a la sombra. De no ser por esos detallitos, llenarías teatros con tu humor sin igual.Se confirma que tu paso por el British Council, en el que compartiste pupitre, phrasal verbs y flema inglesa con tu inseparable amiga Esperanza Aguirre —daría la vida por veros en aquellos años, pareja—, no te restó ni un ápice de ese ejpañolismo Marca Ejpaña que representas con más legitimidad que a los empresarios de nuestro país.Ahora la última, y quizás la más grande, es que te quedas en la CEIM hasta pasar fiestas porque, entre otras cosas, tienes que redactar el código ético. Maravilloso, esto es algo así como que Ortega Cano se pusiera a redactar el código de la circulación con la Olivetti.No te agobies, la redacción no te va a llevar mucho tiempo: si tenemos en cuenta tu deuda con la Seguridad Social que ha provocado el embargo desde la Asamblea de Madrid, que has sido investigado por la Fiscalía Anticorrupción por presuntos pagos en negro a tus empleados, tu imputación en el caso Bankia, el viaje al Congreso de los populares europeos pagado por la patronal y tal y tal… el código ético te cabe en un Post It. A por ello, crack.cada uno que lo interprete como quiera”.

"Hay momentos en la vida que son verdaderamente momentáneos".momentáneos

"Señor Fernández, ¿Su tarjeta era plata, oro, platino…?"

"No, mi tarjeta era una tarjeta normal del color normal de las tarjetas normales".En serio, eres muy gracioso, un licenciado en ciencias económicas y empresariales que dice:—Nunca he sacado en efectivo con la tarjeta; no sé como se hace. Un señor que se sentó durante años en el Consejo de Administración de la caja que manejaba los ahorros de tantos ciudadanos —labor por la que cobrabas unos 45.000 euros anuales— que le responde al juez Andreu:—Yo no sabía nada, yo tan sólo ponía la firma y punto.Aunque si tenemos en cuenta que el pequeño gran Francisco Nicolás, el estafador de veinte años recién incorporado a este vodevil llamado España, te acompañó a varias reuniones con la Asociación de Jóvenes Empresarios y en las pasadas elecciones de CEIM ejerció de apoderado por tu candidatura, igual se confirma que es cierto, que no te enteras ni del NO-DO.Ay, Arturo, cuánto molaría que pudiéramos disfrutar sin remordimientos de tu vena cómica, si no nos cortaran el rollo los millones de parados, la desesperación de tus homólogos preferentistas, la vergüenza de los que tienen que acudir a comedores sociales porque no tienen tarjeta black para gastar en tu restaurante, como hacíais tú y tu concuñado Díaz Ferrán, que ahora duerme a la sombra. De no ser por esos detallitos, llenarías teatros con tu humor sin igual.Se confirma que tu paso por el British Council, en el que compartiste pupitre, phrasal verbs y flema inglesa con tu inseparable amiga Esperanza Aguirre —daría la vida por veros en aquellos años, pareja—, no te restó ni un ápice de ese ejpañolismo Marca Ejpaña que representas con más legitimidad que a los empresarios de nuestro país.Ahora la última, y quizás la más grande, es que te quedas en la CEIM hasta pasar fiestas porque, entre otras cosas, tienes que redactar el código ético. Maravilloso, esto es algo así como que Ortega Cano se pusiera a redactar el código de la circulación con la Olivetti.No te agobies, la redacción no te va a llevar mucho tiempo: si tenemos en cuenta tu deuda con la Seguridad Social que ha provocado el embargo desde la Asamblea de Madrid, que has sido investigado por la Fiscalía Anticorrupción por presuntos pagos en negro a tus empleados, tu imputación en el caso Bankia, el viaje al Congreso de los populares europeos pagado por la patronal y tal y tal… el código ético te cabe en un Post It. A por ello, crack.una tarjeta normal del color normal de las tarjetas normales".

Nunca he sacado en efectivo con la tarjeta; no sé como se hace. no sé como se hace.

Yo no sabía nada, yo tan sólo ponía la firma y punto.Aunque si tenemos en cuenta que el pequeño gran Francisco Nicolás, el estafador de veinte años recién incorporado a este vodevil llamado España, te acompañó a varias reuniones con la Asociación de Jóvenes Empresarios y en las pasadas elecciones de CEIM ejerció de apoderado por tu candidatura, igual se confirma que es cierto, que no te enteras ni del NO-DO.Ay, Arturo, cuánto molaría que pudiéramos disfrutar sin remordimientos de tu vena cómica, si no nos cortaran el rollo los millones de parados, la desesperación de tus homólogos preferentistas, la vergüenza de los que tienen que acudir a comedores sociales porque no tienen tarjeta black para gastar en tu restaurante, como hacíais tú y tu concuñado Díaz Ferrán, que ahora duerme a la sombra. De no ser por esos detallitos, llenarías teatros con tu humor sin igual.Se confirma que tu paso por el British Council, en el que compartiste pupitre, phrasal verbs y flema inglesa con tu inseparable amiga Esperanza Aguirre —daría la vida por veros en aquellos años, pareja—, no te restó ni un ápice de ese ejpañolismo Marca Ejpaña que representas con más legitimidad que a los empresarios de nuestro país.Ahora la última, y quizás la más grande, es que te quedas en la CEIM hasta pasar fiestas porque, entre otras cosas, tienes que redactar el código ético. Maravilloso, esto es algo así como que Ortega Cano se pusiera a redactar el código de la circulación con la Olivetti.No te agobies, la redacción no te va a llevar mucho tiempo: si tenemos en cuenta tu deuda con la Seguridad Social que ha provocado el embargo desde la Asamblea de Madrid, que has sido investigado por la Fiscalía Anticorrupción por presuntos pagos en negro a tus empleados, tu imputación en el caso Bankia, el viaje al Congreso de los populares europeos pagado por la patronal y tal y tal… el código ético te cabe en un Post It. A por ello, crack.ponía la firma y punto.

el pequeño gran Francisco Nicolás,

vena cómicahomólogosblack

tu paso por el British Council,phrasal verbs ejpañolismoEjpaña

tienes que redactar el código ético.

no te va a llevar mucho tiempo: caso Bankia,crack

Muy fan de... Francisco Nicolás

Más sobre este tema
stats