LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP hace bandera de la investigación parlamentaria por contratos del covid tras bloquearla donde gobierna

Investigación judicial al PP en Andalucía

Las adjudicaciones millonarias de un histórico dirigente andaluz le abren al PP otro caso de posible financiación ilegal

Gabriel Amat, a la derecha, pasea junto a Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía y del PP andaluz, y Pablo Casado, presidente nacional del PP.

“El más honrado del mundo”. Así lo describió Javier Arenas, eterno candidato del PP en Andalucía. María Dolores de Cospedal, siendo secretaria general del PP, no llegó tan lejos: sólo afirmó que Gabriel Amat Ayllón (Albuñol, Granada, 1944, casado y con dos hijas) era “el mejor alcalde de la historia de Roquetas”. Es difícil saber si es el mejor. Pero seguro que sí es el más poderoso. Tan poderoso que ahora, cuando las adjudicaciones millonarias de su ayuntamiento han abierto al partido de la Gürtel y Púnica otro caso de posible financiación ilegal, nadie en el PP pone en duda en lo más mínimo a Amat.

Amat ostenta el cargo de alcalde desde 1995, en una corporación en la que entró en 1978. El municipio costero de Roquetas de Mar ha vivido bajo su mando un boom demográfico, de menos de 38.000 habitantes a casi 100.000, vinculado su vez al boom urbanístico. “Agricultor y político”, según se define él mismo, Amat ha prosperado desde su modesta llegada desde la Alpujarra granadina hasta convertirse un hombre de poder con mayúsculas, con una exitosa trayectoria en la empresa y la política.

Han ido pasando los ciclos políticos y las investigaciones judiciales, pero Amat, presidente del PP de Almería, hombre fuerte de la política en la provincia, nunca ha caído, siempre tratado con cariño y deferencia por su partido. Eso incluye al grueso de los pesos pesados del partido hasta llegar a hoy, con Juan Manuel Moreno y Pablo Casado. Un apoyo que se mantiene intacto ahora que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha situado en su ayuntamiento una supuesta trama de concesiones de obra a cambio de comisiones millonarias que según el informe policial han servido para financiar campañas electorales del partido.

El caso parte de la denuncia presentada en 2013 por la Asociación Mediterránea Anticorrupción y Transparencia (AMAyT) ante la Fiscalía por una supuesta trama de comisiones ilegales en torno a la constructora Hispano Almería. Un extrabajador puso sobre la mesa de los investigadores 140 recibís supuestamente salidos de la caja B de la empresa, claves para armar el caso. Ahora la Policía Nacional, siete años después, ha entregado en el juzgado número 3 de Almería dos informes, con 765 páginas en total, sobre la actividad de esta constructora del Grupo Halsa, con Miguel Ángel Morales al frente. El informe sitúa bajo sospecha 62 obras adjudicadas a Hispano Almería, entre 2000 y 2010, por un importe de más de 77,5 millones. La UDEF delimita más de 7,2 millones en comisiones, 1,18 a técnicos y 5,4 a “Pol”, todo apunta que a políticos.

El informe, adelantado por El País, recorre todas las concesiones, con sus sobrecostes, sus puntuaciones e incrementos presupuestarios sin justificación, adjudicaciones dadas “de antemano” y huérfanas de procedimiento, incumplimientos “sistemáticos” de los plazos por parte de la empresa que quedaban impunes... Todo ello según la Policía Nacional. Había, según la UDEF, “connivencia” de los técnicos y los políticos con la dirección de la empresa. Se instauró un sistema de “gratificaciones” por las obras concedidas, que salían de la “caja fuerte” de la empresa en forma de “reintegro físico”, siempre según la Policía Nacional. Se pagaba en negro y desde una caja B de la empresa, según el atestado policial centrado en Roquetas.

Campañas electorales

Un elemento especialmente inquietante para el PP es que la Policía Nacional concluye que de la caja B de Hispano Almería salió dinero “para financiar campañas electorales”. El informe alude a las municipales en 2003 (54.000 euros en total, 36.000 de ellos en Roquetas) y a las generales y autonómicas de 2008 (25.000 euros, asociados a Níjar). Arenas, muy próximo a Amat, se presentó a la Junta en 2008 como candidato siendo cabeza de lista en Almería, no en Sevilla. También salió dinero de Hispano Almería para “medios de comunicación”, según la UDEF, que no cuantifica el importe.

Amat en el punto de mira

El informe pone en el punto de mira a Amat, al que sitúa como responsable de los procedimientos de contratación, en calidad de alcalde. No hay alusión a que recibiera directamente dinero alguno, aunque sí el PP de Roquetas de Mar: 36.000 euros.

infoLibre trató de recabar la explicación del Ayuntamiento de Roquetas sobre el contenido del informe. La respuesta fue que Amat "no está investigado en la causa". Es cierto que no figura como investigado en ninguna actuación judicial. Eso da al PP andaluz una excusa fácil para evitar dar explicaciones: Amat no está imputado y nunca ha sido condenado. Recientemente, este mismo de septiembre, se hizo público que el juzgado de instrucción 1 había cerrado otras seis de las 25 piezas en que se dividió otro caso conocido como trama Amat, que investigaba supuestos tratos de favor urbanísticos a empresas vinculadas al alcalde y que ha sufrido durante su desarrollo retrasos por atasco judicial. Ya sólo queda una pieza sin archivar de esta trama, según La Voz de Almería.

La dirección andaluza del PP, a través de su número dos, Dolores López, se pronunció este martes sobre los informes de la Policía Nacional en la llamada operación Términus en una entrevista en Canal Sur. “El señor Gabriel Amat no está investigado”, afirmó López, que recordó el dato de las 24 de 25 denuncias archivadas. Tanto PSOE como IU cargaron duramente contra el PP por su actitud con Amat. “Es la punta del iceberg de una caja B del PP andaluz”, afirmó el dirigente socialista Manuel Jiménez Barrios. El grupo municipal liderado por IU en Roquetas ha pedido la dimisión de Amat y ha acusado a su partido de complicidad estructural.

Un alcalde agasajado

Cuando Amat sí ha sido investigado, el PP tampoco le ha regateado el apoyo. Así ocurrió con el caso La Fabriquilla, donde se investigaban supuestas irregularidades en la concesión de licencias para una decena de chalés. El caso fue archivado en 2016.

Los principales dirigentes del PP no sólo le han mostrado apoyo en declaraciones a los medios. También in situ. En 2004 Amat estaba enfrentado al que era alcalde de El Ejido, Juan Enciso, en una guerra de poder que conmovió las bases del partido en Almería. Mariano Rajoy, siendo presidente del PP, se plantó en Roquetas para dar apoyo expreso a Amat. Fue una crisis en cuya resolución se empleó a fondo Arenas. Ganó Amat. Enciso salió del PP, montó el Partido de Almería (PAL) y acabó detenido por corrupción en el caso Poniente.

El poder de Amat se hizo incontestable, dentro del PP de Almería y en Roquetas, extendiéndose a través de la Diputación, que ha presidido entre 2011 y 2018. Es desde 2004 presidente del PP en Almería, la provincia en la que la derecha, hoy gobernante, empezó a socavar en los 90 el poder entonces incontestable del PSOE en Andalucía. El alcaldísimo figura también como presidente del Comité Electoral del PP de Andalucía, el órgano que aprueba las listas electorales para las autonómicas.

A su alrededor ha brotado no sólo la fama merecida de máquina de ganar elecciones, sino también una tupida red empresarial, hecha de familiares y allegados, destapada por la Unidad de Droga y Crimen Organizado Costa del Sol de la Policía Nacional en un informe en 2016 [ver aquí información en detalle]. Ha sido una de las investigaciones judiciales que han afectado a Amat y que han quedado de momento en nada.

Los pinchazos judiciales han permitido que Amat siga recibiendo visitas ilustres. En mayo de 2017, Juanma Moreno, presidente del PP andaluz, clausuró el Congreso del PP almeriense, celebrado en Roquetas. Allí agradeció a Amat, que fue reelegido con el apoyo del 98,89% de los compromisarios, “lo mucho que ha hecho por Almería, por Andalucía y por España”. “Encarna los valores que yo quiero para el PP Andaluz: lealtad, compromiso y trabajo”, añadió. En agosto de 2018, Roquetas recibió la visita  de Pablo Casado, que volvió a coincidir con Amat en agosto de este año.

La máxima responsable de la contratación pública ve "falta de transparencia" en las 22.000 adjudicaciones durante la pandemia

La máxima responsable de la contratación pública ve "falta de transparencia" en las 22.000 adjudicaciones durante la pandemia

Los principales problemas le han venido a Amat de la atomización política y la irrupción de nuevos partidos. El alcalde perdió la mayoría absoluta en 2015 y desde entonces ha tenido que pactar con Cs o Vox. Una tránsfuga salida del PSOE a la que el Ayuntamiento puso un sueldo blindó al PP de la posibilidad de una moción de censura en 2017 [ver aquí información en detalle].

En febrero de este mismo año Vox ha roto su pacto con el PP de Amat, pero el alcalde otra vez ha sido más rápido, ganándose el apoyo de dos de los tres concejales elegidos por el partido ultraderechista que habían sido expulsados. “Amat ha cultivado imagen de cateto, pero no tiene un pelo de tondo. Es habilidoso, muy alpujarreño, muy listo”, explica el periodista Pepe Fernández, ex director regional de Onda Cero, un pionero en las informaciones comprometedoras sobre Amat, que ahora escribe en El Confidencial Andaluz. Fernández ha visto muchas veces al eterno alcalde salirse con la suya, pero esta vez ve mimbres sólidos en el informe de la Policía Nacional.

Juan Pablo Yakubiuk, portavoz de IU en Roquetas, insistente denunciante de la red de intereses en torno a Amat, afirma que el presidente del PP en Almería es “el personaje que [Rafael] Chirbes nunca llegó a escribir”. “Es un cacique, del que cada cosa que sabemos queda más demostrado que lo es. Pero tiene mucho poder y muy buenas relaciones en el PP, tanto en Andalucía como en Madrid”, señala. Es próximo a Amat el diputado Juan José Matarí, miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular.

Más sobre este tema
stats