verdad o mentira

Ana Mato: “Acertamos facilitando toda la información a los ciudadanos”

Ana Mato, en la sesión de control al Gobierno de este miércoles.

No fue hasta el pasado viernes, tras la creación del comité especial para la gestión de la crisis del ébola, cuando se centralizó la información y se dejaron de verter versiones contradictorias desde la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Sanidad. Pero la titular de Sanidad insiste en que hubo "transparencia" desde el primer momento. Y en que se ha actuado con "diligencia y agilidad".

Así se manifestó este miércoles Ana Mato en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, una cita en la que también mantuvo que su departamento acertó "facilitando desde el primer momento toda la información disponible a los ciudadanos".

¿Puede realmente decirse, con los datos en la mano, que Sanidad facilitó desde el primer momento toda la información disponible a los ciudadanos? A tenor de lo ocurrido los primeros días del caso, de la alarma social desatada y de la entrada en escena de Mariano Rajoy para solventar, cinco días después, la descoordinación y las versiones contradictorias, la respuesta es negativa. De hecho, la creación del comité especial para la gestión de la crisis del ébola es el reconocimiento implícito de que hasta la fecha algo no había funcionado bien

A continuación, se ofrece un repaso detallado de las actuaciones de Sanidad y la Comunidad de Madrid desde el estallido de esta crisis. Este escenario chirría con la percepción de la propia ministra y, también, con las declaraciones del presidente del Gobierno que, también en la sesión de control al Gobierno, presumió de haber respondido en menos de 48 horas

Lunes

Es el día que se conoce que Teresa Romero ha sido contagiada. Un par de horas después de conocerse que el primer contagio de ébola fuera de África se había producido en España, el Ministerio de Sanidad convoca una rueda de prensa. Ana Mato y el director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany.

En el Gobierno argumentan que se compareció para evitar la alarma social. Pero el efecto fue el contrario al pretendido. La escasez de datos concretos sobre el contagio y el contexto del mismo dejaron una sensación de caos y descontrol. Además, el hecho de que se informara de que la enferma se había ido de vacaciones después de atender al sacerdote Miguel Pajares disparó todas las alarmas.

El mensaje que quedó del primer día es que las autoridades sanitarias no sabían cómo se había producido el contagio ni si se cumplieron los protocolos. Ya desde este primer día, la titular de Sanidad descartó dimisiones.

Martes

La confusión continúa. Se multiplican los rumores sobre el contagio de Teresa Romero y ni la Comunidad de Madrid ni el ministerio sala a desmentirlos. 

Fue el martes cuando las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid intentaron localizar a las personas que estuvieron en contacto con la técnica de enfermería contagiada por el ébola, según informó en una comparecencia en el Congreso de los Diputados la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa. El objetivo era localizar a los familiares, amigos y compañeros de trabajo que tuvieron contacto con ella desde el pasado 30 de septiembre, que fue cuando la afectada comenzó a encontrarse mal y presentar algo de fiebre.

Miércoles

Fue el día en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo sus primeras palabras sobre la crisis. Intentaba frenar la alarma social creada en los días previos.

También fue el día en el que el consejero de Sanidad elevó a la máxima potencia su campaña de culpabilización de la enferma dando datos sin contrastar como verídicos. La primera polémica se remonta al pasado miércoles, cuando el consejero puso en duda que la paciente hubiera dicho la verdad a la hora de informar de su temperatura a los médicos que la monitorizaban tras haber atendido a García Viejo.

"Esta paciente nunca superó esta cifra [38,6 grados, el nivel de fiebre a partir del cuál un potencial contagiado empieza a ser considerado de alto riesgo]. También es verdad que a raíz de los resultados nos pudo haber estado mintiendo, pero eso lo pongo yo de mi cosecha, no lo podemos demostrar, me cuesta trabajo creer que lo hiciera", señaló Rodríguez en su comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid. Y también fue este escenario el elegido por el consejero para defender la tesis sobre el origen del contagio que lleva apoyando desde entonces: que la auxiliar de enfermería se infectó al tocarse la cara con un guante cuando estaba quitándose el traje protector.

Un día después, lejos de dar marcha atrás, volvió a la carga al afirmar que "mal no debía estar", porque después de visitar el centro de salud "se fue a la peluquería". No fue hasta este martes, 14 de octubre, cuando pidió perdón por carta a la enferma.

Jueves

El Gobierno empieza a dar los primeros síntomas de preocupación, una constatación de que la estrategia sostenida hasta el momento no funcionaba. En la tarde del jueves, la ministra convoca a los portavoces de Sanidad de los diferentes partidos en el Congreso y anuncia una revisión de los protocolos.

Viernes

Se da el paso definitivo. Rajoy visita el hospital junto a Ignacio González. Y paralelamente, el Consejo de Ministros anuncia un comité especial liderado por la vicepresidenta que arrebata a Ana Mato el liderazgo de esta crisis. Es a partir de la noche de este mismo viernes cuando Moncloa centraliza la información y empieza a dar periódicamente datos del avance del virus y del número de ingresados.

El PSOE pide el cese de Mato y la reprobación del consejero madrileño de Sanidad

El PSOE pide el cese de Mato y la reprobación del consejero madrileño de Sanidad

Más sobre este tema
stats