Caso Bankia

Bankia asumió la pérdida de 900 millones al comprar preferentes para “proteger” a sus clientes

Viveiro retira a Rato el título de hijo predilecto por ser responsable de la crisis

Bankia sabía que si en marzo de 2012 recompraba a sus clientes unos 1.200 millones de euros en participaciones preferentes al 100% de su valor inicial iba a perder de forma inmediata unos 900 millonespreferentes de euros. Y lo hizo para "proteger" a estos clientes, según ha declarado este martes en la Audiencia Nacional el director general del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y director de Participadas de Bankia, Manuel Lagares.

La operación se acordó en marzo de 2012, con Rodrigo Rato todavía de presidente. El Banco de España avaló esta decisión de Bankia, asegurando que pese a las pérdidas la recompra evitaría un posible "riesgo reputacional". Pero sobre todo evitaría que muchos clientes abandonaran la entidad financiera, ya que la mayor parte de las personas que habían adquirido preferentes eran, según el perfil de cliente elaborado por la propia entidad financiera, personas de edad avanzada que además tenían de media unos 30.000 euros en depósitos en la misma caja. El Banco de España reconoció en un informe del 17 de marzo de 2012 que si el auténtico valor del producto trascendía el banco podría enfrentarse a "riesgo comercial de retirada de depósitos muy importante".

Cuando Rato y su consejo de administración acordaron esta recompra asumieron que perderían de forma inmediata el 79% de la inversión, tal y como demuestran los informes internos realizados por las firmas AFI y Solventis, que cifraban el valor real de las participaciones en el 21% del coste inicial. Manuel Lagares ha asegurado al juez Fernando Andreu que pese a esa pérdida, ninguno de los representantes de las cajas, que eran los principales accionistas de Bankia, plantearon ningún tipo de queja.

Un conflicto de interés

El director general del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que es la matriz de Bankia, también fue el encargado de exponer ante el consejo de administración presidido por Rato otra recompra de participaciones preferentes. Fue el 12 de febrero de 2012, y Bankia decidió adquirir las subordinadas que había emitido Bancaja por un valor de 14 millones de euros. A preguntas del letrado de UPyD en el caso, Andrés Herzog, Manuel Lagares explicó que la recompra se acordó después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) les enviara un informe en el que aseguraba que se había producido una mala práctica en 2.500 ventas de preferentes por un valor de 14 millones de euros. "Había un conflicto de interés", reconoció Lagares, que no supo concretar cual fue el problema concreto que detectó la CNMV.

Un juez falla contra Bankia por vender productos financieros de “difícil comprensión”

Un juez falla contra Bankia por vender productos financieros de “difícil comprensión”

Más sobre este tema
stats