Caso Gürtel

El 'blanqueador' de Correa reconoce que pagó con dinero negro en Suiza a otro miembro de la trama 'Gürtel'

Ramón Blanco Balín y Francisco Correa en una imagen del sumario 'Gürtel'

El exvicepresidente y ex consejero delegado de Repsol YPF Ramón Blanco Balín, considerado como el blanqueador del presunto cerebro de la red Gürtel, Francisco Correa, reconoció en su declaración como imputado del pasado lunes ante el juez José de la Mata que él y otras personas pagaron en Suiza 274.963 euros, que no tributaron en España, a otro de los integrantes de la trama corrupta, según la declaración a la que ha tenido acceso infoLibre.

"¿Usted había declarado esos ingresos en esa época a través de la Hacienda pública?", le preguntó una de las fiscales al exvicepresidente de Repsol en relación a la transferencia detectada procedente de una cuenta del también imputado en Gürtel Tomás Martín Morales. Y entonces Blanco Balín reconoció: "No".

Las fiscales Anticorrupción del caso, Concepción Sabadell y Concepción Nicolás, dirigieron durante apenas diez minutos preguntas a Blanco Balín, considerada una persona de confianza del expresidente del Gobierno José María Aznar. Las representantes del Ministerio Público sospechan que el dinero de las mordidas fue utilizado por el ex consejero delegado de la empresa municipal del suelo de Boadilla del Monte Tomás Martín Morales para adquirir un préstamo participativo en la empresa REEP que no fue declarado al fisco. Al año siguiente Martín Morales cedió en Suiza las acciones a Blanco Balín y otras personas por un precio de 274.963 euros.

Cuentas de Suiza

En su declaración, Blanco Balín reconoce que el pago de ese dinero tuvo su origen en dos cuentas suizas. Y el destino fue otra cuenta del mismo país: "El pago fue a través de la sociedad Darwin Internacional", explicó el ex número dos de Repsol. 

Las fiscales también se interesaron sobre la relación de Blanco Balín con las empresa Proinsa. "¿Conoce a las personas de Promociones Inmobiliarias del Pisuerga?", le preguntaron al imputado, que tras reconocer su vinculación con la sociedad reconoció que era accionista del fondo de inversión REEP, investigado por su relación con Correa.

En su afán de determinar si Blanco Balín pagó el dinero a Tomás Martín Morales a cambio de las adjudicaciones recibidas en el Ayuntamiento en el que trabajaba, en concreto en Boadilla del Monte, las fiscales también preguntaron a Blanco Balín si había conocido antes de 2005 al excargo del Consistorio madrileño: "No me acuerdo exactamente de fechas", dijo el empresario, que tampoco recordó si antes de que la compra de las acciones había visto a Tomás Martín Morales en Boadilla. "No, no lo recuerdo".

La cuenta Soleado

Blanco Balín tampoco se acordó de si cuando compró las acciones a Martín Morales sabía que esta persona trabajaba como cargo municipal de Boadilla del Monte, considerado el epicentro de la trama en la Comunidad de Madrid: "No, no me acuerdo", repitió.

Las fiscales también se interesaron por la vinculación de Blanco Balín con Arturo Gianfranco Fasana, un ciudadano suizo que gestiona en ese país la cuenta Soleado que incluye los fondos de decenas de ciudadanos españoles, entre los que se encontraban los de Francisco Correa.

La cuenta relacionada con Correa que gestionaba Fasana estaba a nombre de la sociedad panameña Golden Chain Properties, que fue la que según el sumario recibió un mínimo de 13 millones del empresario Fernando Martín en relación con la adjudicación de unas parcelas en Arganda del Rey (Madrid). La investigación ha detectado que el 21 de mayo de 2009 la cuenta llegó a tener un valor de 17,17 millones de euros, que fueron bloqueados por las autoridades suizas.

"¿Usted sabía que [Fasana] había actuado como intermediario para la apertura de esta cuenta de Tomás Martín Morales?, preguntaron las fiscales a Blanco Balín, que contestó con un escueto: "No". Pero sí reconoció que Fasana había intervenido en la apertura de su cuenta en Suiza a nombre de la empresa Darwin Internacional.

Intermediario de Correa

Los informes de la Policía Judicial y de la Fiscalía Anticorrupción sostienen que el propio Blanco Balín era una persona clave en la red corrupta, ya que ejercía de intermediario entre Fasana y Correa. Un escrito del Ministerio Público de 11 de julio de 2011 aporta al respecto información de gran importancia. Blanco Balín era la persona que intermediaba entre Correa y el asesor suizo Arturo Fasana. Este gestor era el responsable de la cuenta Soleado, en la que decenas de españoles mantenían su dinero en el país centroeuropeo, tal y como prueban diferentes correos electrónicos y faxes intervenidos por la Policía Judicial.

Según la Policía Judicial, Blanco Balín se encargaba de resolver "las dudas" que le planteaba Fasana en relación con la gestión de las sociedades del grupo de Correa. Era un "claro conocedor y gestor" de la organización.

"Opacidad fiscal"

Según el auto con el que el juez imputaba a Blanco Balín, este empresario era "conocedor" del origen de los fondos con los que le pagó Tomás Martín Morales "y de su opacidad fiscal". El magistrado consideraba que Blanco Balín había abonado su parte (137.481,75 euros) en una cuenta "oculta para la Hacienda Pública" que Martín Morales mantenía en una sucursal del Crédit Suisse de Ginebra (Suiza), a nombre de la sociedad panameña Cala Asset. En su declaración, Blanco Balín ha reconocido el origen opaco de ese dinero.

De la Mata considera que Blanco Balín podría haber participado en un delito de blanqueo de capitales al ocultar fondos de procedencia "indiciariamente ilícita" del ex consejero delegado de la empresa municipal del suelo de Boadilla del Monte Tomás Martín Morales

El auto apuntaba que los fondos obtenidos por Martín Morales fueron percibidos "en consideración a su función" en el Ayuntamiento de Boadilla durante la etapa en la que fue alcalde Arturo González Panero (PP), conocido por los integrantes de la red liderada por Correa por el apodo de el Albondiguilla, y por "su intervención en las adjudicaciones públicas" que el Ayuntamiento y sus entidades concedieron a las empresas de la trama.

Ginebra investiga el origen de los 83.000 euros troceados y arrojados a cuatro retretes de la ciudad

Ginebra investiga el origen de los 83.000 euros troceados y arrojados a cuatro retretes de la ciudad

Más sobre este tema
stats