Casado incide en que Ayuso no explica la comisión que cobró su hermano por un contrato de su Gobierno

infoLibre

En su primera declaración en primera persona sobre la guerra total en la que ha entrado con la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el presidente del PP, Pablo Casado, puso este lunes el foco en la comisión de casi un 20% que según sus informaciones cobró el hermano de la lideresa por un contrato otorgado a dedo por su gobierno a la empresa de un amigo.

El líder conservador, en una entrevista emitida por la cadena Cope, propiedad de los obispos católicos españoles, sugirió que el empresario que solicitó y obtuvo el contrato para el suministro de mascarillas en plena primera ola de la pandemia y que se embolsó 1,5 millones de euros no es más que un testaferro de su hermano.

“Ella no me quiso dar la información”, aseguró. “Me llegó una información con datos bancarios y fiscales. La llamé para preguntarle. El problema es si después de ese contrato ha habido una transferencia de comisiones a un familiar”, añadió. Casado, eso sí, negó tajantemente que ni él ni su equipo buscaron detectives para que hiciesen averiguaciones contra Ayuso. Y subrayó que si alguien lo ha hecho ha sido sin su conocimiento y será cesado “inmediatamente”.

“Es completamente falso que cualquier integrante de la dirección nacional llevara a cabo ningún dossier ni ninguna contratación de ningún detective sobre Ayuso”, aclaró.

La intervención de Casado recibió inmediata respuesta en la misma emisora por parte de Ayuso, que este viernes no sólo canceló su agenda sino que ha anunciado una comparecencia de tres de sus consejeros para aclarar cualquier duda sobre este asunto. “No, sí sé que está la comisión, pero no sé la cantidad. Lo que tengo claro es que no es ilegal”. Y “añadió: “Me extraña” que haya cobrado 280.000 euros y que Pablo Casado ”la tenga tan clara, porque yo no la tengo. Y segundo, yo no sé si en esa cantidad hay más conceptos, yo no lo sé. Es gente que lleva muchísimos años trabajando en ese campo".

"Todo esto tiene que acabar"

A su entender, "lo fácil" es demostrar que todo es correcto en ese contrato y que "se puede hacer hoy mismo" con "transparencia, principios y ejemplaridad". Sin embargo, ha subrayado que no entiende la reacción que ha tenido Ayuso al "detonar esta cuestión de una forma tan virulenta". "Todo esto tiene que acabar", ha proclamado Casado, emplazándola a que pregunte a su hermano, ha recogido Europa Press.

En este sentido, la ha emplazado a justificar que no ha habido "ninguna transferencia" a su hermano y, si la ha habido, "está justificada con la ley en vigor". "Yo, cuando presida el Gobierno de España, no permitiría que un hermano mío cobrara 300.000 euros por un contrato adjudicado directamente por mi Consejo de Ministros", ha enfatizado.

Dicho esto, ha recordado que la ley de 1995 de Contratos Públicos y Altos Cargos de la Comunidad de Madrid "no permite contratar con familiares" y una comisión de ese importe "puede inducir a que ha habido una influencia real en la adjudicación del contrato".

Según ha dicho, es algo que "se tenía que haber aclarado en privado" evitando este "espectáculo lamentable" a los españoles y, en especial a los militantes del PP. "Espero que se pueda hacer", ha señalado, para recordar que ya hay partidos que han anunciado que llevarán este asunto a la Fiscalía.

Tráfico de influencias y contratar con tu hermana con 700 muertos

Casado ha señalado que él no ha puesto "en duda" que el contrato sanitario esté "bien hecho" pero ha indicado que "el problema" es ver si después de ese contrato ha habido una "transferencia de comisiones a un familiar".

"Más allá de que sea ilegal, la cuestión es si es entendible que el 1 de abril, cuando morían en España 700 personas, se puede contratar con tu hermana y recibir 300.000 euros de beneficio por vender mascarillas. Ésa es la cuestión", ha proclamado.

Al ser preguntado si da por hecho que la comisión es de ese importe, ha precisado que la información de la que dispone es que "la comisión es de 286.000 euros", algo que, a su entender, es un "importe suficientemente relevante" para pensar que ha habido "tráfico de influencias".

Sin embargo, ha reiterado que él no está "acusando" sino que se ha dedicado a preguntar en el ámbito interno pero no ha recibido explicaciones. Tras agregar, que él no lo había "aflorado" públicamente porque "no tiene pruebas" y "desea fehacientemente que no sea así", ha recalcado él cumplía con su obligación y si no se ha hecho antes en España "a lo mejor" por eso han tenido "tantos problemas en los partidos en cuestiones de falta de ejemplaridad".

A su entender, lo "más fácil" sería decir si su hermano ha recibido o no esas comisiones y, si las ha recibido, dar explicaciones porque "ya no es solo es una cuestión del Código Penal sino de la Ley del Alto Cargo de la Comunidad de Madrid, que prohíbe contratar con familiares o personas interpuestas".

Casado se ha quejado de que Ayuso le acusara públicamente de ir contra ella por "no sé qué espureos intereses" cuando "toda su trayectoria política ha sido velar por la ejemplaridad" y "apoyar" a Ayuso en sus responsabilidades.

Dice que el dossier no viene de Moncloa

Frente a las declaraciones de Ayuso sobre el dossier, Casado ha afirmado que no le vino de Moncloa, pero ha admitido que contenía datos "fiscales y bancarios" por lo que se podía inferir que se podía venir de una institución pública.

Además, ha revelado que Ayuso le comunicó que le habían dicho en Moncloa que ese dosier se lo habían pasado desde Génova. "Y llamamos directamente a la Moncloa que nos dicen que eso es absolutamente falso", ha asegurado, para denunciar una "preconstutución de pruebas" e "involucración de organismos" en vez de dar información sobre el contrato de mascarillas al partido en el ámbito interno.

El líder del PP ha rechazado que pusiera encima de la mesa esas comisiones como supuesto chantaje para que se retirara de la carrera del PP de Madrid porque "lo importante es que no haya ningún problema de ejemplaridad" en ninguna administración gobernada por el PP.

"A mí el congreso del PP de Madrid me da igual. Soy un convencido de las primarias, se presentará quién quiera", ha aseverado, para quejarse de haber tenido que "aguantar" estos últimos meses una "lluvia mediática de desprestigio, difamaciones e insidias". Casado ha admitido que le "extrañaba" que su petición de adelantar el congreso madrileño "coincidiera con los días" en que le trasladó los datos que tenía sobre ese contrato sanitario y la supuesta comisión que recibió su hermano. Por eso, ha señalado que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, reconoció públicamente en su comparecencia de este jueves —en la que anunció un expediente informativo a Ayuso— que estaba "vinculado". "Nosotros no adelantamos el congreso porque estamos pidiendo una información y porque, además, no tenemos por qué adelantarlo", ha resaltado, aludiendo a los plazos fijados por la Junta Directiva Nacional del PP.

El jefe de la oposición ha confesado estar "decepcionado" y "muy sorprendido" con lo ocurrido, apenas unos días después de los comicios en Castilla y León. "Lo que ocurrió es algo que no merezco personalmente. Jamás he retirado mi apoyo a Ayuso", ha indicado, para recordar las responsabilidades políticas que le ha dado.

Además, ha señalado que "jamás" le ha dicho a ella que no contara con su confianza para no presidir el PP de Madrid y ha añadido que es "algo muy secundario" en comparación con la labor que tiene en la Comunidad.

Tilda de "falso" que contrataran un detective

Asimismo, Casado ha negado que la dirección del PP contratara a un detective para realizar labores de espionaje a la presidenta madrileña, algo que ha tildado de "absolutamente falso". "Si alguien lo hubiera hecho, sería cesado", ha proclamado, para añadir que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, "aceptó la dimisión" de su colaborador Ángel Carromero porque está "en la picota" y no quiere "perjudicar al Ayuntamiento de Madrid".

"Lo que se ha oído solo es una grabación de un presidente de la Empresa Municipal diciéndole a un supuesto detective 'oiga, me ha llegado una información y me gustaría contrastarla con usted'", ha señalado, para añadir que esa grabación si se "pusiera íntegra" se vería que a "él no le ha contactado absolutamente nadie".

Ante las informaciones periodísticas "filtradas" que se están publicando y sin "dar ningún nombre", ha insinuado la posibilidad de que todo lo relacionado con el detective y el espionaje sea "un señuelo" como lo que, según ha dicho, pasa con el dossier de la Moncloa.

"¿Y si es falso y le han contratado (al detective) para decir que alguien supuestamente de Génova le ha encargado esto para que luego el alcalde haga llamarle para confirmar que eso es así y ésa sea la prueba?", se ha preguntado, para añadir que "no hay ninguna prueba" y lo que se está haciendo es "alargar un montaje".

"Lluvia mediática de desprestigio, difamaciones e insidias"

Casado se ha quejado que estos meses haya tenido que "aguantar una lluvia mediática de desprestigio, difamaciones, insidias" cuando él ha defendido siempre a la presidenta madrileña "en los momentos más críticos para ella, que no están tan lejanos".

Al ser preguntado si no puede dar la sensación que está dejando migas de pan para que imputen a Ayuso, ha señalado que "en absoluto" y ha agregado que la dirección nacional se ha limitado a "contestar" a la declaración pública que hizo este jueves ante los medios.

"Nunca he acusado a Isabel Díaz Ayuso de nada. No lo he hecho ni siquiera cuando me he reunido con ella. Simplemente le he pedido información, deseando que la pueda aportar y que todo hubiera sido una información que no es real", ha indicado, para criticar la "reacción" de la presidenta madrileña de una forma "tan virulenta".

Quién es quién en la guerra sucia por el poder en el PP entre Ayuso y Casado

Quién es quién en la guerra sucia por el poder en el PP entre Ayuso y Casado

Más sobre este tema
stats