Violencia machista

Los cinco acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016 se declaran inocentes

Expectación mediática a las puertas de la Audiencia de Navarra ante el juicio por la presunta violación.

infoLibre

Los cinco acusados por la supuesta violación grupal en los Sanfermines de 2016 se han declarado este lunes inocentes de los hechos de los que se les acusa, ha informado Europa Press.

En la primera sesión de la vista oral del juicio por la supuesta violación grupal, que ha comenzado en la mañana de este lunes en el Palacio de Justicia de Pamplona, los cinco acusados han tomado la palabra y se han declarado no culpables de los delitos de los que se les acusan.

A preguntas del presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, los cinco han manifestado ser inocentes del delito de agresión sexual a una joven madrileña, mientras que uno de los acusados se ha reconocido culpable del robo del móvil de la joven.

Así lo ha manifestado ante los medios de comunicación el abogado defensor de tres de los acusados, Agustín Martínez Becerra, tras finalizar la primera sesión del juicio, que se ha celebrado a puerta cerrada tal y como decretó el propio tribunal, que se prolongará nueve sesiones más, hasta el 24 de noviembre.

Martínez Becerra ha manifestado que "todos se han declarado inocentes, exceptuando una persona que ha reconocido la sustracción del móvil más allá de su valoración jurídica". "Todos han reconocido que son inocentes y a partir de ahí se iniciará el procedimiento", ha señalado.

La de este lunes ha sido la primera jornada y en ella se han expuesto las cuestiones previas, entre ellas, la petición de la Fiscalía de que los acusados declaren los primeros en este juicio en lugar de los últimos, y la petición de la defensa de que no estuvieran personadas en la causa las acusaciones populares, el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra, ambas desestimadas.

Acusación del fiscal

El fiscal, en su escrito de acusación, reclama en total 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de los cinco acusados por tres delitos. Por el delito continuado de agresión sexual pide imponer la pena de 18 años de prisión, así como la prohibición de acercamiento a menos de 500 metros y la prohibición de comunicación con la víctima durante 20 años y 10 años de libertad vigilada tras la pena de prisión.

Por su parte, por un delito contra la intimidad reclama la pena de 2 años y 10 meses de prisión y una multa de 5.409 euros. Mientras que por el delito de robo con intimidación el fiscal pide 2 años de prisión. También solicita 100.000 euros de indemnización por el daño moral ocasionado a la víctima. Igualmente reclama una indemnización al Servicio Navarro de Salud por 1.531,37 euros.

Los Mossos buscan tres testigos de la violación y paliza que desfiguró la cara de una mujer de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona)

Los Mossos buscan tres testigos de la violación y paliza que desfiguró la cara de una mujer de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona)

Más sobre este tema
stats