PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

Ciudadanos

Ciudadanos oculta a qué miembros del partido pagó 56.800 euros por asesorar a la formación

El líder de Ciudadanos y candidato a la Moncloa, Albert Rivera.

Ciudadanos declina informar sobre a qué miembros del partido pertenecían las empresas a las que la formación pagó 56.824,86 euros por realizar labores de asesoría entre enero y septiembre de 2012.

En un informe hecho público la semana pasada [consultar en PDF, aquí] la Sindicatura de Cuentas –el órgano fiscalizador externo de la Generalitat– ofrece las conclusiones de la revisión de los gastos de personal de los partidos que en ese ejercicio tenían representación en la Cámara catalana. Pues bien, esta institución detectó facturas de Ciudadanos con dos sociedades que tenían como administrador único a dos miembros del partido.

En concreto, Ciudadanos –en ese momento C’s tenía tres representantes en el Parlament, ahora tiene 25– pagó 32.200 euros en concepto de asesoría y consultoría “en el ámbito de la organización interna del partido” y 22.624,86 “en concepto de secretaría general”, señala el informe.

La "transparencia" de los partidos políticos y la "regeneración democrática" son algunos de los pilares fundamentales del ideario de Ciudadanos. Al menos, así lo ha hecho constar en multitud de ocasiones su líder Albert Rivera, quien defiende que son necesarios parámetros objetivos para evaluar la transparencia de las instituciones democráticas para que así la obtención de información sobre los partidos políticos no sea una labor de "periodismo de investigación". También en su página web la formación asegura que entre sus objetivos está "limpiar las funciones públicas, en lo concerniente al dinero, de toda oscuridad posible".

Sin embargo –a preguntas de infoLibre– Ciudadanos declinó este lunes informar sobre a quién pertenecen estas empresas y sobre si esta práctica de contratar a compañías de miembros de la formación se ha mantenido en ejercicios posteriores.

Lo que dice la Sindicatura de otros partidos 

Ciudadanos no es, no obstante, el único partido del que la Sindicatura de Cuentas hace observaciones. De hecho, este órgano no pudo siquiera analizar del PP pues, "pese a las reiteradas solicitudes", la documentación "necesaria y suficiente" para poder fiscalizar sus gastos de personal nunca fue remitida.  

El análisis de la Sindicatura de Cuentas detectó también que ni Ciudadanos ni la CUP tenían en 2012 un plan de riesgos laborales. También que ICV y el PSC pagaron complementos "fuera de convenio" a ocho y once trabajadores, respectivamente, así como que los socialistas no practicaron las correspondientes retenciones del IRFP por la dieta y el kilometraje de su plantilla. Por otro lado, la Sindicatura no pudo localizar los contratos de trabajo de todos los empleados de Convergència, de ICV y de Unió. 

El informe detalla también que el gasto de personal de los partidos con representación en el Parlamentfue en 2012 de 11,78 millones de euros. El que más gastó fue el PSC, con 3,8 millones de euros para 102 trabajadores, y el que menos, la CUP, con poco más de 50.000 euros para cuatro empleados –todos ellos hombres–. El conjunto de partidos tenían a 31 de diciembre de 2012 una plantilla de 283 personas –102 el PSC, 64 CDC, 50 ERC, 34 ICV, 18 UDC, 8 C's, 4 la CUP y 3 EUiA–, el 69% con contrato indefinido y el 31% en situación temporal.

Los empleados con mayor sueldo medio fueron de CDC, con 38.063 euros anuales, por delante de UDC, con 35.793 euros; PSC, con 28.433 euros; EUiA, con 23.786 euros; ICV, con 22.582 euros; ERC, con 21.841 euros; C's, con 21.689 euros, y la CUP, con 12.851 euros.

Más reprimendas a C's de los órganos de fiscalización

El reciente informe de la Sindicatura de Cuentas no es el primer tirón de orejas que las instituciones fiscalizadoras hacen a Ciudadanos. En 2008 el Tribunal de Cuentas –máximo órgano fiscalizador del Estado– acusó al partido de "falta de colaboración" y de "menoscabar la transparencia" por presentar las cuentas fuera de "tiempo y forma" [ver documento, aquí]. El hecho de haber presentado la documentación a la que le obligaba la ley con retraso impidió al Tribunal de Cuentas ejercer con toda garantía su tarea fiscalizadora y, por tanto, "emitir una opinión sobre la representatividad" de su contabilidad.

Pero más llamativo es el caso de 2010, cuando las cuentas del partido de Rivera escaparon de todo control porque "por desconocimiento", según explicó la formación en una nota de prensa, no las presentaron en plazo a la Sindicatura de Cuentas, que era entonces el órgano competente para analizarlas. El partido las facilitó junto a las de 2011 pero con "un formato de presentación erróneo". Así que la conclusión es que nunca fueron auditadas. Por otro lado, los informes de la Sindicatura de Cuentas también señalan que en los años 2012 y 2013 Ciudadanos no ofreció toda la información a la que está obligada por ley sobre sus subvenciones y donaciones ni sobre sus créditos.

Las dudas sobre las cuentas de 2014 que reveló Ctxt

‘Abc’ pronostica que la brecha entre PP y PSOE se acerca a los 6 puntos

‘Abc’ pronostica que la brecha entre PP y PSOE se acerca a los 6 puntos

Por otro lado, el periódico digital Ctxt publicó en exclusiva, el pasado 24 de octubre, que las cuentas publicadas por el partido de Albert Rivera en la web no cuadraban y abrían "numerosos interrogantes".  Este semanario digital desveló que en el apartado de ingresos privados declarados en la página web de Ciudadanos existe una diferencia de 850.000 euros, pues anotan 1.317.520,49 euros en las cuentas de la partida de prestación de servicios (cuotas, donaciones y aportaciones de cargos) y solo 467.075,56 euros en la liquidación presupuestaria, lo que supone una diferencia del 182,08%.

Ante la pregunta de Ctxt de que si este hecho "suena raro" y es "opaco", el jefe de gabinete de la presidencia de Ciudadanos y candidato por Barcelona, Manuel Villegas, respondió que el Tribunal de Cuentas acepta que los ingresos del grupo parlamentario son financiación ordinaria. "No hay problemas en hacer ese tipo de traspasos. Solo piden que se consoliden en las cuentas. Y como es a la vez un ingreso y un gasto, al final no afecta. Es solo un apunte contable interno, lo hacemos así para controlar el proceso, pero el Tribunal te obliga a consolidarlo. Al ser una partida interna, no aparece en la liquidación", asevera.

Villegas aseguró que ese dinero es un traspaso del grupo parlamentario de C's en el Parlament al partido, en concepto de asesoría, que no se presupuestó, y que figura a la vez como gasto e ingreso. En esa misma entrevista, el dirigente de Ciudadanos reconoció que hay "errores" en las cuentas del partido de 2014 y que el nivel de transparencia de la formación es "mejorable".

Más sobre este tema
stats