Crisis de los refugiados

Concentración contra el acuerdo entre UE y Turquía: “Ningún ser humano es ilegal”

Concentración con el acuerdo UE-Turquía: “Ningún ser humano es ilegal”

Bajo la consigna "Contra un acuerdo ilegal e inmoral", 5.000 personas, según los organizadores, se concentraron este miércoles en la Puerta del Sol, en Madrid, para instar al Gobierno a rechazar el preacuerdo entre la UE y Turquía, que hará que los inmigrantes y refugiados que lleguen a Grecia sean devueltos a suelo turco, y que se debatirá en el Consejo Europeo este jueves y viernes. Las manifestaciones se repitieron en las capitales de provincia del resto de España, y en las principales ciudades. 

La protesta se desarrolló después del consenso de todos los grupos parlamentarios del Congreso, que pidieron este miércoles al Gobierno en funciones que exija en Bruselas el respeto de los derechos de los solicitantes de asilo y rechace las expulsiones colectivas.

El acto lo abrió la cantante y activista Cristina del Valle, encargada de leer el manifiesto de la concentración: "Estamos aquí para denunciar la indignidad, para denunciar un acuerdo ilegal e inmoral que nos negamos a aceptar. Es vergonzoso y vulnera la Carta de Derechos Humanos", sentenció. Junto a ella, completó el discurso Ahmed Abuzubaida, un refugiado palestino, que entre los aplausos de los asistentes, proclamó que "la Unión Europea debe dejar de vender armas a países que violan los derechos humanos, como Siria o Israel".

En el acto participaron más de cien sindicatos, asociaciones y partidos políticos, entre ellos CCOO, UGT, USO, Podemos, PSOE e IU. Entre los representantes de los principales partidos y sindicatos estuvieron presentes el coordinador general de IU, Cayo Lara; el diputado de IU-UP, Alberto Garzón; el secretario de Organización del PSOE, César Luena; la secretaria de Inmigración del PSOE, Eva Matarí; el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral; y los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Josep María Álvarez

El coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, declaró a los medios que el Gobierno de España debería ejercer el derecho de veto en el Consejo Europeo, porque "se está hablando de violación de los derechos humanos". Por su parte, Alberto Garzón afirmó que el comportamiento de la Unión Europea es "absolutamente despreciable" y "criminal".

El nuevo secretario general de UGT, Josep María Álvarez, sentenció que la población española "ni es racista ni xenófoba", sino que el sentimiento mayoritario es de solidaridad, y que con él debería coincidir la acción del Gobierno.

Los manifestantes cerraron la protesta gritando proclamas como "Ningún ser humano es ilegal" o "Europa no respeta los derechos humanos".

Todos los grupos del Congreso pactan la posición que Rajoy llevará a Bruselas sobre los refugiados

Todos los grupos del Congreso pactan la posición que Rajoy llevará a Bruselas sobre los refugiados

Más sobre este tema
stats