Coronavirus

Los contratos de Ayuso para sanitarios en Madrid: unos, temporales para las primeras semanas, otros, por InfoJobs

Personal médico del hospital 12 de Octubre de Madrid aplauden durante un concierto brindado por la banda de la Policía Municipal, en homenaje a los trabajadores sanitarios.

La Comunidad de Madrid se situó desde el principio como el epicentro de la crisis sanitaria que el covid-19 ha provocado en España. Según los datos ofrecidos este miércoles por el Ministerio de Sanidad, la región ya ha registrado más de 59.000 casos positivos y acumula, además, más de 7.500 fallecidos. Sin embargo, y a pesar de que las cifras continúan siendo dramáticas, la comunidad parece que empieza a ver algo de luz al final del largo túnel de la pandemia.

Una de las tres morgues que se habilitaron para hacer frente al alto número de víctimas mortales ya ha cerrado sus puertas y los hospitales ya no están sometidos a la misma presión que tenían hace algunos días. Por eso muchos de los contratos que hizo la región a profesionales sanitarios a los que se destinó a la primera línea de batalla contra el coronavirus penden de un hilo. Así lo denuncian algunas organizaciones sindicales, que critican que no se renueven los contratos de los considerados héroes del covid-19. Sin embargo, en paralelo, la Comunidad de Madrid ha firmado un convenio "para la puesta a disposición a los centros sanitarios de candidatos interesados en colaborar con la Consejería de Sanidad". El problema ha sido quién ha estampado su firma junto al Ejecutivo regional: el portal de empleo InfoJobs. "Es una forma encubierta de enchufismo y de privatizar las reglas del juego", critica Jesús García, portavoz del Sindicato de Enfermería Satse Madrid, que señala que, de este modo, se rompe la norma básica de igualdad, mérito y capacidad que rige el acceso a la función pública.

Los números dibujan en Madrid —y en el resto de España— un horizonte, al menos, esperanzador. Por eso, ahora surge una pregunta:  ¿qué ocurre con todos los profesionales que contrató la Comunidad para hacer frente a los días de mayor presión hospitalaria? Según los datos de CCOO y de Satse Madrid, los centros sanitarios de la región contrataron a alrededor de 10.000 personas que se colocaron en primera línea de batalla contra la enfermedad. Lo hicieron en los hospitales, en el SUMMA 112 y en la Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). Sin embargo, todos ellos se incorporaron a su puesto de trabajo con una fecha de inicio y, también, con una de fin. Y en la mayoría de casos, según CCOO, esa fecha de fin no será pospuesta. Así lo comunicó la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en la Mesa Sectorial celebrada la semana pasada por videconferencia. El sindicato no ha dudado en criticar la decisión. A su juicio es "indecente". García también lo denuncia. Según explica, otras comunidades también recurrieron a sanitarios de urgencia para hacer frente a la crisis. Pero con contratos de tres a seis meses. "Eso es lo que hemos pedido nosotros", dice. Pero no ha sido así, lamenta. 

Por ejemplo, según CCOO, los contratos de las Islas Baleares son de seis meses y, de momento, no se ha rescindido ninguno. En Castilla-La Mancha, por su parte, se está planteando renovarlos incluso hasta el final del verano o dar preferencia en las contrataciones a la gente que ha trabajado durante el periodo de alarma. Y en Euskadi, más concretamente en Gipuzkoa, se están renovando hasta octubre. 

En Madrid, tal y como publicó CCOO, la Comunidad "se escuda en la prórroga de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid 2019 y asegura que 'no hay posibilidad presupuestaria para mantener esos contratos más allá de la fecha estipulada en cada uno de ellos". La Consejería de Sanidad, por su parte, asegura a infoLibre que "en la Mesa Sectorial se trasladó a los representantes sindicales que los contratos realizados son de refuerzo para la gestión de la presión asistencial por covid-19, y que se renovarán en función de la presión que tengan los centros y de la situación epidemiológica del momento". "Inicialmente la mayoría de estos contratos se hicieron hasta mayo y junio y en el momento de su fecha de finalización se analizará la situación existente", añaden las fuentes del organismo. 

"Los contratos que se han hecho y que se han estado haciendo durante toda la pandemia son contratos que caducan a finales del mes de mayo o a finales del mes de junio", dice Julián Ordoñez, secretario de Sanidad de FeSP-UGT Madrid, que apunta a que estos "no son contratos de corta duración, salvo aquellos que se han hecho por sustitución de las bajas". En cualquier caso, añade, su organización ha pedido que los contratos se prolonguen "hasta final de año". "Pero la respuesta ha sido que se procedería según las necesidades y dependiendo de cómo esté la situación en el momento de renovar", continúa. " Nosotros lo que queremos es que esto sirva para que haya unas plantillas ajustadas a las necesidades que realmente se tienen", señala. Porque desde los años de recortes, dice, han estado muy mermadas. 

Victoriano Vela, secretario de acción sindical y jurídica de CNT, también denuncia lo que él considera como "una falta de respeto" hacia los trabajadores. "Se ha contratado a profesionales en un momento de alarma en el que hay que superar una crisis. Estos trabajadores han hecho el esfuerzo de superarla y, en lugar de mantenerlos en su puesto hasta que esté controlada la situación, no se les renueva el contrato. Es un pago bastante vergonzoso", denuncia.

Es algo parecido a lo que les ocurre a María y Elena (que utilizan nombres ficticios porque prefieren no dar el suyo). Ambas están terminando su segundo año de formación y, por tanto, su etapa de residentes en el hospital madrileño de La Paz. Pero tuvieron que dejar sus labores cotidianas para centrarse en la crisis del coronavirus. María desde una de las plantas del hospital y Elena desde las urgencias. Pero saben que lo harán hasta mayo. A partir de ahí, que es cuando finaliza su contrato, no saben qué ocurrirá.

Profesionales que también harán falta cuando pase el covid-19

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) también incide en la necesidad de prorrogar estos contratos y critica duramente que no se haga. Por una cuestión que incluso va más allá de la crisis del covid-19 y que tiene que ver con una pregunta que ronda la cabeza de casi todos los españoles: ¿qué pasará después? En los centros sanitarios, según Julián Ezquerra, secretario general de la organización, seguirán haciendo falta manos. "Hay que continuar con este personal que se ha contratado por varias razones", explica desde el otro lado del teléfono. "No sabemos cómo se comportará el covid-19 en el corto y medio plazo, pero retomar la actividad normal en la asistencia sanitaria teniendo en cuenta las listas de espera que ya había antes y las que se habrán generado ahora va a requerir que no disminuyamos la actividad" sanitaria, dice. "No podemos prescindir de ellos ahora porque también hay que tener en cuenta el derecho al descanso y a las vacaciones de los sanitarios que están trabajando. No podemos recortarles las vacaciones, bastante han hecho", dice. Y con esa premisa, Ezquerra ha enviado una carta al consejero de sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero. 

La Sociedad Española de Medicina Intensiva Critica y Unidades Coronarias (Semicyuc) y la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (Seeiuc) elaboraron hace semanas un plan de contingencia para poner sobre la mesa los escenarios en los que el covid-19 podría situar al sistema sanitario español y cómo afrontarlos para que las consecuencias de ese colapso que aun estaba por venir no fueran tan devastadoras. Y el primer escenario, que ya se superó, indicaba que toda la cirugía programada —excepto la preferente— quedaba cancelada. Todas esas operaciones, por tanto, tendrán que esperar. Y la previsión que hace Amyts es que llevarlas a cabo también someterá a los profesionales sanitarios a una fuerte presión. 

Y más si se tiene en cuenta que toda esta actividad se sumará a la que ya se encontraba en lista de espera antes de que el coronavirus irrumpiera con fuerza y monopolizara casi toda la actividad asistencial. Según los datos del Sermas recogidos por CCOO, en el mes de febrero la lista de espera para una operación quirúrgica acumulaba a más de  78.000 pacientes, la de consultas especializadas a más 453.000 y la de personas que esperaban para realizarse una prueba diagnóstica a más de 152.000. 

"Las listas de espera van a aumentar después de dos meses de parón y va a haber otra vez una carga asistencial importante que va a llegar con unas plantillas sobresaturadas", denuncia Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, que asegura que su organización se posicionará también en contra de la no renovación de los contratos. "Se va a producir cuando más se va a necesitar a los profesionales porque va a ser cuando se vuelva a atender a toda la población que hemos dejado de atender durante la pandemia", indica a infoLibre. 

Mientras no se renuevan los contratos... la Comunidad firma un convenio con InfoJobs

En medio de esta situación, el pasado jueves 17 de abril el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid recogió un convenio firmado por el Ejecutivo regional e InfoJobs. El documento plasmaba el acuerdo por el que el portal de empleo publicaría las ofertas de trabajo destinadas a sanitarios interesados en comenzar a trabajar en los centros de la región. Pero esto no ha gustado tampoco a las organizaciones sindicales, que critican duramente que el Ejecutivo no haya recurrido a la bolsa pública de empleo y haya firmado un acuerdo con la empresa privada. Y es que, a su juicio, así se rompe la norma básica de igualdad, mérito y capacidad que rige el acceso a la función pública. La Consejería de Sanidad, no obstante, justifica su decisión asegurando a este diario que "las bolsas de empleo están ya agotadas". 

Sin embargo, Eduardo Gutiérrez, diputado y portavoz de Empleo de Más Madrid en la Asamblea autonómica, muy crítico con la decisión adoptada por el Gobierno de Ayuso, asegura a infoLibre que le consta "que este convenio ha sentado muy mal en los equipos del SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal), que han mostrado recientemente una eficaz y rápida capacidad para materializar 3.300 contrataciones sanitarias, a través de oficina pública empleo de Moratalaz, que las ha centralizado". En cualquier caso, según dice, antes que con InfoJobs se podrían "haber firmado convenios con organizaciones médicas o incluso con ONG sanitarias". 

"Lo que se busca" con la firma de este convenio "es razonable. Se trata de centralizar todas las ofertas y las demandas de empleo en un solo punto. Y eso era necesario. Otra cosa es que no estemos de acuerdo con que esto no se haya llevado a cabo desde el ámbito de lo puramente público", explica Ordoñez que, no obstante, recalca que, al menos, el contenido del acuerdo tiene fecha de fin, pues está supeditado a la duración de la pandemia. Cabrera, por su parte, se muestra más crítico. Explica en conversación con este periódico que el contenido del acuerdo ni se ha negociado ni era la única alternativa, puesto que existen las bolsas públicas de empleo. 

Para García la cuestión es todavía más grave. "Hay unas reglas del juego firmadas por las organizaciones sindicales", dice, que ahora se rompen. "Es una auténtica privatización. Se da empleo para un hospital público a partir de una empresa privada. Entonces ¿para qué están las bolsas de empleo?", se pregunta. Mediante este sistema, dice, se prioriza la capacidad y los méritos de los profesionales, no una serie de criterios que se desconocen y que solo dependen, dice, de lo que quiera establecer InfoJobs, lo que califica de "auténtica atrocidad". 

Sin embargo, tanto Satse como CCOO aseguran que, por el momento, desconocen si las condiciones bajo las que se contratará a los profesionales que lleguen a un puesto de trabajo a través de InfoJobs serán diferentes a las de los contratados previamente. 

Los 'plantones' de Ayuso a Sánchez dividen al PP: "Da munición extra a la izquierda"

Los 'plantones' de Ayuso a Sánchez dividen al PP: "Da munición extra a la izquierda"

Más sobre este tema
stats