LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Crisis del coronavirus

Los 'plantones' de Ayuso a Sánchez dividen al PP: "Da munición extra a la izquierda"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, habla desde su escaño de la Asamblea.

Por exceso o por defecto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha convertido en la protagonista de casi todas las conferencias telemáticas que el presidente del Gobierno ha mantenido con los representantes de los ejecutivos autonómicos. En ocasiones ha llegado tarde, otras veces le ha fallado la tecnología y, como ocurrió este domingo, tomó la palabra y se fue sin escuchar las propuestas del resto de comunidades autónomas porque tenía comprometida su presencia en una misa por las víctimas del covid-19 en la catedral de la Almudena. Su actitud ha irritado en la Moncloa, pero también a sus homólogos de otras comunidades autónomas.

Y en el Partido Popular, la formación a la que pertenece, episodios como los narrados no son vistos con buenos ojos por todos los sectores de la formación. "Como presidenta de la Comunidad de Madrid, una región que acapara gran parte del foco político y mediático, cualquier gesto tiene repercusión, y llega a dar munición extra a la izquierda", reflexiona un veterano dirigente en conversación telefónica con infoLibre.

Cargos del PP madrileño recuerdan que gran parte de la estrategia de Ayuso, la de hacer oposición a Pedro Sánchez desde el altavoz que le da la Presidencia de la Comunidad de Madrid no es nada nuevo en el partido. Así, recuerdan que es la misma que desplegó la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, ya fuera de la política, en los años del socialista José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa.

"Está claro que uno de sus objetivos es liderar la confrontación con el Gobierno central", sentencia uno de estos cargos. Y añade: "Esto puede ser positivo en unos momentos y, en otros, ser negativo". "Un arma de doble filo", resume.

Los madrileños, sin representación

En la columna del saldo de negativos, este dirigente incluye los plantones a Sánchez en las conferencias de presidentes. Porque, defiende, cuando Ayuso llega tarde a la cita por haber ido antes al aeropuerto de Barajas a presenciar cómo llegaba un avión con material para los sanitarios su silla vacía no es sólo un mal gesto hacia el presidente del Gobierno. Lo es hacia el resto de presidentes autonómicos también convocados y hacia los ciudadanos a los que representa como presidenta de la Comunidad de Madrid.

En ninguna de las ocasiones en las que no acudió a la reunión entera, desde la Presidencia de la Comunidad de Madrid se propuso que otro miembro del Gobierno ocupase la vacante. El vicepresidente regional es Ignacio Aguado, miembro de Ciudadanos. La relación entre ambas formaciones, socias en el Ejecutivo regional, no atraviesa su mejor momento.

¿Un guiño al electorado más conservador?

Pero la estrategia de Ayuso también tiene sus defensores dentro del PP. Hay quienes creen que Sánchez necesita un contrapeso institucional y que ese lo proporciona la presidenta de la Comunidad de Madrid. Los que así opinan consideran, además, que un sector importante del electorado que vota el PP en Madrid apoya esta estrategia de confrontación de la presidenta regional. Un estilo muy diferente al que está poniendo en práctica, por ejemplo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Tanto Ayuso como el regidor municipal fueron dos apuestas personales de Pablo Casado. "En ambos casos, el presidente nacional apoya las respectivas gestiones que llevan a cabo en sus instituciones", valora un diputado.

A vuelta con los pactos

Este miércoles, 29 de abril, Ayuso comparecerá en la Asamblea de Madrid. La idea es un pleno monográfico sobre la crisis del covid-19 en el que la presidenta explicará la gestión de la pandemia que han hecho desde el Gobierno regional y responderá a las preguntas de la oposición. La última vez que la presidenta compareció en la Cámara regional fue la semana pasada, el viernes, cuando se celebró una sesión presencial de control al Ejecutivo madrileño. Sólo acudieron los parlamentarios que tenían que preguntar o responder. La idea es que se hubiera celebrado un día antes de forma telemática, pero "problemas técnicos" lo impidieron.

Desde los partidos de la oposición se quejaron de que este primer pleno no se hubiese celebrado de forma presencial, con un aforo muy reducido, cuando la presidenta Ayuso había tenido agenda pública en los días previos.

La semana pasada, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo un ofrecimiento a Casado en sede parlamentaria: el de extender el clima de pactos que pretende inaugurarse en una comisión para la reconstrucción en el Congreso de los Diputados a las comunidades autónomas, gobierne quien gobierne. El líder del principal partido de la oposición fue muy esquivo para acabar admitiendo al final de la jornada que el PP siempre estará abierto al "diálogo", pero que ese diálogo tiene que ser siempre en la Cámara Baja.

Pese a que otros barones del PP como Juanma Moreno, que gobierna en Andalucía en coalición con Ciudadanos, o el presidente de Castilla y Léon, Alfonso Fernández Mañueco, se han mostrado dispuestos al pacto, Ayuso sigue la estela de su jefe de filas y no ha cogido el guante que le lanzó el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, el mismo día que Sánchez lanzaba la oferta en el Pleno.

En el entorno de Ayuso no creen que la propuesta de los socialistas sea sincera. Pero desde el otro ala del Gobierno regional, la que lidera Ciudadanos, Ignacio Aguado se ha mostrado abierto a un futuro pacto de presupuestos con el PSOE y se ha agradecido a Gabilondo que "tendiera la mano".

Dirigentes del PP de Madrid creen que Ayuso podría "explorar la verdadera disposición del PSOE al acuerdo" intentando implicar a Gabilondo en unos Presupuestos para la reconstrucción, de la misma manera que va a hacer Sánchez con Casado en la esfera nacional.

Traslado al Senado

Directo | La cifra diaria de fallecidos repunta hasta los 325 con más 2.000 nuevos contagios detectados

Directo | La cifra diaria de fallecidos repunta hasta los 325 con más 2.000 nuevos contagios detectados

En la conferencia de presidentes de este domingo en la que Sánchez alteró el orden de intervención de los líderes regionales ante la petición de Ayuso de adelantarse para poder ir a misa, ésta pidió que este tipo de foros se celebren en la Cámara Alta. "Es en el Senado donde, ante los ciudadanos, ante los medios y entre nosotros, podemos hablar de la misma manera que en las videoconferencias pero en el organismo correspondiente", dijo. La petición fue secundada por otros presidentes autonómicos del PP y contaba con el respaldo del propio Casado.

Este jueves se celebra en el Senado la Comisión General de Comunidades Autónomas. Este órgano debatirá sobre la crisis del coronavirus. La idea del PP era forzar la comparecencia de Sánchez. Pero no han tenido éxito. Ayuso, en principio acudirá. También lo harán los presidentes autonómicos de Castilla y León, Murcia y Ceuta. Pero no habrá ningún socialista.

Desde el PSOE, su portavoz en el Senado, Ander Gil, acusó este martes al Partido Popular de forzar la convocatoria de esta comisión en período de alarma para que "alguna presidenta" utilice la Cámara Alta como "elemento de desgaste" contra el Gobierno. Se refería a Isabel Díaz Ayuso.

Más sobre este tema
stats