LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El día a día de la ley trans y el 'sólo sí es sí' tras un año: ni fraude en los registros ni rebajas de penas diarias

39º Congreso Federal del PSOE

Cristina Narbona será la presidenta del PSOE

Narbona y Sánchez, en el centro, en un acto de la campaña de las primarias.

Ibon Uría

La exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona será la presidenta del PSOE. Narbona, actualmente consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), aceptó este sábado la oferta del secretario general, Pedro Sánchez. Mujer respetada e implicada personalmente en la redacción del documento político de la campaña sanchista, Narbona está muy vinculada a causas relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático. El líder socialista consideraba que era la mejor opción para la Presidencia, y esa es la oferta que le hizo en dos ocasiones tras las primarias del 21 de mayo. Este viernes ambos mantuvieron una larga reunión en Ferraz para despejar las últimas dudas de la exministra.

Sánchez avanzó ya hace días que quiere renovar el diseño de la dirección del partido, donde no tendrán cabida los barones territoriales. Su intención es que sea intergeneracional, paritaria y de integración, y que esté integrada por figuras reconocibles en cada área, con buenos perfiles profesionales y que puedan convertirse en referentes. Se da por segura la entrada de colaboradores próximos como José Luis Ábalos, Adriana Lastra o Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Además, ha ofrecido a Patxi López ocupar un puesto "potente" y ha propuesto al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que se encargue de la portavocía del órgano.

En cuanto a la Presidencia del partido, Sánchez contactó con Cristina Narbona después de recuperar la Secretaría General el 21 de mayo, y le ofreció el puesto. La exministra, en esa primera ocasión, declinó su oferta, pero Sánchez insistió y esta segunda vez Narbona aceptó estudiarlo. Según fuentes consultadas por infoLibre, la decisión de aceptar se produjo tras la reunión de este viernes, que comenzó a las 10:45 en Ferraz y se prolongó más de dos horas. Al concluir acordaron no comunicar nada hasta hablar con terceras personas afectadas por la propuesta. Los temas clave fueron el futuro del actual cargo de Narbona, su equipo, el contenido del que Sánchez pretenda dotar a la Presidencia y los nombres de responsables de algunas áreas de la Ejecutiva. 

Cargos incompatibles

Sánchez, de acuerdo con cargos preguntados por este diario, se mostró en principio dispuesto a que Narbona compatibilizara su actual puesto en el CSN con el de presidenta del PSOE, pero ella lo considera "completamente incompatible" por una cuestión de "coherencia". Además, el documento de la candidatura del hoy líder, por ejemplo, pedía avanzar hacia el principio de "una persona, un puesto", y la exministra socialista cree que tanto el CSN como la Presidencia del PSOE son dos posiciones de la máxima importancia que deben ser atendidas en exclusiva, siempre de acuerdo con lo indicado por fuentes del PSOE.

Así, antes de aceptar definitivamente la propuesta del secretario general, Narbona repasó con él los posibles nombres para sucederla en el Consejo de Seguridad Nuclear, al que accedió en diciembre de 2012. En el entorno de la exministra señalan que es un órgano "complicado" y que desarrolla una labor "fundamental", por lo que la dirigente socialista, experta también en temas sobre energía, deseaba que en el consejo recalase alguien que siguiera desarrollando la tarea que ella ha venido desarrollando en los últimos años. También le preocupaba el futuro del equipo de colaboradores que ha mantenido hasta ahora.

Aportar, no figurar

El segundo asunto que abordaron este viernes es el contenido de la Presidencia del partido. Narbona no tendrá área en la Ejecutiva, pero según dirigentes cercanos ella no quiere ser un "florero", sino "aportar". Los reglamentos del PSOE no regulan con demasiada precisión la función del presidente, y se limitan a indicar que le corresponde ostentar la "representación oficial del partido" y presidir y moderar las reuniones de la Ejecutiva y los actos oficiales que esta organice. Narbona planteó este viernes a Sánchez que le gustaría que su nuevo puesto tuviera verdadero contenido en esta etapa.

Narbona, además, quería conocer los nombres de los que Sánchez se rodeará en la Ejecutiva. Algunos de los afines a Sánchez cuya entrada en la dirección se da por segura, como José Félix Tezanos, Manuel Escudero o Carmen Calvo, son del agrado y confianza de Narbona, que podría "entenderse bien" con ellos, señalan los cargos consultados por este diario. Ella ya fue una de las personas más activas en la confección del programa de la candidatura, y desea que esos colaboradores, varios de ellos con muchos años de experiencia en el partido, sigan ahora como miembros de la Ejecutiva que ella presidirá.

José Luis Ábalos será secretario de Organización del PSOE

José Luis Ábalos será secretario de Organización del PSOE

Puesto vacante

Tras la aceptación de Narbona este sábado, su nombramiento se oficializará durante el Congreso Federal que se celebrará entre el 16 y el 18 de junio. Ella será quien encabece la Ejecutiva, que se votará en la mañana del domngo. A día de hoy el cargo de presidente del PSOE está vacante. Su última titular fue la andaluza Micaela Navarro, que dimitió en septiembre de 2016 para intentar forzar la caída de Sánchez. Anteriormente, durante la etapa democrática, ocuparon el puesto José Antonio Griñán (2012-2014), Manuel Chaves (2000-2012) y Ramón Rubial (1976-1999). El fin de semana que viene, Narbona se convertirá en la segunda mujer presidenta en la historia del partido. Entre quienes más la han empujado a aceptar la presidencia está su pareja, Josep Borrell, quien también ha supuesto un apoyo clave para Sánchez durante su campaña de primarias. 

La dirigente socialista tuvo entre sus primeros cargos la Viceconsejería de Economía de la Junta de Andalucía (1982). En 1993 fue elegida secretaria de Estado de Medio Ambiente y Vivienda. Tras un breve paso por la política municipal madrileña, en 2000 se convirtió en la secretaria de Medio Ambiente de la Ejecutiva del PSOE. Fue diputada entre 1996 y 2000 y regresó al Congreso en 2004, cuando se convirtió en ministra. Abandonó el escaño en 2008 para ser nombrada embajadora de España ante la OCDE, y volvió a la Cámara baja en 2011. Renunció al acta por segunda vez en 2012, para irse al CSN. Casualmente fue Pedro Sánchez quien ocupó su puesto en el Congreso de los Diputados.

Más sobre este tema
stats