PORTADA DE MAÑANA
Ver
El fiscal general se apoya en la sentencia del 'procés' para desmontar las tesis de los fiscales díscolos

Asamblea fundacional

La descoordinación desinfla la oposición a la propuesta de Iglesias de no presentar listas de Podemos a las municipales

Pablo Iglesias, en su discurso de apertura de la asamblea ciudadana de Podemos, este 18 de octubre en el Palacio Vistalegre de Madrid.

“No todo lo que se llame de forma nueva es necesariamente nuevo” y por eso Podemos, si vence la propuesta política del grupo liderado por Pablo Iglesias, apoyará a los diferentes movimientos Ganemos tan sólo si cumplen con sus condiciones. Lo dejó claro Íñigo Errejón, miembro del equipo fundador del partido, durante la intervención en la que defendió la propuesta de no presentarse a las elecciones municipales. Y es que la respuesta de los opositores a esta idea, al contrario de lo que ocurrió en el debate organizativo, ha estado muy desorganizada.

“Lo fundamental es ser capaces de producir y de poner la inmensa energía e inteligencia política que Podemos ya ha construido con sus círculos en el territorio al servicio de candidaturas municipalistas, en las que por supuesto que vamos a estar”, señaló Errejón en respuesta a una pregunta realizada en el transcurso del encuentro que se está llevando a cabo este fin de semana en el Palacio Vistalegre de Madrid. Y, para eso, la idea del equipo promotor es clara: apoyar las iniciativas municipalistas que han surgido en estos últimos tiempos tan sólo si cumplen los supuestos que plantea Podemos y, en los sitios donde esto no sea así –o no existan iniciativas–, pilotarlas pero sin utilizar el nombre del partido.

Pero, ¿cuáles son estas condiciones? Errejón mencionó fundamentalmente tres: que todos los lugares de la lista se decidan en listas abiertas a la ciudadanía; que la candidatura no se convierta en una “sopa de siglas” ni “un conjunto de partidos de lo viejo”; y que la iniciativa no se configure como “una candidatura que aspire a unir al margen izquierdo del tablero, sino que le hable a la mayoría ciudadana de este país”. A eso se suma la condición de presentarse bajo la forma de agrupación de electores. “Si no se cumplen esas condiciones, una candidatura, se llame como se llame y tenga los votos que tenga, no es una candidatura de unión democrática y ciudadana”, remachó el dirigente, que afirmó que para Podemos “no vale cualquier cosa”.

Los contrarios a esta propuesta, descoordinados

Errejón quiso hacer un guiño a los críticos con la propuesta de no presentarse bajo la marca Podemos asegurando que “nadie va a poder copiar” que existan “círculos en todo el territorio, que haya ciudadanos haciendo política”. “Tenemos que construir un pueblo orgulloso, plurinacional, digno, libre soberano y constituyente”, señaló igualmente Errejón durante la exposición en la que defendió la propuesta política del equipo promotor, un discurso en el que calificó de “decisivo” el momento actual para el futuro del país. “Podemos ganar, pero sólo si nos atrevemos”, afirmó el dirigente, que también aseguró que no serán los “adversarios” de Podemos quienes marquen su estrategia electoral. “La estrategia es el arte de elegir las condiciones del enfrentamiento”, remachó.

Sánchez replica a Iglesias: “Mi adversario es Rajoy. Si soy el adversario para otros, ellos sabrán”

Sánchez replica a Iglesias: “Mi adversario es Rajoy. Si soy el adversario para otros, ellos sabrán”

Por el contrario, las opiniones que rechazan esta propuesta tuvieron poco peso precisamente por su descoordinación. Si bien en el ámbito organizativo hubo un equipo –el dirigido por los eurodiputados Pablo Echenique y Teresa Rodríguez tras la fusión de más de treinta documentos– que llevó la voz cantante de la oposición al modelo centralizado de Iglesias al plantear unas estructuras de carácter más asambleario, en cuanto a los documentos políticos no ha existido tal consenso. El grupo más organizado en este sentido ha sido Construyendo Pueblo, que en su propuesta política sostiene que "si hay que desalojar a la casta, hay que empezar por uno de sus principales escondrijos: la administración local".

"Obviar las elecciones municipales y autonómicas sería olvidar […] las aspiraciones e ilusiones de centenares de miles de personas que ven en esos comicios la primera gran ocasión de comenzar a desalojar de las instituciones a la casta”, afirma la propuesta de este equipo.

Pero el debate sobre el documento político no sólo ha girado en torno a los comicios: otros colectivos también hicieron hincapié en la necesidad de abrir un proceso constituyente y conformar "un país desde abajo y para los de abajo”. Y un argumento recurrente en varios grupos ha sido la lucha de la clase obrera, cuya sola mención ha arrancado los aplausos y vítores del público presente en Vistalegre. El grupo promotor tampoco se ha olvidado de mencionarlo: “Ellos están cómodos con la división entre la izquierda y la derecha”, afirmó Errejón. “Pero estamos de pie y tenemos la oportunidad de recuperar un país que nos han robado demasiadas veces”.

Más sobre este tema
stats