La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

Colegio de Economistas

Los economistas de Madrid eligen nueva cúpula tras un mandato marcado por las ‘tarjetas black’

El decano saliente del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo.

Los economistas de Madrid están llamados este miércoles a elegir la nueva junta de gobierno del Colegio de Economistas de Madrid, una institución salpicada por el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid pues el decano saliente, Juan Iranzo, es uno de los 83 exconsejeros y exdirectivos de la entidad financiera que utilizaron la tarjeta B de la entidad para realizar gastos privados. En su caso, hizo un gasto de 46.800 euros, la mayoría en pequeñas compras. También está imputado en este caso el tesorero saliente, el ex secretario de Estado con José María Aznar Estanislao Rodríguez-Ponga, que cargó 255.400 euros a su visa opaca, 100.000 de ellos en El Corte Inglés, empresa en la que trabaja actualmente. 

La renovación –Iranzo no podía volver a presentarse porque lleva ya dos mandatos– pasa por las tres listas que concurren este miércoles. La primera, de corte continuista, la lidera Pascual Fernández, que en la actualidad es vicedecano segundo en la Junta presidida por Iranzo. La segunda es la denominada Economistas Profesionales y está encabezada por José María Lamo de Espinosa, que dejó su puesto en la actual dirección tras no conseguir la dimisión de Iranzo. La tercera es que la que se agrupan los Economistas por el Progreso, liderados por Juan Ignacio Bartolomé. El reto de convencer a los afiliados no se antoja fácil grado de desafección es tal que en las anteriores votaciones tan sólo participó el 13% de los afiliados. 

La campaña electoral tampoco ha estado exenta de polémica, con acusaciones de oscurantismo y "prácticas antidemocráticas incluidas". La candidatura Economistas por el Progreso ha denunciado que la actual junta del Colegio paralizó durante algunos días el envío de su propaganda electoral por considerarla no adecuada y que esta decisión, unida a la huelga de Correos, ha hecho que la documentación no hubiera llegado a muchos de los electores este martes. Otro aspecto polémico ha sido la fecha elegida para la elección. Tras resistirse a abandonar el cargo, Iranzo accedió a celebrar elecciones anticipadas, aunque lo anunció apenas dos días antes de la Semana Santa, lo que pilló con el pie cambiado a las otras dos candidaturas consideradas no oficialistas, que se han quejado de que han dispuesto de menos tiempo para preparar equipos y programas. 

El grupo continuista con la actual junta

Una de las tres listas que compiten por llevar las riendas del Colegio de Economista es la que lidera el ahora vicedecano, Pascual Fernández, y que es, por tanto, la que se puede considerar más continuista con la línea actual. De hecho, siete de los 17 miembros que propone forman parte del actual gobierno de la entidad. Fernández, que fue secretario de Estado de Medio Ambiente en el segundo Gobierno de Aznar, es en la actualidad catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Su candidatura, Profesionales e Independientes, tiene entre sus principales objetivos lograr una proyección exterior mayor y hacer más activa la institución. Además, apuesta por aumentar la colegiación a través de la formación y la mediación como mecanismo de resolución de disputas extrajudiciales, por ejemplo, en el caso de los concursos de acreedores o de auditorías externas encargadas por instituciones públicas y privadas. Fernández apuesta, además, por que el Colegio colabore en la puesta en marcha de la controvertida reforma que alarga las carreras, el llamado 3+2, y de cuya aplicación apresurada están en contra los rectores de las universidades públicas, así como los principales sindicatos y colectivos de alumnos. 

La candidatura progresista

Otra candidatura es la formada por los colectivos Economistas frente a la Crisis y Economistas sin Fronteras. Esta lista está formada, en gran parte, por profesores universitarios y tiene como unos de sus principales objetivos, según a explica a infoLibre una de sus miembros, Mónica Melle, que aumente la participación de la institución en la sociedad. "Nos gustaría que el criterio de los economistas estuviera más presente en el debate público, que pudiéramos participar activamente en la creación de los planes de estudio o poner en marcha planes de ayuda a los parados", señala esta docente.

Además, considera que sería positiva la presencia de miembros de la entidad en medios de comunicación o tertulias televisivas para aportar "conocimiento e ideas". A su juicio, esto es todo lo contrario de lo que ha ocurrido en los últimos años, porque la institución ha mantenido un "perfil bajo" y siempre alineado con la política del Gobierno. "Iranzo siempre ha querido ser el ministro de Economía de Rajoy y por eso ha actuado así", desliza. En este sentido, reivindica el cariz progresista de su candidatura, a la que avala haber criticado “desde la ciencia económica” las políticas “conservadoras” que se han puesto en práctica en España desde 2010. Y el objetivo es, por tanto, que vuelva el debate a una institución que, a su juicio, “ha estado completamente ausente y dormida” en un momento clave para la economía.

De puertas para adentro, este equipo pretende también aportar "más transparencia" a las cuentas del Colegio y apostar por la regeneración democrática con un código ético que haga obligatoria la dimisión en el caso de que el representante del colegio resulte involucrado en un caso de corrupción. También apuesta por recuperar una publicación en la línea de la revista Economistas que dirigió Emilio Ontiveros hasta 2011.

Los críticos con iranzo por las 'black'

Juan Iranzo dimite también como consejero de Red Eléctrica por el uso de las ‘tarjetas B’

Juan Iranzo dimite también como consejero de Red Eléctrica por el uso de las 'tarjetas B'

La tercera candidatura en liza es la que tiene por nombre Economistas Profesionales y que lidera José María Lamo de Espinosa, exmiembro de la junta saliente, que dejó su cargo el pasado octubre después de que Iranzo se resistiera a dimitir por el escándalo de las black. Su candidato, no obstante, busca distanciarse de la etapa anterior haciendo hincapié en la renovación del Colegio en un programa que tiene como eje vertebrador la defensa del ejercicio libre de la profesión. 

En declaraciones a infoLibre, Lamo de Espinosa insiste en que todos los miembros de su candidatura son "profesionales libres" –auditores, asesores fiscales, administradores concursales...– y que su principal objetivo es recuperar a los colegiados que se han dado de baja (unos 1.400 en los últimos cuatro años) así como evitar que la entidad sea "una plataforma de promoción política". En este sentido, considera que la institución no debería tener un gran papel mediático y que debería ceñir sus intervenciones de puertas para adentro a casos concretos y siempre que se expresen opiniones "técnicas y no políticas".

En este sentido, Lamo de Espinosa apuesta por la despolitización completa del Colegio e insiste en la necesidad de crear un régimen de buen gobierno al que deberán someterse los miembros de la futura junta para que "no vuelva a repetirse" lo que ha pasado con Iranzo y Rodríguez-Ponga. Asimismo, apuestan por hacer cambios en los estatutos para adaptar el proceso electoral y mejorar algunas figuras como la moción de censura, que según explican, ahora mismo “es casi imposible” de establecer, ya que para llevarla a cabo se exige un porcentaje superior al 20% de los colegiados.

Más sobre este tema
stats