La portada de mañana
Ver
Sánchez medita su dimisión y abre un debate sobre la campaña de acoso político, mediático y judicial

Caso Pujol

Una empresa de Oleguer Pujol recibió ocho millones desde las Islas Vírgenes para comprar un hotel en Canarias

El expresident de la Generalitat Jordi Pujol.

La empresa Eldersfield Investments Limited, domiciliada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas y cuyo accionariado no se conoce hasta la fecha, aportó 8,26 millones de euros en mayo de 2006 para la compra de un hotel en Canarias por parte de Servifonía Plus SL, una de las compañías españolas de la órbita de Oleguer Pujol –el hijo más pequeño del expresident de la Generalitat Jordi Pujol–, que investiga por blanqueo la Fiscalía Anticorrupción.

Los documentos oficiales a que ha tenido acceso infoLibre constatan que el nombre y la firma de Oleguer Pujol como administrador de Servifonía Plus SL quedaron estampados en los documentos que permiten seguir el rastro de la operación en otro territorio offshore más cercano: el de la isla de Guernsey, situada en el Canal de la Mancha y que mantiene intacto su estatus de paraíso fiscal bajo el paraguas del Reino Unido. En el hueco reservado a los representantes de Eldersfield aparecen en cada archivo dos firmas ilegibles bajo las siglas de otras tantas compañías de Guernsey sobre la que este diario aún no ha podido obtener información.

Es en Guernsey donde tiene su domicilio social Drago Real Estate Partners Limited, una de cuyas filiales, de nacionalidad holandesa, controla –según su propia versión– el 100% del racimo de mercantiles españolas que cuelgan de Drago Capital SL. Entre las compañías satélite de Drago Capital SL que son propiedad última de la compañía de Guernsey se cuenta Servifonía Plus SL.

Los documentos registrales de Guernsey a que ha tenido acceso infoLibre no sólo constatan que los ocho millones llegaron a España desde la sociedad caribeña sino que Eldersfield canjeó la deuda generada por acciones de Drago Real Estate Partners Limited.  No hubo ampliación formal de capital pero, en la práctica, la compañía de las Islas Vírgenes Británicas aumentó así su peso en el fondo de Guernsey.

La operación quedó articulada a través de dos créditos de 5,28 y 3 millones de euros concedidos el 9 de mayo de 2006 por Eldersfield a Servifonía Plus y a la luxemburguesa Pavane Investments SA, respectivamente.

Desde el 4 de julio de 2002, y según la denuncia de Anticorrupción, Pavane desempeña el papel de socio único de Drago Capital SL. La compañía luxemburguesa es una pieza más en el complejo entramado societario que permitió a las sociedades de la esfera de Oleguer Pujol acometer inversiones en España nada menos que por 3.000 millones de euros, entre ellas la adquisición de varios edificios emblemáticos del grupo Prisa, la de otros del Santander y 97 oficinas de la hoy extinta Caja Madrid.

Cinco cesiones de crédito en un solo día y canje por acciones

En un solo día, el 20 de julio de 2006, el crédito de tres millones fue cedido por Servifonía a Drago Capital SL, por ésta a Pavane Investments SA y, finalmente, por Pavane a Eldersfield, que es la que dos meses antes había prestado el dinero. Eldersfield, a su vez, le cedió en la misma fecha a Drago Real Estate Partners Limited los derechos de cobro de ese crédito y del de 5,28 millones, que había sido otorgado directamente a Servifonía el 9 de mayo de ese año.

La bola, por tanto, pasó de cubilete a cubilete pero sin abandonar nunca el tablero. A cambio de ceder el crédito a la compañía de Guernsey, la caribeña Eldersfield canjeó los 8,26 millones de deuda por 82.680,77 acciones de Drago Real Estate Partners Limited. Es decir, la misma cifra de la que era acreedor pero dividida por 100, dado que el valor nominal de la acción ascendía a 0,01 euros. Y cada título fue oficialmente pagado a un euro.

El porqué y para qué de esa alambicada operación se presenta todavía hoy como una incógnita. ¿El objetivo era que Servifonía pudiera desgravarse el pago de intereses del préstamo sin que, además, el dinero saliera nunca del circuito del grupo? ¿Perseguía el baile de cesiones de crédito ocultar al prestamista original?

De momento, no hay respuesta. La investigación está aún en ciernes. Y no se sabe si las indagaciones sobre Oleguer Pujol quedarán acumuladas a las que ya efectúa el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en torno a su hermano Jordi Pujol Ferrusola. Ni qué pasará cuando hoy, salvo viraje inesperado, el juzgado número 31 de Barcelona admita a trámite la denuncia presentada por Manos Limpias contra Jordi Pujol padre a raíz de su sorprendente pero vaga confesión del pasado viernes, cuando admitió que su familia ha tenido cuentas en el extranjero aunque atribuyó su origen a la herencia dejada por su padre. 

El 25% de la operación de compra del hotel

Aunque los papeles obtenidos por este diario no precisan el porcentaje de participación de Eldersfield en Drago, su contenido pulveriza la versión oficial que en enero de 2013 ofreció Drago Capital en su intento por desmarcarse del “fondo” de Guernsey. Porque, según Anticorrupción, Servifonía Plus compró en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) el hotel Costa Canaria el 24 de julio de 2006 por 30 millones de euros.

Y eso significa que Eldersfield financió más del 25% de la adquisición. Sea cual sea su peso accionarial en Drago Real Estate Partners, se destaca así como un inversor importante dentro del grupo. Y, sobre todo, como un inversor que hace de pantalla a no se sabe quiénes aún.

Convergència no se opondrá a la comparecencia de Jordi Pujol en el Parlament

Convergència no se opondrá a la comparecencia de Jordi Pujol en el Parlament

Para la compra, Servifonía recabó también –y así lo detalla el escrito de Anticorrupción– un crédito de 20,4 millones otorgado por el Royal Bank of Scotland. En 2007 una filial inmobiliaria del banco escocés ya figuraba como accionista de Drago Real Estates Partners Limited en Guernsey.

Entonces, Drago Capital envió un comunicado al diario El Mundo donde aseguraba que Drago Real Estates Partners Limited no guardaba más relación con su homónima española que la de compartir nombre. “Drago Capital SL, y Drato Real Estate Partners Ltd –decía el comunidado- no tienen absolutamente nada que ver la una con la otra, no coinciden ni los accionistas ni los administradores, no tiene la una en la otra ningún interés ni directo ni indirecto. Tan sólo tienen en común el nombre, ya que el Fondo Drago Real Estate Partners Ltd fue el primero que esponsorizó Drago Capital SL, como es costumbre habitual en el sector financiero”.

Según ese comunicado, la compañía de Guernsey Drago Real Estate Partners Limited nació en 2007. Los documentos relativos a la doble operación de préstamo para la compra del hotel Costa Canaria acreditan, en cambio, que un año antes ya estaba a pleno rendimiento

Más sobre este tema
stats